Carlos Ferro


Carlos Ferro tuvo una participación especial en la telenovela ‘Más sabe el Diablo’, de la cadena Telemundo, donde personificó a Gregorio, quien le ha permitido explorar un gran abanico de situaciones. Y Carlos Ferro se está convirtiendo poco a poco en la nueva revelación actoral en el mundo del espectáculo a nivel internacional. Un verdadero ejemplo de lo que significa talento y superación, es la ascendente carrera artística del joven actor mexicano.

En ‘Más sabe el Diablo’, este apuesto galán interpretó a Gregorio, un joven leal, pero ante todo protector de su mejor amigo "El Diablo" (Jencarlos Canela); contrario a lo que pueda parecer es un muchacho con ganas de salir adelante y con ganas de demostrarle al mundo que puede hacerlo. Es un luchador incansable, que por distintas situaciones de la vida termina encabezando una banda, la cual definitivamente se convierte en su perdición.

También, cabe destacar que entre la carrera artística de Carlos Ferro destacan su participación estelar en importantes producciones para la cadena Televisa tales como: ‘Encadenados’, ‘Aventuras en el Tiempo’ y ‘Rebelde’, entre otras. Así como también diversas telenovelas y series para la cadena Telemundo entre las que sobresalen: ‘Dame chocolate’, ‘Decisiones’ y ‘Amores de Luna’. Actualmente, Carlos Ferro da vida a Benny, en la telenovela ‘Perro Amor’.

La actriz mexicana y nominada al premio Oscar, Adriana Barraza, fue su gran maestra, guía, quien le dio la base técnica y la confianza escénica. A partir de eso, cada proyecto en que se embarcó, significó más experiencia, más conocimiento y más credibilidad en sus propios dones, sin dejar de luchar en su gran tarea del oficio actoral.

-¿Cómo lograste dar vida a tu personaje de ‘Más sabe el Diablo’?
Te voy a ser bien sincero. Fui el último en entrar en la telenovela y lo que hice fue que me puse a ver Discovery Channel en donde salen programas de las cárceles, con los reos, como ellos hablan, como justifican y explican todos sus actos, maté a mi novia porque la maté y punto. Comencé a analizar mucho la mente fría de esos hombres y partí de esa base para darle a mi personaje esa frialdad. Gregorio sale a la calle, mata y luego llega a su casa y saluda a su esposa, como si fuera lo más normal de la vida.

-En pocas palabras, ¿cómo definirías a Gregorio, tu personaje?
Es medio malo y medio odiado, pero la gente se va a enamorar de él.

-¿Por qué decidiste aceptar la pequeña personificación de Gregorio?
Porque pienso que es una novela espectacularmente rica y cuando yo dije que tiene todos los espacios, es que están llenos. Es una historia de amor preciosa protagonizada por estos seres humanos que son bellos por fuera y por dentro. También hay la parte de la maldad, que modestia aparte es la que me toca a mí y está muy bien armada por la escritora, así como la parte del humor, la de la dulzura y la del cariño. De verdad que es una novela muy bonita, además siempre en Telemundo queremos hacer cosas distintas, diferentes, algo que nos ha llevado a ser tan naturales para que el televidente se vea reflejado en las actuaciones cotidianas.

-¿Qué significó en tu carrera actoral esta novela?
‘Más sabe el Diablo’ para mí fue encontrar una familia, trabajar con esta producción fue maravilloso, la química con todos fue excelente, prácticamente una hermandad. Cada día de trabajo era un día de reto y de diversión.

-Trabajaste con actores de gran trayectoria, como Miguel Varoni, ¿cómo viviste esta experiencia?
El maestro Varoni es una cosa espectacular. A pesar de ser el villano de la historia, pues fíjate que de malo no tiene nada, es un tipazo simplemente. Siempre tiene un buen chiste para su momento y un buen consejo cuando uno lo necesita, fuimos una sola familia.

-¿Y qué recuerdos guardas del resto del elenco?
La química con Jencarlos fue de hermanos y se notó en la novela. Con Michelle Vargas, mi pareja, ni para que te digo. Y aunque con Gaby Espino nunca me tocó grabar cuando nos veíamos en los pasillos o en los foros, hablábamos y lo que ella tiene de bella lo tiene de sencilla.

-¿Nos podrías contar alguna anécdota curiosa que te pasara en el rodaje de esta telenovela?
Sí. Dos días antes de irme a Miami para grabar, me asaltaron tres chavitos (jovencitos) de 17 años y se me quedó bien grabado, al extremo que al momento de empezar a grabar, me basé en el nerviosismo que traían. Luego, fue dándose solito y creo que cumplí mi cometido.

-Queremos conocerte un poco más. ¿Nos puedes desvelar tu fecha de nacimiento?
Sí, nací el 5 de julio de 1984 en México. Soy cáncer.

-¿Nos cuentas un poco de tu trayectoria artística?
Debuté a los 15 años en la telenovela ‘Encadenados’, al lado de Humberto Zurita, y también he participado en cinco capítulos de ‘Dame chocolate’. Actualmente, personifico a Benny, el mejor amigo de Rocky (Khotan Fernández), en la telenovela de Telemundo: ‘Perro Amor’.

-¿Cómo conseguiste el papel de ‘Dame chocolate’ en Telemundo, sin hacer casting?
Yo estaba en el taller de actores de Telemundo de Adriana Barraza e iba caminando por los foros una semana antes de entrar a las clases cuando me encuentro a un conocido que estaba escuchando a los actores. Voy pasando y él me dijo: “necesito que me hagas un favor, me hace falta alguien que entre a ‘Dame chocolate’”, asi de simple, una aparición pequeña pero válida, estas son cosas del destino.

-¿Y qué nos puedes contar de tu participación en ‘Rebelde’?
En el caso de ‘Rebelde’, sí hice casting y la última temporada entramos los tres villanos, fue una experiencia increíble para mí, ellos me adoptaron de una manera bonita con una acogida muy emotiva.

-¿Qué significó, para ti, recibir clases de Adriana Barraza?
Ella es mi mamá Barraza, como le digo yo. Fue una de las primeras, desde que hice el casting en Miami, me apoyó al máximo, ciegamente. Yo le agradezco todo lo que soy, como maestra es impresionante y ahora te puedo presumir diciéndote que soy de los pocos que he estudiado con la nominada al Oscar. Adriana Barraza, no hay palabras para definir lo grande que es, fue un golpe de suerte que Dios y la vida me dio, el conocerla y poder haber caído en sus manos.

-¿De dónde te viene la vocación de actor?
Siempre fui el teatrero de la familia y estuve a punto de estudiar ingeniería genética hasta que pensé: “Ferro, esto no es lo que quieres, lo tuyo es contar historias”.

-¿Cómo es la mujer de tus sueños?
Inteligente, con carácter y sencilla. Esto es lo más sexy que puede haber para mí en una mujer.

-¿Y eres romántico?
Muchísimo, soy un romántico a morir, muy sentimental al punto de ver una película y a veces me quiebro, entonces tengo que decir tengo una basurita en el ojo.

-Si tuvieses a la mujer de tus sueños, ¿qué invitación le harías?
Me la pones bien complicada. La playa es caché, lo tiene todo. Una cena a la luz de las velas es bien romántico y un atardecer ni que decir. Te lo digo así; la invitaría a un atardecer en la playa, esa es una de mis ‘criptonitas’.

-¿Qué canción le dedicarías?
Hay un tema de mi compadre Reyli Barba que se llama ‘Tú’... “Tu hasta la vida y hasta la muerte sólo tú y sólo tú eres la luz”. Me gusta porque sólo habla de ella.

-¿Tienes alguna adicción confesable?
Soy medio loco. Soy adicto a los deportes extremos. Me encantan los autos de carrera, la velocidad, esquiar, tirarme en paracaídas y, hasta el momento, sólo he experimentado rasguños como parte de mis aventuras. Tuve un choque muy fuerte en un coche. Me caí por un barranco, pero como traía malla de protección, no me pasó mucho y, en otra ocasión, me enredé en el paracaídas en pleno descenso.

-¿De dónde viene este hobbie?
No lo sé. Desde que nací siempre fui bien inquieto. Era la pesadilla de mi mamá, iba al hospital cada semana y el doctor ya me decía: “qué te rompiste esta vez”.


Carlos Ferro fue Gregorio en ‘Más sabe el Diablo’:

Uno de los más antiguos miembros y a quienes todos respetan, pues tiene a su “haber” un par de muertos. Es uno de los ladrones de la banda de “Los Latas”. Gregorio es el tipo de los contactos, tiene amigos en todas partes y quien se encarga de estar enterado de cualquier tipo de movimiento de mercancía que pueda representarles un botín que le sirva a “El Hierro”.

Amigo cercano de Ángel y pareja de Perla, es un buena vida, que está convencido de que los que llevan una existencia como la suya no llegan a la vejez, así que insiste en vivir el presente sin preocuparse mucho por el futuro.

Morirá con 27 años, muy al comienzo de la historia sin ni siquiera alcanzar a conocer a su hijo y dejando a Perla en un mar de problemas y soledad.