Parte IV

Camila culpa a Gonzalo
de estafar a los Brando

Antonio descubre que no está contagiado de SIDA
Alejo se pone furioso al ver a Lorena acompañada por Benny y, por eso, Alejo decide consumir drogas nuevamente. Advirtiéndola a Sofía que no va a querer que Antonio sea el padre de su hijo; Camila visita a Sofía al hospital para decirla que Antonio tiene SIDA y que podría haberla contagiado a ella y a su hijo. Más tarde, Juan Monsalve le confiesa a Sofía que él se dejó manipular por Camila para exagerar sus exámenes médicos y así apartarla de los Brando y, por eso, Sofía se lleva otra desilusión más. De inmediato, Sofía manda hacerse las pruebas a ella y a su hijo Nicolás de VIH. Cuando se hace las pruebas, Antonio descubre que no está infectado de SIDA. Instantes más tarde, Antonio va a contárselo a Sofía para pedirla perdón nuevamente, pero Sofía no le perdona que él haya puesto en peligro la vida de su hijo. Y Diego Tamayo también se pone feliz al saber que no está infectado. Además, Daniela y Gonzalo también se hacen las pruebas y, al dar negativo, Gonzalo rompe su relación con Camila, como así le prometió a Daniela. Y Camila le hace creer a Gonzalo que ella sí tiene SIDA para que se apiade de ella y no la abandone. Cuando Bibiana estaba haciendo el programa de radio, ella recibe la llamada de un oyente, diciendo que vio como Diego Tamayo se hacía una prueba en una clínica para saber si daba positivo en un examen médico sobre SIDA.

Gonzalo tiene que seguir al lado de Camila, aunque ame a Daniela
Después del rechazo de Sofía; Antonio enfrenta a Rocky, advirtiéndole que se aleje de la vida de Sofía y de su hijo. Después de que Camila le dijera que ella estaba contagiada de SIDA; Gonzalo le deja muy claro a Camila que se quiere divorciar de ella porque se enamoró de Daniela. Y como tiene varios negocios fraudulentos con él, Camila se opone a separarse de Gonzalo, que accede a seguir con ella por el mal momento que atraviesa por su enfermedad. Mientras que, Daniela le cuenta a su padre Fernando que ella está enamorada de Gonzalo. Más tarde, Fernando Valdiri se desmaya al descubrir que Camila tiene SIDA, ya que él teme que ella le haya contagiado cuando él se acostó con ella cuando le sedujo para que volvieran a hacer negocios juntos. Al llegar a la emisora de radio, Diego Tamayo regaña duramente a su asistente Bibiana por dejar a un radioyente que le acusara de tener SIDA y, como no soporta los desplantes de Diego; Bibiana decide irse y no volver a trabajar con él. Por su parte, Rocky les pide ayuda a Don Juaco y Doña Beatri para que le ayuden a detener el proyecto de los Brando en su barrio, comprando Rocky las casas que quieren los Brando para construir su centro comercial. Finalmente, Doña Cecilia y su abogado Juan Camilo le hacen firmar un acuerdo a Luigi para que deje su pretensión de ser el padre de Camila y alejarse de los Brando para siempre, advirtiéndole que él debería devolverla el dinero y el apartamento si incumple sus normas. Y sin importarle, Luigi sigue coqueteando con Clemencia. Y cansada de las discusiones con su esposo Pedro; Clemencia le cuenta a Pedro que se consiguió un amante y, por esto, él comienza a reírse a carcajada. Por otro lado, Rosario y Ángel temen que su hijo Alejo siga drogándose, ya que él le pidió dinero a Ángel para regalarle un regalo a Sofía, cuando en realidad su hermano no recibió ningún presente de él.

Don Giardines descubre que Camila le engañó vendiéndole un local que ya estaba vendido
Como antes de que naciera su hijo, Antonio se informó de cómo cuidarlo, él consigue que el médico le dejen cuidarle, ya que querían que el bebé se quedara varios días más en la incubadora. Como Rosario se opone a que Sofía esté con Antonio para cuidar a su hijo; Sofía le dice a su madre que no va a pasar nada entre ella y Antonio porque ya no le ama, y éste muy defraudado escucha la conversación. Pero, Sofía y Antonio regresan a juntos a su apartamento para cuidar de su bebé. Por su parte, Gonzalo les explica a Daniela y a Fernando que no puede dejar en tan mal estado a Camila, porque ella está contagiada de SIDA y, por esto, Fernando teme que él también lo esté. En el programa de radio, Diego Tamayo se muestra nostálgico con sus oyentes, ya que no soporta que su asistente Bibiana se fuera, ya que no la supo valorar hasta que la perdió. Y Diego le dedica una canción de amor a Bibiana en su programa de radio, además, él invita al cantante Jencarlos Canela para que a través de él le pida a Bibiana que le dé una segunda oportunidad a Diego. Y de inmediato, Bibiana va hasta la emisora de radio. Por su parte, Luigi le lleva a Clemencia a una piscina para divertirse juntos. Hablando con una cliente de los Brando; Don Giardines se da cuenta de que Camila le engañó porque le vendió un local que ya estaba vendido.

Don Pedro descubre el fraude de Camila
Don Giardines va a hablar con Don Pedro para averiguar si Camila le vendió un local que ya estaba vendido y, como Don Pedro no lo sabe, él decide ir a preguntárselo a Camila porque sospecha que su sobrina intentó estafarles. Mientras que, Don Jairo (el infiltrado de Camila en el barrio de San Jerónimo) les cuenta a Camila y Gonzalo que Rocky quiere comprar las casas del barrio para que los Brando no puedan comprarlas y, de este modo, no puedan construir su megaproyecto de construir un centro comercial. Aunque disfrutan mucho en la piscina, Clemencia le dice a Luigi que no soporta que tenga los dientes amarillentos por fumar, diciéndole que ella misma podría pagarle el dentista para blanquearse los dientes, y éste acepta encantado. Y en el odontólogo, Clemencia y Luigi se encuentran con Daniela, pero Clemencia le oculta en todo momento a Daniela que Luigi es su amante. Aunque le ve como un buen padre, Sofía no quiere olvidarse de todo lo malo que le hizo Antonio para no perdonarle. En una junta directiva, Don Pedro dice que un cliente le contó que fue víctima de un vendedor que le vendió un local que ya era de otro cliente y, en ese momento, Camila finge un desmayo. Y Camila quiere inculpar a Jenny de la doble venta de los locales. Mientras tanto, Marc le dice a Jenny que está cansado de cuidar de la casa y de sus hijos y que por eso quiere volver a trabajar en la marina y que quiere divorciarse de ella, y ésta intenta hacerle recapacitar haciendo el amor, pero Marc la rechaza.

Camila le hace creer a Gonzalo que ella tiene SIDA
Camila le hace creer a Gonzalo que ella tiene SIDA, para retenerle a su lado
Benny y Lorena se besan por primera vez, y Alejo se pone muy celoso al verles juntos. Después de pasar tanto tiempo juntos, Ángel le propone a Rosario que vuelven a ser marido y mujer y, finalmente, acaban besándose y, como si fuera su primera vez, Ángel y Rosario hacen el amor y, al escucharles, Alejo se pone furioso porque aún no ha perdonando a su padre por abandonarles. Y Alejo vuelve a refugiarse en las drogas. Después de que Marc la abandonara; Jenny comienza a llorar desconsoladamente porque no podrá dejar solos a sus hijos, mientras ella está trabajando en Brando Constructores. Y Jenny enfurece al enterarse de que la culpan de haber vendido dos veces el mismo local y, como se trata de Don Giardines, ella culpa a Don Pedro de defenderle por ser el padre de Verónica, sin saber que están siendo víctimas de una trampa de Camila. Y Don Fernando Valdiri se da cuenta de que todos los Brando son unos insensatos, por eso, Doña Cecilia le manda a Camila y Gonzalo que le entreguen a Fernando todos los números y movimientos financieros de la empresa para averiguar si todo está funcionando correctamente y para que ahora sea Valdiri quien maneje el tema financiero de la empresa. Y Doña Cecilia y su hijo Pedro comienzan a desconfiar de Camila y también de Gonzalo. Al ver tan tierno y amoroso con su hijo, Sofía le confiesa a su amiga Verónica que cree que podrá decaer y volverá con Antonio, pero la recuerda todo lo malo que la hizo. Además, de llevarle a blanquear los dientes, Clemencia le da consejos a Luigi para que sea educado para ser el príncipe que ella cree que se merece. Por la noche, Sofía invita a cenar a Rocky a su apartamento porque no quiere dejar solo a su hijo y, en la cena, Antonio (con su hijo Nicolás en los brazos) no les deja ni un minuto de intimidad para que Rocky no consiga conquistarla. Por su parte, Nany va a decirle a Camila que descubrió que ella fue contagiada por un hombre con el que se acostó después de estar con Antonio, por lo tanto, ellos no estarán contagiados. Y por esto, Camila le hace creer que se lo contará a todos de que no corren peligro de tener SIDA, ya que Camila quiere seguir fingiendo estar ella misma contagiada para que su marido Gonzalo no la deje.

Alejo tiene que robar a sus padres para pagar sus malos vicios
Por la noche, mintiendo a su marido Pedro; Clemencia tiene que llevarle unos analgésicos a Luigi, ya que él estaba adolorido después de haberle llevado al dentista. Y Clemencia se queda durmiendo, abrazada a Luigi, en el apartamento de él. Y Clemencia elige como su confesora a Daniela, contándola que la gustó pasar la noche junto a un jardinero pobretón. Como se convirtieron en amigas, Daniela le confiesa a Clemencia que ella está enamorada de Gonzalo. En el bar, una bailarina muy atractiva comienza a coquetear con Antonio, pero él consigue ser fuerte y la rechaza. Mientras que, Rosario y Ángel temen que su hijo Alejo haya vuelto a consumir drogas. Y Antonio se opone a que Alejo consuma drogas en su bar, pero Alejo no le hace caso y, como no pagó las drogas que compró, el hombre que se las vendió se pone furioso y le obliga a que le pague, por eso, Alejo roba dinero a su padre Ángel en el taller mecánico donde trabaja, además, para poder robarle, el hombre que acompañaba a Alejo le da un fuerte golpe en la cabeza a Ángel, que despierta a los pocos minutos y le cuenta Rosario que Alejo es el único que sabía donde guardaba el dinero. Pero, Alejo no consigue el suficiente dinero para pagar sus drogas y, por eso, el hombre obliga a Alejo que saque a su madre de su casa para poder robarla. Como Rocky acompañó a Sofía toda la noche cuidando al hijo de ésta; Antonio siente muchos celos y despierta a Rocky echándole un vaso de agua a la cabeza. Revisando los informes, Fernando Valdiri está convencido de que Camila y Gonzalo cometieron un fraude a la compañía.

Don Giardines acusa de estafadores a Los Brando
Sofía se pone furiosa al enterarse que Antonio le ocultó que vio a su hermano Alejo en el bar. Y Alejo acusa a Antonio de estar coqueteando con las bailarinas del bar, mientras que Antonio consigue sonsacarle a Alejo que estuvo consumiendo drogas. Y Alejo reúne a su familia en el apartamento de Sofía, para que el hombre que estaba pidiéndole dinero por esas drogas le robe a su madre en su casa. Y los ladrones se llevan todos los equipos de cocina con los que Rosario trabajaba y se roban también las joyas de Doña Ligia. Cansado de que Camila le engañe, Don Giardines le reclama a Doña Cecilia que le estén intentando vender un local que ya vendieron, acusando de estafadora a Camila, pero Cecilia le enfrenta para impedir que la acuse de presidir una empresa de estafadores. Con ayuda de su hijo Usnavy, Don Giardines descubre que hay varios clientes les pasó lo mismo que a él, que los Brando les vendieron unos locales que ya estaban vendidos. Aunque Pedro estuvo a punto de descubrirles, Clemencia y Daniela consiguen esconder a Luigi, al que cambiaron su apariencia física y Luigi también le pide a Clemencia que le ayude a organizar su casa. Pero, Luigi se enfada con Clemencia, al pedirla un beso, y ella responderle con una bofetada. A pesar de que Antonio dice haber cambiado, Sofía no le cree porque sospecha que Alejo tiene razón al acusarle de coquetear con unas bailarinas, por eso, Sofía le pide a Antonio que firme los papeles del divorcio, echándole de su casa en ese instante. Por su parte, Don Juaco cree que Benny enamoró a su hija Lorena para vengarse de él, por enredarse con su madre Beatri. Después de hablar con Cecilia y Camila; Don Giardines va a hablar con Fernando Valdiri, que descubre que alguien en la empresa les están estafando porque hay varios clientes a los que vendieron el mismo local. Arrepentida porque sabe que Ángel merece a su hija, Ligia le dice a Rosario que se dio cuenta de que su vida tiene que estar junto a Ángel.

Pedro y Cecilia son infieles
Fernando Valdiri le pide a Doña Cecilia y a Don Pedro que deben de retirar de la empresa a Camila porque, según los informes, Camila no vendió ni un solo local del proyecto. Por otra parte, Rusinky se pelea con Ángel porque no se soportan, ya que ambos están detrás de Rosario. Y mientras Rosario cura las heridas de Ángel; Ligia se ocupa de Rusinky. Cuando ella le ayuda a organizar su apartamento, Luigi besa a Clemencia, pero él sigue ocultándole que él es padre de Camila y que tuvo que chantajear a Doña Cecilia para que le entregase ese apartamento. Y Clemencia acaba haciendo el amor con Luigi, que la felicita por su fogosidad. Durante toda la noche, Alejo deambula por la calles de Miami, llorando y arrepintiéndose de haber perjudicado a sus padres por sus malos vicios. Después de ser revisado por el Doctor, Don Juaco se da cuenta de que él está enfermo y que podría sufrir un infarto en cualquier momento. Más tarde, Verónica le pide una segunda oportunidad a Benny, pero él la rechaza porque ahora él ha comenzado una relación formal junto a Lorena. Y acto seguido, Verónica (muy dolida por el rechazo de Benny) va a buscar a Don Pedro, y ambos comienzan a besarse apasionadamente, pero Verónica no quiere hacer el amor aún con Don Pedro, porque piensa que él es un hombre muy experimentado y quiere estar preparada para ese gran momento, sin saber que Don Pedro teme defraudarla sexualmente y, por eso, él se ve obligado a pedir ayuda médica, que le aconseja que no debe de tomar ninguna pastilla para mantener sexo porque podría perjudicarle en su salud. Después del rechazo de Sofía; Antonio se cita con Camila, que le besa apasionadamente al verle, pero él la rechaza. Entre tanto, Daniela le comenta con Gonzalo que ella cree que Camila no está enferma de SIDA. Además, Daniela le advierte a Gonzalo que ella sabe que su padre Fernando tiene las pruebas de que Camila ha vendido a dos compradores distintos el mismo local. Y Gonzalo teme que le metan en la cárcel por estafar a los compradores de Camila. Al llegar a su apartamento, Antonio se pone enfurecido al ver a Rocky con su hijo en sus brazos, exigiéndole en ese instante que le devuelva a su bebé.

Camila culpa a Gonzalo de estafar a los Brando
Aunque Camila afirma tener SIDA; Daniela se da cuenta de que Camila está mintiendo porque ella no se hizo ningún examen médico y, además, Daniela se encuentra con Nany, que la confirma que habló con Camila para contarla que Antonio no corría ningún peligro de estar contagiado. Y acto seguido, Daniela llama por teléfono a Gonzalo para confirmarle que Camila les estuvo mintiendo, haciéndoles creer que ella estaba enferma de SIDA. Pocos minutos después, Clemencia le confiesa a Daniela que está enamorada del jardinero Luigi desde que hizo el amor con él, ya que resultó muy buen amante, algo que Clemencia desconocía. Como quiere envejecer para estar junto a Verónica; Don Pedro se compra un té, creyendo que tomándolo se hará más joven. Más tarde, Cecilia le cuenta a su hijo Pedro que Luigi Dorado es el verdadero padre de Camila, por lo que ella no pertenece a su familia y, por esto, Pedro y Cecilia desconfían más aún de Camila, creyendo que podría ser cierto que ella intentó estafarles. Como Gonzalo no quiere seguir hundiéndose con Camila; él rompe definitivamente su relación con ella. Y por esto, Camila se inventa que Gonzalo la utilizó robándoles dinero vendiendo dos locales a dos clientes diferentes, cuando en realidad lo estaba robándoles ella misma. Mientras que, Gonzalo le cuenta a Daniela que Camila vendió los locales dos veces para ganar más dinero y estafarles. Y Daniela cree en la inocencia de Gonzalo y quiere ayudarle para que no le inculpen de haberles estafado.

Gonzalo es buscado por la policía
Rocky quiere hacerse socio de Rosario, invirtiendo en su negocio de cocina, por esto, Ángel advierte a Antonio. Por su parte, Gonzalo le pide ayuda a Don Jairo para desenmascarar a Camila, sin saber que Jairo también está aliado con Camila. Como Gonzalo huyó de la empresa y de su casa; Camila utiliza eso para seguir culpabilizando a Gonzalo. Y Gonzalo le pide a Daniela que recoja una memoria USB suya importante de la empresa, pero Camila se lo quita a Daniela. Para apartar a Rocky de Sofía; Antonio le pide a su abuela Cecilia que la dé trabajo nuevamente a Sofía en la compañía, por eso, Cecilia le pide a Sofía que asuma el cargo de Gonzalo. Mientras que, Camila le pide a su tío Pedro que la entregue el puesto de Gonzalo y, así, poder trabajar juntos para realzar a la empresa. Y para ganarse su confianza, Camila está dispuesta a ayudar a Pedro a conquistar a Verónica. Hospedado en un hotel, Gonzalo descubre que él está en busca de la policía acusándole de estafar a Brando Constructores. Después de tomarse demasiado té para rejuvenecerse, Pedro comienza a sudar demasiado. Por la noche, Daniela intenta ir a visitar a Gonzalo a su escondrijo, hasta que descubre que una patrulla de policía la persigue.

Daniela quiere esconder de la policía en su casa a Gonzalo
Luigi y Clemencia vuelven a disfrutar de una romántica velada, cuando éste la lleva a bailar salsa. Y en ese lugar, Ligia también va a bailar junto a Rusinky, ya que quiere conquistarle, aunque ella le haga creer que es una forma para enseñarle conquistar a su hija Rosario. Y cuando van al baño, Ligia se encuentra con Clemencia, pero Ligia tiene que volver a acompañar a su hija Rosario, que está muy preocupada por el paradero de su hijo Alejo, por esto mismo, Ligia no se da cuenta de que Clemencia y Luigi son amantes. Y Clemencia le dice a Luigi que quiere mantener en secreto su relación para no perder los privilegios que tiene siendo la esposa de Pedro Brando, pero Luigi la pide que se divorcie de su esposo. Mientras que, Ligia le cuenta a su amiga Cecilia que encontró a Clemencia y a Luigi en el mismo bar de salsa, pero ellas no creen que Clemencia se arriesgue a tener una relación amorosa con Luigi y perder todos sus lujos al separarse de Pedro. Después de tomarse varias infusiones de té “para rejuvenecerse”; Don Pedro intenta acostarse con Verónica, pero ella le rechaza y, además, Don Giardines telefonea a su hija y a Don Pedro al mismo tiempo para boicotear su noche romántica, citándoles a ambos en su restaurante para regañarles por intentar estar juntos y ocultárselo. Y enfurecido, Giardines le cubre a Don Pedro echándole todo el depósito de un extintor. En la junta directiva, Cecilia propone a Sofía para que ocupe el puesto vacante que dejó Gonzalo, mientras Don Pedro quiere que sea Camila y, por otra parte, Fernando Valdiri quiere que su hija Daniela ocupe ese puesto en la compañía de los Brando. Y como Camila es culpada de ser la esposa de Gonzalo y poder haberse aliado a él para estafarles; finalmente deciden que la propuesta de Doña Cecilia es la mejor y contratan de nuevo a Sofía, además, ella estará asesorada y ayudada por Daniela. Ajena a esto, Daniela le manda un mensaje a través de la red a Gonzalo diciéndole que se esconda en su casa para poder estar juntos y creyendo que la policía jamás le buscará allí.

Clemencia le pide el divorcio a Pedro
Cuando su abuela Cecilia la echa del puesto de ventas; Camila se pone furiosa porque ni su abuela confía en ella, advirtiéndoles que se arrepentirán de haberla apartado de la empresa. Al llegar a la empresa, Sofía descubre que podrá estar trabajando al lado de su hijo, ya que Antonio le puso en su oficina una cuna y una silla para balancearle, además, Antonio cuida al bebé mientras Sofía trabaja con Cecilia. Mientras que, Clemencia le pide el divorcio a Pedro, por lo que él comienza a sospechar que ella tiene un amante. En la oficina, Sofía encuentra a Antonio rechazando a Camila, por lo que Sofía se siente muy orgullosa. Más tarde, Antonio la dice a Sofía que él mismo la propuso para el cargo en la empresa para tenerla a ella y a su hijo cerca de él y, acto seguido, él la besa y esta vez ella corresponde a su beso. Finalmente, Gonzalo se hospeda en la casa de su amada Daniela, a la que confiesa que ayudó a Camila a que vendiera doble los locales. Y poco después, la policía llega a la casa de Daniela para averiguar si allí está escondido Gonzalo, pero ella niega que él esté escondido en su casa.

Antonio y Sofía se reconcilian y vuelven a discutir por Rocky
Sin consultarlo con Antonio; Diego Tamayo y los demás productores tienen que darle un adelanto de dinero a Rocky porque él quiere comprar una casa en su barrio para que los Brando no puedan comprarlo. Finalmente, Sofía y Antonio se reconcilian, cuando ella se da cuenta de que escogió al mejor padre para su hijo; pero él se opone a que Rocky sea el padrino de Nicolás, el hijo de ambos. Por esto, Sofía y Antonio vuelven a discutir y se distancian. En su casa, Fernando Valdiri descubre que su hija Daniela está escondiendo en su habitación a su amante Gonzalo, quien sigue buscado por la policía. Y aunque quería llamar a la policía, Fernando se da cuenta de que Gonzalo era una víctima de Camila, que le obligaba a robar a los Brando. Y Fernando le obliga a Gonzalo que se entregue él mismo a la policía. Pero, Gonzalo sigue huyendo de ellos. Por la calle, perdido, Alejo sigue adicto a las drogas y ahora quiere inyectarse droga con jeringuillas.

Gonzalo es arrestado y amenaza a Camila con hundirla
Gonzalo le pide ayuda a Don Jairo para que atestigüe en contra de Camila, pero Jairo juega a dos bandas y le exige a Camila que le dé una gran suma de dinero a cambio de que él la diga el escondite de Gonzalo. Pero, favorablemente, Daniela advierte a Gonzalo que Camila está aliada con Jairo y quieren entregarle a la policía entre ambos. Por su parte, Sofía se siente muy dolida porque Cecilia, Fernando Valdiri y Pedro desconfían de ella cuando se enteraron de que Sofía sigue siendo amiga de Rocky, quien está comprando las casas del barrio San Jerónimo para impedirles que construyan el proyecto del centro comercial. Y antes de que Don Jairo y sus secuaces le atraparan, Gonzalo decide entregarse a la policía, quienes le encierran de inmediato en una celda. Y Camila va a visitar a Gonzalo para que se culpe de lo ocurrido, a cambio de que ella le ponga un buen abogado, pero él se opone y quiere incriminarla ante la policía. Y aprovechándose de que él podría incriminarla; Jairo besa apasionadamente a Camila, aunque ella se oponga a besarle. Aprovechando que todos están en el bautizo, Alejo se cuela en su casa y comienza a comer desesperadamente. Como Sofía decidió que Rocky fuera el padrino de su hijo; Antonio decide que Camila será la madrina.

Sofía y Antonio intentan bautizar a su hijo
Cuando Antonio pide que Camila sea la madrina de su hijo, si Sofía pone de padrino a Rocky, al que considera su gran enemigo; Sofía decide cancelar el bautizo de su hijo, ya que no está dispuesta a que Antonio le imponga esa madrina. En la cárcel, Gonzalo recibe la visita de su amada Daniela, que la promete le sacará de allí, demostrando que Camila es la única culpable, contándola que fue cómplice de Camila cuando vendía los locales dobles y cuando compraba las casas de San Jerónimo para vendérselas luego a los Brando por el doble de precio. Aunque Ligia intenta que Rusinky (“Boby”) se dé cuenta de que Rosario no le quiere porque está enamorada de su esposo Ángel; él sigue intentando su relación con ella, a pesar de los coqueteos de Ligia hacia Rusinky. En el bautizo, Verónica consigue decirle a Benny que no ha podido olvidarle, pero él no puede tener nada con ella porque fue acompañado de su nueva novia, Lorena. Para poder bautizar al pequeño Nicolás; Sofía y Antonio deciden por sorteo que los padrinos sean Verónica y Pedro. Pero, antes de bautizar a su hijo, Sofía le dice a Rocky que él es muy importante en su vida, aunque no sea el padrino, además, ella exige que Camila se vaya de la fiesta.

Benny y Verónica se reconcilian
Camila tiene que irse del bautizo, cuando Sofía la echa. En el bautizo, Lorena se va llorando y destrozada, cuando Benny la dice que la daría una segunda oportunidad a Verónica, si así se lo propusiera. Como Pedro no quiere renunciar a Verónica, para impedirlo, Don Giardines le da todo su apoyo a Benny para que conquiste a su hija Verónica. Después de varios inconvenientes, Sofía y Antonio consiguen bautizar a su hijo Nicolás, con Verónica y Don Pedro como padrinos; pero Antonio enfurece al ver como Sofía se va con Rocky. Después de comprar varias casas del barrio San Jerónimo para luego vendérselas al doble de precio a los Brando; Camila tiene que acostarse con Don Jairo para mantenerle a su lado y evitar que la delate ante la policía, pero Camila consigue evitar acostarse con ese tipo poniéndole veneno en la bebida para dormirle y que no recuerde nada. Y Rocky se pone furioso con Don Juaco por no haber podido comprar las casas del barrio, ya que se las vendieron a Camila. Aprovechando que todos están en el bautizo, Clemencia anuncia que se va a divorciar de su esposo Pedro. Acto seguido, Pedro le pide a Verónica que se hagan novios, pero ella evade el tema. Mientras que, Doña Cecilia sospecha que Clemencia tiene un amante, pero ella lo niega porque no quiere quedarse sin el dinero que la corresponde por haber estado casada durante tantos años con Pedro. Más tarde, Benny le pide a Verónica que olviden sus problemas y vuelvan a tener otra oportunidad, y ésta acepta encantada la propuesta y le besa apasionadamente, sin saber que Don Pedro les observa, muy defraudado.