Michelle Vargas


Michelle Vargas dio vida al personaje de Perla Mayorga, en ‘Más sabe el Diablo’. Michelle se está abriendo camino en el mundo de las telenovelas y el cine latinoamericano. Es dominicana y decirlo la llena de orgullo. Por eso confiesa sentirse afectada cuando escucha comentarios que ponen en duda su nacionalidad debido a su acento, situación que vivió tras recibir las críticas de su trabajo en la telenovela nacional ‘Condesa de amor’.

Para esta actriz, la familia es lo más importante. Comenzó su carrera artística en el reality ‘Protagonista de Novela’ y, después, Michelle logró participar en telenovelas como ‘Los Plateados’, ‘La viuda de Blanco’ y por último la vimos en ‘Más sabe el Diablo’. Michelle Vargas completó sus estudios de secundaria en la ciudad de Nueva York. La actriz es completamente bilingüe y domina tanto el idioma español como el inglés. Viajó a México para estudiar artes escénicas, actuación realista y cine.

Su experiencia artística incluye comerciales para firmas como Nike, MTV, Cyber Computers, Dominos Pizza, Colgate, Aqua Fina, Dove y Unefon. No obstante, es en 2003 cuando se presenta la oportunidad de participar en el mencionado reality, que buscaba encontrar un nuevo talento en la actuación. No duda en hacer el casting, resultando al final la ganadora. Su experiencia en la pantalla grande está plasmada en ‘Carpe Diem’ y en ‘I don’t know who I was’, este último un cortometraje norteamericano en el que realizó su primer desnudo interpretando a una lesbiana.

Hasta los ocho años de edad, Michelle vivió en el país dominicano, luego emigró junto a sus padres a Estados Unidos, donde en poco tiempo inició sus estudios de danza y actuación, aunque confiesa que su verdadera pasión siempre fue la música. La vida de Michelle, desde niña, se desarrolló entre las pasarelas y los reinados de belleza. Llegó a ser Miss República Dominicana.

-¿Cómo es el papel que interpretaste en ‘Más sabe el Diablo’?
Mi papel en esa telenovela, que fue el de Perla Mayorga, me dejó mucha experiencia. Fue algo muy positivo para mi vida profesional.

-Ha sido una gran oportunidad este personaje en tu carrera, ¿no crees?
Nunca pensé llegar tan arriba. Fue una magnífica oportunidad. Y ahora mismo tengo muchas ofertas para actuar en otras series televisivas. Estuvimos con muchos actores, de otras tantas nacionalidades, lo que nos dejó una integración personal muy rica en el campo espiritual y de la actuación.

-¿Cómo empezaste tu carrera artística?
Me di a conocer fue a través del reality show ‘Protagonistas de novela’, donde gané y todos comenzaron a conocerme como ‘la actriz dominicana’, por eso no entiendo por qué dudan de donde vengo.

-¿Cuál aspecto te ha costado más a la hora de prepararte para ser actriz?
Lo que más me ha costado ha sido precisamente mi acento, por lo que he tenido que tomar clases de dicción en México. Esto no ha sido, sin embargo, un impedimento para continuar participando en proyectos tanto para la pantalla chica como el cine.

-¿Queda algo en lo que te gustaría participar?
Ahora quiero llegar a un programa de televisión donde pueda tener más independencia. Al estilo de un show talk. Algo más periodístico. Porque tengo vena y ganas para eso.

-¿Te irías de Miami si te ofrecieran un papel en otro lugar?
Sí, aunque ahora es el momento de los hispanos. Aquí en Miami están en furor las telenovelas latinas. Y eso es muy importante para los artistas de origen latino como yo. Definitivamente aquí en Miami está la oportunidad para los artistas latinos. Es una ciudad muy compleja que vive del entretenimiento

-¿Y te gustaría participar en algún proyecto en la República Dominicana, tu país natal?

Sí. Íbamos a hacer una película dominicana con Alfonso Rodríguez y no pude porque estaba filmando la novela ‘Mas sabe el Diablo’, pero él (Alfonso) me aseguró que en cualquier momento está para mí. No hemos vuelto a hablar y no sé cuáles son las películas que se filmarán este año en el país, pero quiero participar en una.

-¿Y de qué trata tu lanzamiento al mundo de la música?
Para febrero la disquera estará lanzando la agrupación de la que formo parte, que es una especie de ‘Pussycat Dolls’.

-¿Qué haces en tu tiempo libre?
Me gusta hacer ejercicio y mantenerme en forma por salud. Me encanta hacer amigos y mantener buenas relaciones con todos mis compañeros de trabajo.

-¿Has encontrado a alguien para que te acompañe en tu vida sentimental?
He tenido muchos pretendientes pero nada en serio. Estoy ahora rodeada de mi familia y eso es lo más importante para mí. Por ahora no estoy pensando en matrimonio, ni hijos.

-¿Cómo fue tu experiencia modelando?
En el campo del modelaje me ha ido muy bien. He posado para importantes firmas de ropa y cosméticos .Eso también me ayudó a llegar a la actuación.

-¿Tienes proyectos nuevos?
Todos mis planes, por ahora, los tengo en proyectos.


Michelle Vargas fue Perla Mayorga en ‘Más sabe el Diablo’:

Hija de Sandro y Susy, conoce a Ángel desde que nació, pues Esperanza y Susy se ayudaron mutuamente con sus hijos y la relación entre ellos es más de hermanos que de otra cosa. A pesar de la molestia de Sandro, Perla se enamoró de Gregorio, a quien veía como un hombre maduro y lleno de sabiduría y poder, tres características irresistibles para una mujer como ella. Ahora, Perla y Gregorio están esperando un bebé y han anunciado que en unos meses van a casarse.

Tiene buena relación con su madre, a pesar de que le avergüenza un poco que ella sea tan desparpajada y añore volver a tener 20 años, pero con Sandro la relación es tirante y brusca, pues él considera que Perla debería haber buscado un hombre ambiciones más altas y honestas, que ser ladrón, como son las de Gregorio y por eso Sandro no pierde oportunidad de recordárselo a cada momento.

En cuanto Perla supo que estaba embarazada se fue a vivir con Gregorio a un diminuto apartamento que es más un cuarto, en el que hay una cocineta y una pequeña nevera y baño, y sueña con que Gregorio cumpla su promesa de un día irse a vivir a un sitio en donde puedan realmente tener comodidades para ellos y para el niño que está por nacer. Pero el destino hará que ese sueño se vea destruido cuando Gregorio cae muerto durante uno de los operativos y Perla no tiene otra opción que seguir adelante sola, aunque cuenta con el apoyo incondicional de Ángel, quien le jura que jamás la va a desamparar ni a ella ni al niño, así entre ellos dos nunca haya nada más que una estrecha amistad.

Con el tiempo, Perla (de 21 años) irá dejando a un lado el terrible dolor de la pérdida de Gregorio y comenzará a ver en Ángel un hombre de quien puede enamorarse, sin saber que para ese momento, el corazón de Ángel ya pertenecerá irremediablemente a Manuela. Y mientras tanto El Topo, otro de los miembros de la banda, se esmerará por estar ahí para ayudarle, pues siempre ha estado enamorado de ella, aunque Perla ni siquiera lo sospeche.