Parte II

Mariano descubre que
Dana es amante de Cristóbal

Mariano le confiesa a Dana que la fue infiel

Para averiguar más sobre Elisa; Cristóbal Rivas interroga a Lupita, la empleada de servicio de los Altamira. Mientras que, Gisela va a interrogar a Ricardo de la Fuente para preguntarle qué hizo la noche de la desaparición de Elisa, respondiéndola que estaba en la casa de su amiga Viviana. Investigándole, Gisela descubre que Ricardo fue deportado de España hace dos meses, y Ricardo le dice a Cristóbal que él fue deportado porque se le caducó la visa de trabajo. Debido a la separación de sus padres; Flor le exige a su madre Cecilia que sea clara por una vez en su vida y que le diga si volverá con su padre (Bruno), a lo que Cecilia es incapaz de responder. Después de extorsionar a Mariano amenazándole con decir a Dana que él es amante de Isabel; Mariano también amenaza a su cuñado con matarle si él cumple lo que dice. Pero, Mariano no quiere seguir soportando las amenazas de Bruno. Y Mariano le cuenta a Dana que él le fue infiel con otra mujer, pidiéndola que le perdone.

Dana quiere divorciarse de Mariano
Al enterarse de que Mariano la es infiel; Dana quiere saber con quién le ha sido infiel, y Mariano le dice que su amante es Isabel, su secretaria. Después de esto, Mariano le dice a Isabel que es mejor que terminen su relación sentimental y laboral, e Isabel lo entiende y decide alejarse para no hacer más daño al matrimonio Altamira. Después de enterarse que su marido le era infiel; Dana pregunta a su empleada Lupita sobre el asunto, contándola que Elisa estaba muy triste por ella porque sabía que su padre tenía una amante. Y furiosa, Dana va a ver a Isabel para exigirla que la explique qué pasó entre ella y Elisa, cuando su hija descubrió que ella era amante de su padre, preguntándola si eso tuvo algo que ver con el falso certificado médico que ella la consiguió. Y para evitar el escándalo en la empresa, Cecilia se lleva a Dana. Y Cecilia le hace creer a Dana que ella no sabía que Mariano era amante de su secretaria. Acto seguido, Dana le pregunta a Cristóbal, la única persona en la que confía, si él sabía que Mariano tenía una amante. Y Dana le recrimina a Cristóbal que no la haya contado que a lo largo de su investigación descubriera eso y no la contara nada a ella. Y Cristóbal le explica a Dana que no es su estilo romper matrimonios y que no quería verla sufrir. Por otra parte, Ricardo le confiesa a José Ángel que a él le deportaron de España cuando su ex novio le denunció porque no tenía los papeles en regla, y éste enfureció al enterarse de que Ricardo le fue infiel con José Ángel. Y en ese momento, José Ángel se da cuenta de que Ricardo le hizo creer que volvería a España para ver su reacción. Y Gisela sigue investigando a Ricardo y se da cuenta de que él mantiene una relación extraña con José Ángel, el esposo de la mejor amiga de Ricardo. Por esto, la policía comienza a investigar también a José Ángel. Más tarde, Cecilia le cuenta a Bruno que su plan para delatar a Mariano ante Dana no funcionará porque él se lo contó todo a Dana. Y Bruno quiere denunciar a Mariano por robarle su proyecto de las dos torres y excluirle. Mientras tanto, Dana no quiere seguir pasando por una idiota y le dice a Mariano que, cuando aparezca su hija Elisa, ella quiere el divorcio. Y Mariano intenta convencerle a Dana de que deben superarlo y seguir con su matrimonio, pero ella no está dispuesta a perdonarle ese engaño.

Dana y Cristóbal hacen el amor
Mariano está furioso y cree que su hermana Cecilia se confabuló con Bruno para poder conseguir que le incluyan nuevamente en el proyecto de las torres. Y Mariano comienza a golpear desesperadamente Bruno, advirtiéndole que se vengará de él por haberle extorsionado con contar a Dana que tenía una amante. Por la noche, Dana llama por teléfono a Cristóbal para citarse con él al día siguiente. Y Dana se encierra en su cuarto para dormir sin Mariano. Después de enterarse por la policía que Ricardo fue deportado de España porque no tenía papeles, Viviana va a hablar con su amigo Ricardo, que le explica que se inventó una vida en España para impresionarla y, como ella no soporta que la engañen, ella se pone furiosa con él. Y Ricardo le pide disculpas a Viviana por no contarla la verdad. Y Viviana le perdona, pidiéndole que no vuelva a mentirla. En la cita en el apartamento de éste, Dana y Cristóbal se besan por segunda vez y acaban haciendo el amor. Después de que despidieran Isabel de la empresa Altamira; Bruno decide contratar como su secretaria a Isabel en su taller, donde también trabaja Viviana y Ricardo. Y Viviana piensa que su cuñado Bruno contrató a Isabel para molestar a Mariano. Proporcionándole el dinero que pida para que puedan construir las torres; Bruno no acepta el dinero de Mariano dejando muy claro que él debe de estar en ese proyecto para que se lleve a cabo. Por su parte, Dana recibe una carta de su hija Elisa, en la que la dice que la extraña y que la quiere mucho, advirtiéndola de que la tratan bien y que, si hacen todo lo que dicen, ella podrá ser libre. En la comisaría, Cristóbal y Dana se besan apasionadamente, y Gisela les descubre.

Elisa se comunica con su madre para el rescate
A pesar de estar separados, Bruno y Cecilia hacen el amor en el sofá de la oficina de éste, ya que Cecilia lo que quiere es seducir a Bruno para que regrese a la casa y sigan siendo la familia feliz que aparentaban ser, pero Bruno no quiere seguir guardando las apariencias y se opone a regresar con ella. Y a la mañana siguiente, Cecilia le dice a Nicolás que ella podría regresar con su esposo porque por la noche hizo el amor con Bruno, consiguiendo que Nicolás sienta celos. Al ver a Cristóbal besándose con Dana; Gisela siente celos. Después de enterarse de que Isabel será ahora la secretaria de Bruno, Mariano va a enfrentar a Isabel, que le deja muy claro que va a trabajar con Bruno porque es el primer trabajo que encontró después de que él la despidiera. A escondidas de su esposa Viviana; José Ángel va a ver a Ricardo para pedirle que sean discretos con su relación amorosa porque no quiere romper su matrimonio. Y poco después, José Ángel y Ricardo hacen el amor. Mientras que, Cecilia le cuenta que Mariano y Dana tienen problemas porque ella descubrió que él la era infiel con su secretaria Isabel. Y después, Viviana enfrenta a Isabel y la echa del taller donde ella trabaja con Bruno. Por su parte, Dana recibe una llamada telefónica de su hija Elisa, que la dice que hoy es el día y que deben preparar todo para su rescate, pidiéndola que vaya sola con el dinero porque amenazan con matarla si va con policía.

Dana es víctima de un engaño del secuestrador de Elisa
Con la ayuda de Cristóbal, que la está guiando a través de un pinganillo y un micrófono, Dana va hasta donde la citaron los secuestradores de su hija Elisa para entregar una gran suma de dinero a cambio de la libertad de Elisa. Pero, Dana recibe un mensaje de texto a su teléfono, en la que dicen que saben que la están rastreando, pidiéndola que se deshaga del rastreo de la policía. Y el secuestrador se lleva el dinero, pero en ningún momento le devuelven a Elisa. Al perder la pista de Dana; Mariano se pone furioso con Cristóbal por no poder obtener la comunicación, pero Cristóbal también se pone furioso y le pide a Mariano que se calle y que esperen hasta poder recibir alguna noticia. Y Cristóbal le sigue el rastro a Dana y la encuentra en la casa de Sierra Nevada, donde tuvieron secuestrada a Elisa. Y Dana esta desesperada esperando a su hija Elisa, que nunca apareció, a pesar de que el secuestrador se llevó el dinero que les pidió.

Mariano ahora es sospechoso de haber secuestrado a su hija
Como Santiago estuvo fuera de su casa cuando Dana intentó recuperar a su hija Elisa; Cristóbal comienza a sospechar que Santiago es quién tiene a Elisa, exigiéndole furioso que le diga la verdad. Y por esto, Cristóbal comienza a sospechar que Elisa podría estar detrás de su propio secuestro. A pesar de estar distanciados, Bruno le muestra a Dana y Mariano todo su apoyo, ya que les ve realmente mal al no haber recuperado a Elisa. Por su parte, Cecilia decide manejar la empresa, mientras su hermano Mariano descansa en su casa. AL anochecer, Cecilia vuelve a buscar a Bruno a su oficina donde se besan, pero él la pide que se vaya. Mientras que, Dana encuentra la tarjeta bancaria de Elisa en la billetera de Mariano y rápidamente, Dana se lo lleva a Cristóbal, que descubre que es la tarjeta con la que Elisa sacó dinero después de haber desaparecido. Y por esto, Mariano se convierte en otro sospechoso del secuestro de su hija Elisa.

Mariano niega ser el secuestrador de Elisa
Dana le pide explicaciones a Mariano para que le diga por qué tenía la tarjeta bancaria de Elisa en su billetera, pero él dice no saber nada y cree que alguien le quiere perjudicar. Y Cristóbal tiene una pesadilla, en la que él ve que Mariano tiene secuestrada a su hija Elisa y que ha estado abusando de ella. Al día siguiente, Mariano llega furioso a la comisaría para decirle a Rivas que él fue víctima de una trampa porque él no tiene nada que ver con el secuestro de Elisa. Pero, Cristóbal no está tan seguro de la inocencia de Mariano Altamira, además, Gisela descubre que Mariano compró dos pasajes hace dos meses para él y su hija Elisa. Por haber despilfarrado su dinero, Nicolás necesita dinero para pagar sus deudas y, como le avergüenza pedírselo a Marino; Nicolás se lo pide a Cecilia, que se niega a dárselo. Por otra parte, Ricardo la recuerda a Viviana que ella es una mujer de 37 años con actitudes infantiles, ya que le reprochó que ella le haya acogido y haya aceptado su homosexualidad, y éste se enfade con ella por haber hecho un comentario homofóbico, al decir que ahora él e Isabel se habían hecho muy amiguitas. En una cena, Eduardo les cuenta a sus padres (Cecilia y Bruno) que su hermana Flor esta sufriendo el acoso de sus compañeras de colegio, ya que la insultan y demás vejaciones. Poco después, Cecilia y Bruno vuelven a hacer el amor en la ducha, a pesar de que sigan separados. Mientras que, José Ángel va de nuevo a verse con su amante Ricardo y, después de hacer el amor, José Ángel se atormenta porque no quiere hacer sufrir a Viviana, quien aparece sorpresivamente en el apartamento para reconciliarse con su amigo Ricardo, mientras José Ángel se esconde para que su esposa no le descubra. Como sospechan que Mariano tiene secuestrada a Elisa, una fiscal da la orden de revisar la casa de los Altamira para saber si allí Mariano esconde algo.

Mariano desconfía de su amigo Nicolás
Cuando la prensa descubre que la policía estuvo revisando la casa de los Altamira para averiguar si Mariano escondía algo, bastantes periodistas se concentran en la entrada de la casa de los Altamira intentando preguntarles sobre el asunto, pero Mariano consigue esquivar a la prensa para que le dejen tranquilo. Y después, Cristóbal tiene que interrogar a Mariano para sonsacarle si él tiene algo que ver con la desaparición de Elisa. Y Cristóbal le exige a Mariano que le diga por qué compró dos pasajes para viajar fuera del país con su hija Elisa. Y Mariano dice que ese viaje se lo compró a Elisa como regalo de su cumpleaños, pero Cristóbal no le cree y sigue sospechando que Mariano tiene secuestrada a Elisa. Además, Cristóbal no soporta las ínfulas que tiene Mariano por ser un importante hombre del estado. Y Dana tampoco cree en la excusa de que Mariano quería regalarla a su hija Elisa un viaje a París. Para averiguar quién quiere perjudicarle, Mariano revisa las cintas de video de las cámaras que graban su oficina, y Mariano ve como su amigo Nicolás entra en su oficina y comienza a utilizar su ordenador. Y Dana está muy desconcertada por todo lo ocurrido y se consuela en los brazos de Cristóbal. Cuando ella llega a su casa, Mariano le cuenta a Dana que sospecha que Nicolás podría ser quien le puso la tarjeta de Elisa en su billetera. Por esto, Cristóbal tendrá nuevamente que investigar a Nicolás.

Cristóbal le dice a Dana que se está enamorando de ella
Como Dana no confía en Mariano; ella decide llevar a sus dos hijas a casa de su cuñada Viviana, pero Mariano se opone a que se vayan sus hijas, y las niñas se quedan en su casa. Por defender a su hermano Mariano; Cecilia se enfrenta al Comisario Cristóbal, pero él la dice que su familia es muy numerosa y que no podría poner la mano en el fuego por ninguno de ellos. A pesar de que Bruno fue a hablar con la profesora de su hija Flor, para pedirla que la cuide de que sus compañeras no la acosen, una vez más ellas se meten con la indefensa Flor. Más tarde, Gisela interroga a Flor, dándose cuenta de que ella se ha sentido inferior a su prima Elisa, a la que defiende con el carácter fuerte y con la única intención de ser popular y admirada por todos. Por su parte, Dana y Mariano van a la televisión a hacer una entrevista y pedir ayuda para buscar a su hija Elisa y, además, Mariano promete ser inocente y culpa a Cristóbal de su ineptitud para encontrar a Elisa. Y como respuesta, Cristóbal le dice a Mariano que él está haciendo todo lo posible para encontrar a Elisa, recordándole que a él no se le perdió Elisa. Furioso porque Dana acompañó a su esposo a la entrevista de televisión donde él puso en entredicho su trabajo policial, Cristóbal se enfrenta a Dana por no haberle defendido, diciéndola que le enfurece que ella no haga nada para impedirlo, ya que se está enamorando de ella.

Viviana quiere quedarse embarazada, aunque su esposo se oponga
Aunque Dana también se está enamorando de Cristóbal, ellos se dan cuenta de que están viviendo un amor imposible por la situación por la que atraviesan. Más tarde, Cristóbal y Dana hacen el amor. En una red social de videos, Cecilia y Bruno descubren que las compañeras de su hija Flor subieron un video a Internet, donde humillan a Flor. Y Bruno culpa a Cecilia de lo que le está pasando a su hija Flor, ya que no le dedica tiempo a sus hijos, pero él tampoco lo hace y, por esta nueva discusión, Flor les pide que no sigan juntos porque no soporta sus trifulcas. En la comisaría, Gisela discute con uno de los oficiales (Briceño), ya que éste la recrimina que se esté acostando con Cristóbal para tener un mayor cargo que los demás, aunque Gisela no se está acostado con su superior, a pesar de que ella esté enamorada de Cristóbal. Más tarde, Mariano acusa al comisario Cristóbal de haber metido la tarjeta de Elisa en su billetera para perjudicarle. Por su parte, Ricardo se queda muy sorprendido cuando Viviana estuvo a punto de descubrirle hablando por teléfono con su esposo José Ángel. Mientras que, Nicolás se pone furioso al enterarse de que la policía le está persiguiendo. Y después, Nicolás enfrenta a Mariano jurándole que él no tiene nada que ver con la desaparición de Elisa. Por la noche, Viviana celebra una cena romántica con su esposo José Ángel, para hacer el amor y así quedarse embarazada. Y al día siguiente, Viviana le cuenta a Ricardo que está seduciendo a José Ángel para acostarse con él y quedarse embarazada. Entre tanto, Dana se pone muy nerviosa ante un interrogatorio de Cristóbal, ya que ella no puede creer que Mariano esté enredado con su hija Elisa. Al enterarse de que Bruno retiró la demanda en contra de Mariano por el proyecto de las torres, Cecilia se pone feliz.

Mariano le ofrece dinero a Gisela para que le mantenga informado
Mariano le ofrece dinero a Gisela para que le ayude a averiguar quién metió esa tarjeta de Elisa en su billetera, ya que él está seguro de que alguien de la policía tomó esa evidencia para inculparlo de la desaparición de su propia hija. Pero, Gisela está segura de que sus compañeros de la policía no están involucrados en eso, por eso, la Detective se opone a ayudarle, aunque él la dice que será recompensada si recibe cualquier información de ella. Más tarde, Gisela le cuenta a Cristóbal que Mariano le chantajeó porque cree que alguno de los oficiales es el culpable de haberle inculpado en el secuestro de Elisa. En el despacho de Bruno, él y Cecilia estuvieron a punto de hacer el amor, hasta que Viviana les interrumpe. Más tarde, Bruno le dice a Cecilia que él está dispuesto a volver a su casa, pero si ella se aparta y despide de la empresa a su amante Nicolás. Pero, Cecilia no sabe como podrá despedirlo porque Nicolás es el mejor amigo de Mariano. Para evitar que Viviana tenga otro hijo con José Ángel; Ricardo le cuenta los planes que tiene Viviana para quedar embarazada, por eso, él furioso le pregunta a su esposa si dejó de tomar las pastillas anticonceptivas y, ante la negativa, José Ángel le deja muy claro a Viviana que él no quiere tener más hijos con ella. Y Viviana se pone furiosa con su amigo Ricardo por contarle a José Ángel que ella quería quedarse embarazada sin su consentimiento. Y Viviana insulta a Ricardo, diciéndole poco hombre, traidor y desleal, lo que Ricardo considera un insulto homofóbico, por lo que tampoco quiere perdonarla. Para averiguar si Mariano tiene algo que ver con la desaparición de Elisa; Dana va a hablar con Isabel, y ésta la dice que Mariano siempre ha estado muy ocupado de su familia y que cree que no sería capaz de hacer daño a sus hijas. A pesar de que no quería ayudar a Mariano; Cristóbal le pide a Gisela que siga el juego de Mariano Altamira y, acto seguido, Gisela se ofrece a averiguar quién metió esa tarjeta en su billetera. Y Mariano le ofrece una gran cantidad de dinero a Gisela para que le cuente todos los pasos del comisario Cristóbal Rivas, sin saber que todo eso es una estrategia de Cristóbal para averiguar si él es el culpable de la desaparición de Elisa. Al ver a Cristóbal hablando en su apartamento con Gisela; Dana siente celos y le pregunta a Cristóbal si tiene una relación sentimental con Gisela, a lo que Cristóbal le responde con una sonrisa negándoselo y besándola para que se dé cuenta de que ella es la única mujer en su vida.

Bruno y Nicolás se pelean
Cristóbal le cuenta a Dana que en una ocasión él y su compañera Gisela intentaron tener algo, pero no resultó. Después de pasar la noche junto a Ricardo; José Ángel se queda dormido y llega a su casa al día siguiente, por lo que Viviana le recibe enfurecida y le dice que jamás permitirá que eso vuelva a pasar. Y Viviana culpa a su amigo Ricardo de haberla distanciado de su esposo José Ángel, sin saber todavía que ellos se están acostando. Por su parte, Dana le dice a Mariano que, hablando con Isabel, ella descubrió que un fin de semana él ni Elisa estuvieron en su casa, preguntándola si ambos estuvieron juntos, pero Mariano lo niega, aunque Dana sigue desconfiando de su marido. Cuando Gisela trata de aconsejar a Cristóbal que no siga con su relación amorosa con Dana porque afectará al caso de Elisa, él se pone furioso con su compañera. Más tarde, su Superior (Salazar) le pregunta a Gisela que cuál es la relación que mantiene Cristóbal con Dana Riggs, a lo que ésta le dice que es una relación normal, negando que sean amantes. Para que su esposo Bruno regrese a su casa, Cecilia le ofrece a Nicolás el dinero que él la pidió, a cambio de que él renuncie a su puesto de trabajo en la empresa, pero enfurecido Nicolás se opone dándose cuenta de que a Cecilia no le importa, a pesar de haber sido amantes. Y al enterarse de esto, Mariano se opone a que su mejor amigo (Nicolás) se vaya de la empresa y, después, Cecilia le confirma a Mariano que quiso sacar a Nicolás de la empresa para que su marido Bruno regrese con ella a su casa. Acto seguido, Nicolás va a enfrentarse a Bruno, al que pega un puñetazo, por intentar quitarle su trabajo para alejarle de Cecilia. Después, Cecilia va a regañar a su hermana Cecilia por ser amante de Nicolás, contándola que Bruno y Nicolás se agarraron a puños. Al escuchar una llamada telefónica entre Ricardo y José Ángel; Cristóbal comienza a investigarles porque no entiende su alianza.

Dana descubre a José Ángel besándose con Ricardo
Gisela sigue encubriendo la relación amorosa de Cristóbal y Dana, ocultándoselo a Mariano, que esta vez la preguntó sobre la relación que mantenían. Haciéndole creer a su esposa Viviana que está en un viaje de negocios, José Ángel pasa un día junto a su amante Ricardo. Pero, Ricardo se enfada con José Ángel cuando le rechaza un beso en plena calle, ya que él quiere ocultar su homosexualidad, aunque se reconcilian y, cuando estaban a punto de hacer el amor, Dana (que estaba siguiendo a la Detective Gisela, que a su vez les estaba espiando) llega y se queda muy sorprendida al ver a su cuñado José Ángel desnudo y besándose con Ricardo. Y Dana le pregunta a José Ángel que desde cuándo es amante de Ricardo, pero él evade la pregunta y la pide a Dana que no le cuente nada de eso a Viviana. Y aunque él asegura que no quería hacerle daño a Viviana; Dana no cree a José Ángel porque le está siendo infiel con su mejor amigo, además, estuvo engañando todo este tiempo a Dana porque él en realidad es homosexual, por lo tanto no le gustan las mujeres. Como sospecha que Dana le es infiel, Mariano le pide ayuda a su amigo Nicolás para que busque un investigador que siga a Dana. Por esto, Dana se da cuenta de que no puede confiar en nadie de su familia porque cada vez descubre más mentiras sobre ellos.

Mariano contrata a un investigador para que siga a Dana
A pesar de que Dana le descubriera con Ricardo; José Ángel quiere seguir al lado de Viviana y la dice que quiere seguir a su lado, aunque pensó en divorciarse de ella cuando quiso tener otro hijo con él ocultándoselo. Por su parte, Dana consigue sonsacarle a Flor que Elisa tenía un amante que podría ser mayor que ella y casado porque jamás quiso hablar de él y que la paseaba en su coche, llevándola a sitios costosos. Mientras que, Elisa intenta escapar de la casa donde la tienen recluida, pero en ese momento llega su secuestrador para impedírselo. Aunque José Ángel no quería conocer la relación que mantiene con Ricardo; Cristóbal le pregunta a José Ángel sobre eso, pero él les deja muy claro que no tiene nada que ver con la desaparición de Elisa, pues Cristóbal y Gisela sospechan de él porque supo encubrir muy bien su relación amorosa con Ricardo y, además, ocultar que él es homosexual. Y por todo esto, José Ángel decide romper su relación con Ricardo. Después de que Mariano (con ayuda de su amigo Nicolás) contratara a un Investigador privado para que siguiera a Dana; éste le entrega unas fotos a Mariano, en las que se ve como Dana visita a Cristóbal en su apartamento. Después de ir al cine con su familia, Bruno le aconseja a Cecilia que deje la empresa para que puedan estar más tiempo juntos en familia y, así, poder apartarse de Nicolás. Después de que Mariano le preguntase en tres ocasiones que dónde estaba; Dana le evade para no contestarle porque no quiere decirle que estaba con Cristóbal. A la mañana siguiente, José Ángel despierta a su esposa Viviana, felicitándola su cumpleaños y regalándola las llaves de un coche que la compró. En la empresa de los Altamira, Cecilia le deja muy claro a su hermano Mariano que tendrá que decidir entre ella o Nicolás, ya que ella no quiere estar más a su lado trabajando.

Cecilia renuncia a su puesto de trabajo para alejarse de Nicolás
Mariano se opone a despedir a su amigo Nicolás y, por esto, Cecilia deja de trabajar en la empresa de su hermano. Y Mariano y Nicolás, cada uno por su parte, intentan que Cecilia no se vaya, pero ella hace caso a su marido Bruno y se va. Después de que José Ángel terminara con él su relación, Ricardo llega en muy mal estado a trabajar, sin haber dormido y borracho por haber estado toda la noche bebiendo, por eso, Bruno le da el día libre para que descanse. Y Viviana intenta consolar a su amigo Ricardo, sin saber que él está mal porque José Ángel la rechazó por estar con ella. En la fiesta de cumpleaños de Viviana, Ricardo llega acompañado de un amigo (Andy) para darle celos a José Ángel. En una habitación aparte de donde celebran la fiesta de cumpleaños de Viviana; Cecilia le confiesa a Bruno que ella está muy defraudada de su hermano Mariano porque prefirió a Nicolás, en vez de a ella. Y Bruno se siente feliz porque su esposa renunció a su puesto de trabajo por él y, por esto, ellos comienzan a besarse apasionadamente y hacen el amor. Al día siguiente, José Ángel va a reclamarle a Ricardo que apareciera en la fiesta con un novio, ya que José Ángel siente celos. Y Ricardo le deja muy claro a José Ángel que tomó la decisión de ser feliz y si no es con él, será con el primero que se le cruce en el camino, además, Ricardo le dice que no quiere lidiar con un homosexual que quiere seguir reprimiendo sus sentimientos. Después de reunirse con el investigador, Nicolás le entrega a Mariano unas fotografías en las que se ve como Dana visita al Comisario Cristóbal a su apartamento. Y furioso, Mariano le encarga que siga nuevamente a Dana y así poder averiguar si realmente Dana es amante de Cristóbal Rivas. A la mañana siguiente, Mariano le prohíbe a Dana que monte en su coche porque ella le dice que a veces siente miedo al verle tan impulsivo y porque cree que él podría tener secuestrada a su hija Elisa. Mientras que, Bruno regresa a vivir a su casa, después de enterarse que Cecilia renunció a su puesto de trabajo por él.

Mariano descubre que Dana es amante de Cristóbal
Como no ha podido olvidar a Mariano; Isabel le visita a su oficina, encontrándole muy decaído, además, él dice sentirse muy solo. Cuando va a reclamarle a su hermana Cecilia que vuelva a la empresa, ella le dice que no seguirá trabajando con Nicolás, y Mariano la responde que él no cederá ante los chantajes del imbécil de su marido Bruno, que tiene el propósito de que despida de su empresa a su amigo Nicolás y, al escuchar esto, Bruno echa de su casa a Mariano. Y Bruno le dice a Mariano que él no manipuló a Cecilia para que se fuese de la compañía, además, Mariano le advierte a su hermana Cecilia que se arrepentirá de lo que hizo porque cree que Bruno es un gran error en sus vidas. Y a pesar de que Flor está feliz de que sus padres vuelvan a estar juntos, Eduardo no está de acuerdo con la farsa que están viviendo sus padres. Poco después, Nicolás le confiesa a su amigo Mariano que él ama a Cecilia y que se dio cuenta de que sólo le utilizó para avivar el fuego de su matrimonio con Bruno. Por su parte, José Ángel va a hablar nuevamente con Dana para asegurarse su silencio, ya que él decidió dejar a Ricardo para seguir su farsa de vida familiar junto a Viviana y su hijo Santiago. Como Viviana quiere sonsacarle toda la información de su novio, Ricardo le acaba contando a su amiga Viviana que él está enamorado de un hombre casado, que le prometió que se separaría de su esposa para estar con él. Y Viviana no puede creer que exista en el mundo hombres tan mentirosos, sin saber que ese hombre es su esposo José Ángel. Después, Ricardo llama por teléfono a José Ángel porque le extraña y le dice que está dispuesto a jugársela por él. Más tarde, José Ángel tiene que enfrentarse a los comentarios de su familia, ya que Viviana comenta la relación amorosa que mantiene Ricardo con un hombre casado con una mujer, diciendo que debe de ser un infierno de vida la del hombre y, además, su hijo Santiago dice que él mataría a todos los homosexuales. Al enterarse de esto, José Ángel va a enfrentar a Ricardo y le golpea a puñetazos por haberle contado eso a Viviana y, arrepentido, José Ángel le pide disculpas, pero Ricardo le rechaza, echándole de su casa y diciéndole que no le quiere volver a ver. Para que no le traicione, Mariano le dice a Gisela que sería capaz de delatarla ante la prensa, acusándola de recibirle dinero a él a cambio de información, sin saber que Gisela está haciendo eso para saber si Mariano es el verdadero secuestrador de Elisa. A la mañana siguiente, Dana va al apartamento de Cristóbal para consolarse en sus brazos. Y el investigador informa a Mariano de que Dana está visitando al Comisario Rivas. Por esto, Mariano va enfurecido al apartamento de éste, descubriendo en ese momento a Dana casi desnuda en con una camisa puesta de Cristóbal, dándose cuenta de que Dana y Cristóbal son amantes, como Mariano sospechaba. Y Mariano intenta golpear a Cristóbal, pero él no se lo permite. Y Dana no le permite a Mariano que le reclame porque él también la fue infiel, antes que ella. Mientras que, Gisela va a interrogar a Ricardo, que le informa que no tiene nada que ver con la desaparición de Elisa. Entre tanto, Mariano intenta hablar con Adriana Castañeda (la fiscal del caso de Elisa), pero él sufre un paro cardiaco y no puede hacerlo.

Mariano sufre un infarto
Después de sufrir un preinfarto, Mariano es estabilizado en el hospital, donde se queda en recuperación durante varios días. Y Cecilia y Viviana recuerdan que su padre murió de un infarto y eso lo debió de heredar su hermano Mariano. Además de que Dana va a visitar a su esposo, Isabel también acude al hospital, pero Dana se lo impide. Al despertar, Mariano se encuentra con Dana, a la que pregunta que desde cuándo está acostándose con Rivas, pero ella es incapaz de responderle y, en ese momento, Mariano echa de su habitación a Dana. Por otra parte, Ricardo es asaltado en su casa por unos maleantes, que le roban varias cosas. Y al día siguiente, José Ángel le sonsaca a Ricardo que él fue asaltado por uno de sus amantes. Al encontrarles hablando de una forma muy cariñosa, Bruno comienza a sospechar que Ricardo y José Ángel son amantes. Para no perjudicar al caso de Elisa; Cristóbal decide contarle a su Superior Salazar y a la Fiscal Castañeda que él es amante de Dana. Mientras tanto, Dana visita nuevamente al hospital a Mariano, confesándole que buscó seguridad al lado de Cristóbal. Y como no encuentra ningún remedio, Mariano decide separarse de Dana, que también le recrimina que él la haya sido infiel con Isabel. Y Dana no quiere hacer daño a sus hijas (Cristina y Olga) y convence a Mariano para que finjan seguir siendo una familia feliz hasta que Elisa aparezca. Y Mariano acepta la propuesta, pero le exige a Dana que no se revuelque más con Cristóbal, mientras que siga adelante su matrimonio.

Cristóbal es suspendido del caso de Elisa
La Fiscal Adriana Castañeda va a interrogar a Dana para preguntarla por su relación amorosa con el Comisario Rivas. Aunque Dana dice en todo momento que Cristóbal es un gran profesional; Adriana Castañeda decide retirar a Cristóbal del caso de Elisa, por involucrarse sentimentalmente con la madre de la víctima. Cuando le visita en el hospital, Cecilia consigue sonsacarle a su hermano Mariano que a él le dio el infarto después de descubrir que su esposa le era infiel con el Comisario Rivas. Acto seguido, Cecilia va a enfrentar a Dana, diciéndola que está enferma por acostarse con el policía que buscaba a su hija Elisa y, por esto, Dana le da una gran bofetada a Cecilia. Y Nicolás le dice a Cecilia que ella es la menos involucrada para juzgar a Dana porque ella hizo lo mismo, además, él sabe que ella es infeliz con Bruno, para aparentar frente a los demás. Como no puede seguir ocultándolo, Ricardo le cuenta a su amiga Viviana que él conoció a un chico, que le sedujo, y cuando le llevó a su casa, él le robó. Y más tarde, Gisela le exige a Ricardo que le entregue su cámara de fotos para la investigación de Elisa y, como se la robaron, ella le exige el recibo de la compra de la cámara. Para afianzar su relación, Bruno le pide a Cecilia que se casen otra vez. Al regresar a su casa, Dana y Mariano tienen otra gran discusión porque él vuelve a recriminarla que le haya sido infiel. Y Cecilia le dice a Dana que debería de visitar a un especialista, insinuándola que está loca y, por eso, Dana echa de su casa a su cuñada.