Pedro Roda, un actor con vena de pintor


Pedro Roda es un actor con el arte en sus venas. Tiene 45 años de edad y le ha dedicado 24 a la actuación. Su rostro todavía es recordado por Olegario, el mayordomo amargado que se la pasaba peleando con Fernando Escandón (Juan Pablo Shuk) en ‘Pasión de Gavilanes’.

Aunque el actor, pintor, músico, teclista, fotógrafo y cantante Pedro Roda le ha dedicado 24 años al oficio de la actuación y ha hecho toda clase de personajes, su rostro todavía es recordado por Olegario, el personaje de ‘Pasión de Gavilanes’ que interpretó hace 6 años. Y eso que en la ficción ha sido ejecutivo, abogado, policía, padre de familia, tendero y hasta cuidador de cementerios.

En este último rol, aparece actualmente en ‘Bella Calamidades’, donde interpreta a Don Pablo (el celador del cementerio, que se convierte en el amigo y confesor de Lola, la protagonista) y, si bien parece un personaje normal y sin trascendencia, su interpretación tiene algo que ver con los desenlaces, como le sucedió en ‘Pasión de Gavilanes’.

"He hecho de todo, pero últimamente me han dado más ese tipo de perfiles, debe ser porque los hago bien", dice. Y aunque Roda tiene motivos para mostrarse y venderse de otra manera, es hijo del artista Juan Antonio Roda y de la escritora colombiana María Fornaguera, le gusta mantener un bajo perfil y hacer simplemente lo que le gusta. "Eso incluye la pintura, la música, la fotografía y, por supuesto, la actuación, que es la única que he ejercido de manera profesional".

Trabajar con óleos y grabados no es un oficio con el que pretenda subsistir, pero sí lo hace por pasión e incluso ha expuesto en muestras colectivas con otros colegas de la actuación como Edmundo Troya, Gustavo Angarita, Talú Quintero, Ramiro Menéses, Carolina Trujillo y Gerardo Calero. "La última obra fue sobre fotografía digital intervenida, sobre ellas pinté con óleo y alcancé a vender algunas", recuerda.

Sin embargo y como la actuación es un oficio tan incierto, hace diez años montó una marquetería que atiende personalmente cuando no está grabando ninguna novela. "Como ahora", añade.

También se le recuerda por el grupo ‘Hora local’, el cual fundó y en el que cantó y tocó el teclado, se presentaba en bares y universidades. Pero ahora sigue con su negocio de marcos y cuadros mientras llega otro proyecto televisivo.