..:EL JURAMENTO:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Edición especial 3):
  • SINOPSIS: Revive la historia en la tercera edición especial que te ofrece la Revista "Gaceta, Dulce Paraíso".

  • ELENCO: con biografías y entrevistas a algunos de los actores de la telenovela, como a Natalia Streignard, Osvaldo Ríos, Susana Dosamantes, Héctor Bonilla, Dominika Paleta, Pablo Azar, Harry Geithner, Héctor Suárez Gomís, Salvador Pineda, Paola Toyos y Ricardo Chávez.

  • RESUMEN: toda la historia escrita de cada uno de los episodios, en siete apartados, para que no te pierdas ni un detalle.

  • ANÉCDOTAS: todo lo que sucedió detrás de cámaras.

  • CUESTIONARIO: demuestra que no te has perdido ningún capítulo de 'El Juramento' en este breve cuestionario.


VÍDEO DE 'EL JURAMENTO':


Encuesta: ¿Te ha gustado 'El Juramento'?

  1. Sí (con el 70%).
  2. No (con el 30%).

..:SINOPSIS:..

EL JURAMENTO:

Telemundo presentó su primera producción original desde los nuevos estudios mexicanos: ‘El Juramento’. Esta gran historia de amor, pasión y una sed de venganza se estrenó el pasado 30 de junio de 2008 a las 8pm/7c. Protagonizada por Natalia Streignard y Osvaldo Ríos junto a un elenco de primera que incluye a: Susana Dosamantes, Héctor Bonilla, Salvador Pineda, Dominika Paleta, Héctor Suárez Gomís y Pablo Azar; con Tina Romero, Kenya Hijuelos, Luis Uribe, Esteban Soberanes, Ricardo Chávez, Paola Toyos, Martín Navarrete, Mar Carrera, Hugo Acosta, Carlos Torres Torrija, Damián Fuentes y Paloma Quezada y Harry Geithner, entre otros.

Desde el 30 de junio de 2008 hasta el 27 de octubre de 2008 hemos podido disfrutar de esta versión de la telenovela ‘La Mentira’, que al principio se iba a llamar ‘El Engaño’ por Telemundo, que contiene venganza, pasión y amor.

Con un total de 100 capítulos, de 45 minutos cada uno aproximadamente, esta historia de Telemundo llega a la Revista “Gaceta, Dulce Paraíso”, en el tercer número especial que lanza nuestra publicación para que podáis disfrutar y revivir los momentos de cada episodio, con entrevistas y biografías a los actores y actrices, perfiles de cada personaje, resumen detallado de cada uno de los episodios (dividido en siete partes), póster y un cuestionario para que demuestres que no te has perdido ni un solo capítulo.

SINOPSIS:
"Un amor que luchó para vencer... la mentira".

‘El Juramento’ es una historia de amor que detrás del dolor de un hombre que busca venganza, descubre un gran amor en donde la mentira, se convierte en víctima de su propia trampa.

Al regresar a México, Santiago descubre que su hermano Diego se ha suicidado por el engaño y la traición de Alma, de quien se enamoró locamente; sin saber su nombre, Santiago jura vengar su muerte y va en busca de esa mujer a la casa de la familia Robles Conde, grandes empresarios de la industria hotelera, en donde conoce a Alma y Andrea.

Santiago queda impresionado con la belleza de Andrea y por error supone que ella fue la culpable de la desgracia de su hermano; planea su venganza conquistándola, sin saber que en realidad fue su prima Alma quien logró manipular a Diego hasta llevarlo al suicidio.

Con todas las armas de conquista hacia Andrea, Santiago la enamora y la lleva a vivir en una casa lejos de la ciudad, donde inicia un maltrato emocional lleno de frialdad e indiferencia. El problema es que a pesar de que Andrea sufre por el desamor de su esposo, Santiago vive atormentado porque a pesar de su rabia, se ha enamorado perdidamente de ella.

Un día Andrea decide enfrentarlo y saber la causa de su rencor, y es allí cuando él le revela su cruda verdad. La mujer, presa del sufrimiento, no puede creer la pesadilla que injustificadamente vive por una sed de venganza y lo deja segura de jamás perdonarlo. Cuando Santiago se convence de su equivocación, decide buscarla pero ya es demasiado tarde.

Para Santiago, la batalla apenas empieza, él debe luchar por el perdón y recuperar el amor de Andrea, quien a pesar de su dolor, no puede evitar el amor que siente.

La vida de los dos protagonistas es una historia que se debate entre el amor y el engaño, en donde el corazón será el único capaz de romper la barrera de odio que los separa.

..:ELENCO:..

Natalia Streignard


Natalia Streignard interpretó a Andrea en ‘El Juramento’, historia de Caridad Bravo. A esta talentosa actriz venezolana la hemos podido ver en telenovelas exitosas como en ‘Pedacito de cielo’, ‘Mi Gorda Bella’, ‘Anita, no te rajes’ y ‘La Tormenta’.

La actriz venezolana estaba instalada en Miami, cuando recibió una llamada que cambió sus planes. La actriz fue requerida por los ejecutivos de Telemundo para que asumiera el personaje que abandonó Gaby Espino, tras el anuncio de su embarazo. La telenovela llamada inicialmente ‘El engaño’, que ahora se llama ‘El Juramento’. Puntos de la trama, libretos y hasta el nombre sufrieron algunas modificaciones, ante la necesidad de volver a grabar el material que estaba listo cuando estalló la crisis con la pareja protagónica del proyecto inicial, ya que Fernando Carrillo y Gaby Espino abandonaron sus roles protagónicos. Fue así como la recordada “Gorda Bella” debió empacar sus cosas, tramitar el permiso para su gato y alzar vuelo con el propósito de instalarse en Ciudad de México.

Aunque no quiso ni confirmar ni negar su matrimonio con la empresario Donato, con quien lleva año y medio de relación; fuentes cercanas a la actriz nos han informado que, entre noviembre y diciembre, la hermosa Natalia piensa en casarse por tercera vez. La primera vez que se casó fue con el actor cubano Mario Cimarro, a quien se unió en 1999 para luego divorciarse en el 2001. Después estuvieron juntos de nuevo entre el 2002 y el 2006.

-¿Estabas nerviosa ante la posibilidad de trabajar tan hermético para los artistas extranjeros como tradicionalmente ha sido México?
Me temblaron y muchísimo, pues llegar a un país extraño, donde no conoces a nadie, no tienes amigos... además, entrar a una producción que está retrasada por mil inconvenientes, en la que no sólo te exigen leer la novela y trabajar el personaje a toda velocidad, sino que no hay tiempo para equivocarse ni para tener acento es muy estresante. En fin, estos son algunos de los motivos por los cuales llegué a México aterrada. Por otro lado, ya tenía algún tiempo sin grabar y las piernas me temblaron nuevamente cuando me coloqué frente a las cámaras, pero finalmente la novela está fantástica y el reto es doble. Así que aquí me tienen, mudada, con gato y todo, encaminada y decidida a hacer lo mejor para que mi regreso a las pantallas sea un éxito.

-¿Te sorprendió la llamada de Telemundo para este proyecto?
Me tomó absolutamente por sorpresa. Yo estaba lista para protagonizar en Miami junto a Christian Meier la nueva novela de Telemundo, ya estaba incluso leyendo los primeros capítulos. Al principio fue como recibir un balde de agua fría, no fue muy grato, pero luego de que pasó el susto, me enamoré del proyecto y de la idea de conquistar al público mexicano tambien...

-¿Estás dispuesta a limpiar la imagen de los venezolanos, después de lo sucedido con Gaby Espino y Fernando Carrillo?
No creo que esa sea mi labor. Yo creo que cuando un proyecto ya sale al aire y el público se enamora del personaje, se hace muy difícil arrancarle del corazón al público los personajes, pero en este caso no había salido al aire, así que el público no tuvo oportunidad de encariñarse con los personajes. El embarazo de Gaby fue una bendición un regalo que Dios, siento que quedar embarazada es una bendición dentro de esta novela, que uno de los personajes haya quedado embarazada, ella hubiera continuado con la novela, lo que pasa es que sucedió lo de Fernando, se tomaron las medidas que se tomaron y pues se decidió que tampoco Gaby continuara en el proyecto.

-¿Qué nos puedes contar de Andrea, el personaje que interpretaste en ‘El Juramento’?

Uno siempre le apuesta a lo que está haciendo, pero estaba en negación con Andrea porque es demasiado sumisa, se dejaba humillar y me pasaba peleando con los libretos, porque me parecía insólito, pero me di cuenta que es la realidad de muchas mujeres y lo he vivido, me ha pasado que uno llega a ser víctima del amor. A estas alturas de la grabación, me di cuenta que no iba a seguir luchando contra Andrea, porque sé que muchas mujeres se van a sentir identificadas

-¿Qué semejanzas tienes con Andrea, tu personaje en el melodrama?
Andrea es un personaje muy humano, todas las mujeres hemos cometido errores, víctimas del amor. Natalia ha sufrido por amor, se ha humillado por amor, se ha enfermado por amor, al igual que Andrea que vive un amor tormentoso.

-¿Cómo te sentiste al regresar a México?
Siempre estuve esperando esta oportunidad. Me fui la primera vez de México de una forma muy dramática. Mis padres sufrieron de cáncer al mismo tiempo y no tenía un recuerdo muy bonito, pero imagínate, volver con este proyecto en que todos los ojos de Telemundo están puestos en nosotros, es muy importante. Además, me encanta trabajar con gente que no usa apuntador. Al final, repasamos una escena como 15 veces con tal que salga como tiene que salir.

-El melodrama está basado hasta los primeros 30 episodios en la historia de Caridad Bravo Adams, que hace algunos años realizaron Guy Ecker y Kate Del Castillo bajo el título de ‘La mentira’...
Sin embargo, luego continuó una especie de historia original que no tiene nada que ver con la que han visto.

-Hemos vuelto a verte en un papel donde muestras grandes dotes como jinete, ¿cómo te sentiste trabajando de nuevo con animales?
Soy una defensora de los animales, ni siquiera me los como. Lo hago por vocación al trabajo. A mi me toco aprender a montar en ‘La Tormenta’. Yo no sabía, nunca me había montado en un caballo pero no sé porque los productores piensan que uno si lo ha hecho. Aprendí a los trancazos, como decimos en mi país, y en ‘La Tormenta’ finalmente lo hice, ahora ya tengo la experiencia y eso cuenta. Pero si le tengo mucho respeto a los caballos, soy defensora de los animales y soy vegetariana. De hecho me encantaría poner una fundación de ayuda a los animales, los quiero, me enternecen demasiado y me preocupan los animalitos que están en la calle, soy pro-animales.

-¿En alguna escena sentiste temor de ser tumbada por el caballo?
No, porque cuando toca hacer ese tipo de escenas que son mas riesgosas, te colocan un doble. Yo aquí en esta novela solo lo he utilizado una sola vez, por la escena donde el caballo se cae y tumba la protagonista, el resto han sido caminatas y trotaditas.


-¿Cómo te sentiste al estar alejada de tu familia?
La mayor bendición del trabajo es viajar y una de las cosas negativas también. Uno conoce mucha gente, pero en mi caso, tienes una vida muy solitaria, porque tus amigos, tu familia y tus verdaderos afectos de vida no están contigo. Veo a mi papá y a mi mamá dos veces al año y la mayor parte del tiempo estás solo.

-Aunque tuviste un gran éxito internacional en el melodrama ‘La Tormenta’, junto a Christian Meier, las extensas jornadas de trabajo también aportaron tu deterioro físico y emocional que padeciste, incluso tuviste que ser operada de uno de tus pulmones...
La vida es como si se pusiera en pausa por un año. Si tienes problemas personales no los puedes atender y no te puedes partir en dos. Creo que todo eso fue producto del estrés. Como uno mismo puede sanar su cuerpo, también lo puedes dañar. Uno mismo se llena de cáncer pues, uno mismo se llena de enfermedades porque se sabotea, pero ya estoy bien.

-¿Después de estar grabando varias horas al día, qué haces en esos momentos que tienes un espacio para descansar?
Creo que uno pasa los nueve meses estresado. Es difícil relajarse porque si estas grabando como protagonista, te tocan todas las escenas. En esos descansos pues tiene uno que estar llamando por teléfono, al banco, a la familia y luego llegas a la casa tardísimo a ponerte estudiar para lo que te toca al día siguiente. En mi caso tengo que ir al gimnasio así sea una horita pero tengo que hacerlo porque si no, no valgo nada. El domingo que es el único día libre que tenemos, o te lo pasas hablando con la familia que no ves ni escuchas, o te metes en el cine aunque no lo ves como un espectador que se está relajando, siempre estas mirando como están actuando, hablando y el maquillaje. Creo que dentro de la telenovela como que es difícil relajarse, hay pocos momentos en que se puede uno desvincular para pensar en otra cosa.

-En el elenco de la telenovela había actores con amplia experiencia en el mundo artístico que imponen con su presencia, ¿te causa nervios actuar con alguno de ellos?
Estar al lado de un gran actor a mí sí me causa nervios, pero tengo que estar a la altura de ellos, tengo que dar la talla, obviamente la experiencia hace al actor.

-¿Crees que habrá comparaciones de esta novela con ‘La mentira’ por su similitud?
Creo que las cosas buenas se pueden copiar, obviamente cada versión por la tecnología siempre va a ser mejor. Sí significa un reto que me vayan a comparar el trabajo con el que hicieron Kate y Guy.

-¿Y has visto ‘La Mentira’ para poder tomar referencia con tu personaje?
Estuve tentada, pero no la quise ver porque si veo la actuación de Kate me hubiese sentido presionadísima, esa novela fue muy exitosa.

-Al principio de las grabaciones de ‘El Juramento’ hubo rumores que te vinculaban sentimentalmente con el galán de la telenovela (Osvaldo Ríos), ¿hubo algún tipo de química con el actor?
La única química que siento es con mi novio, la única chispa que se enciende, la enciende él, estamos enamorados, todo lo que digan son mentiras para vender revistas.

-¿Cómo te llevas con el elenco de la telenovela?
La verdad es que la gente me ha tratado muy bien, en especial los muchachos de producción. Aunque es un trabajo muy duro, afortunadamente no hay tantos problemas como uno se imagina. Reconozco que he tenido una que otra dificultad, pero creo que han sido malos entendidos que se han aclarado.

-¿Estos malos entendidos han sido con tu co-estelar Osvaldo Ríos?
Exactamente, así es.

-¿Estas incomoda porque dijeron que mantenías un romance con Osvaldo Ríos, justo cuando ya pensabas en casarte con Donato?
Claro, eso a mí realmente me molestó muchísimo y por eso te digo que aparentemente fue un malentendido. Al principio se divulgó que yo tenía un romance con él y se hablaron muchas tonterías, pero no hemos tenido nunca nada qué ver. Me incomodó el comentario porque tengo pareja y estoy muy feliz, y eso sí puede llegar a afectar la relación en algún momento. Me ofendí porque no es justo que se empiecen a decir tonterías acerca de mí. Soy una persona muy seria y no me meto con nadie, respeto la vida privada de cada quien y espero que eso mismo hagan conmigo. Aparentemente ya se aclaró todo.

-Se dijo que eso lo utilizó Osvaldo Ríos para hacerse publicidad...
También puede ser una estrategia publicitaria, por eso quiero dejar claro que la única relación sentimental la tengo con mi novio Donato.

-¿Alguna vez te sentiste acosada por Osvaldo?
Pues mira, la verdad, cómo te explico. Siento que estábamos haciendo un trabajo muy profesional, pero hay personas que se equivocan y pues ése no es problema mío. Soy una persona muy sería en mi trabajo y no puedo creer que haya quienes se confundan. Sencillamente, no quiero pensar que fue una estrategia publicitaria para hacer un poco de “ruido”. Puedo sospechar muchas cosas, pero no soy capaz de acusar a alguien, porque hasta no tener la certeza es muy feo señalar.

-¿Hablaste de esto con Osvaldo?
Traté de hablar con él, pero obviamente lo ha negado todo, incluso se ha mostrado indignado ante mi pregunta, cuando aquí la única afectada soy yo. Por eso es que necesito una aclaración. No quiero que esto trascienda porque no molesta horriblemente que se metan conmigo. La verdad es que quise aclararlo con él, pero estaba ofendido en ese momento. Pero me afirmo en decir que no he tenido, ni tendré nunca una relación sentimental con el señor Ríos. Mi relación con él es estrictamente profesional.

-¿Se ha hecho más difícil tu relación con él en el set?
Soy actriz y muy profesional y definitivamente entiendo que no tenemos que ser los más íntimos amigos. No me llevaba mal con nadie, sólo hago mi trabajo muy tranquila y trato de ser lo más profesional posible. Después de aclarar todo este asunto, se terminó mi malestar y todo volvió a ser como antes.

-Después de tu divorcio con el cubano y también actor Mario Cimarro, hace dos años empezaste una relación sentimental con el empresario Donato Calandriello, ¿cómo te sientes al lado de Donato?
Sólo puedo decirles que disfrutamos la relación y que estoy muy feliz.

-¿Cómo ha quedado tu relación con tu ex marido Mario Cimarro?
Muy bien. Quedamos como amigos. A él voy a quererlo siempre.

-¿Y tienes planes de ser madre?

Eso es algo que toda mujer quiere hacer. Vengo de una familia súper numerosa, somos cinco hermanos y cada uno tiene a sus hijos, más mi abuela y mis primos. Quiero construir eso mismo para mi futuro. Ya me veo con mi familia.

Osvaldo Ríos


El actor puertorriqueño Osvaldo Ríos, de 46 años de edad, quien sustituyó al venezolano Fernando Carrillo en la telenovela ‘El Engaño’, de la cadena Telemundo, que tomó el nombre ahora de ‘El Juramento’, defendió a capa y espada a su personaje en dicho culebrón, donde dio vida al personaje de Santiago Landeros. Aunque trabajó casi 90 horas a la semana, está alejado de su patria y de sus seres queridos, en especial de sus hijos, el actor Osvaldo Ríos asegura vivir una providencia con su estelar en la telenovela ‘El Juramento’, telenovela de alta definición que ya ha sido pre-vendida a más de 40 países.

Con el pelo más corto y más delgado, Ríos se trasladó a los nuevos estudios de Telemundo en la Ciudad de México para filmar durante los próximos ocho meses. Este es el segundo trabajo de Ríos con la cadena estadounidense, ya que el primero fue el papel de Don Alejandro de la Vega, padre de Diego, en ‘Zorro: la espada y la rosa’.

Ríos comenzó su trayectoria artística dentro de la música en grupos de nueva trova en Puerto Rico. Tras graduarse como psicólogo, su pasión por la actuación lo llevó a varios proyectos y a los 22 años obtuvo fama internacional al protagonizar la telenovela ‘Kassandra’ en 1990, que fue transmitida a 150 países y traducida a 32 idiomas, y ostenta el Record Guiness de la novela más vendida en la historia. Posteriormente protagonizó varias telenovelas en Colombia, España, Puerto Rico, Venezuela, Estados Unidos y ahora en México volvió con ‘El Juramento’.

-Tu nuevo personaje en ‘El Juramento’ le quitó la mujer a su hermano, explícanos cómo es tu personaje...
Santiago es un ejecutivo millonario de 35 años que trabaja en la bolsa de valores de Wall Street, en Nueva York, y que se entera de que su hermano se suicida por culpa de una mujer. Aunque, mi personaje no le quita la mujer a su hermano. Ese no es el engaño. Mi hermano se suicida, entonces mi personaje viene al entierro y se entera de que la causante del suicidio es supuestamente la esposa. La historia de Santiago Landeros continúa en México donde jura vengarse de ella, pero en medio del suspenso y conflictos, termina enamorado de una mujer llamada Andrea.

-¿Cómo te preparaste el personaje?
Investigué con amigos que trabajan en la bolsa de valores de Nueva York para el comportamiento del personaje. Estuve intercambiando 'e-mails' para hacerles interrogatorios y explorar cómo hablan, cómo miran y cómo caminan, con el fin de interpretar la comunicación no verbal de las conductas que nacen a raíz del poder y el dinero.

-En tu papel de Santiago, ¿cuál ha sido el reto de tu personaje y qué has tenido que aportarle a él?
Mira, es un personaje que si bien es cierto en términos de edad y fisonomía es muy parecido a lo que soy yo en mi vida real, en términos de sicología del personaje es muy distinto. Quizás la mayor virtud que tiene esta historia es que no existen personajes estereotipados o etiquetados, como los buenos y los malos, estos son personajes de carne y hueso que sufren, padecen, gritan, se pelean, pero se aman y se quieren como en la vida misma, los buenos no son buenos 24 horas ni los malos tampoco. En mi caso particular, Santiago Landeros es un personaje que en momentos se vuelve medio loco porque presencia el suicidio de su único familiar en esta vida, su hermano menor, que lo ve pegarse un tiro provocado por un desamor. Ahí se da a la tarea de buscar a la mujer que provocó esto y en su obsesión por hacerla pagar, es el juramento que le hace en la tumba a su hermano, pues llega incluso a enamorarse de ella. Podría llamarse una mezcla entre amor y odio. Obviamente no es fácil interpretar un personaje con estos matices, pero gracias a la ayuda de los directores, al empeño y el estudio de cada uno de nosotros, creo que hemos logrado salir a flote. Yo personalmente me siento tranquilo y satisfecho.

-¿Por qué tomaste la decisión de sustituir a Carrillo en la novela?
Porque me convenció la historia y porque tengo exclusividad con Telemundo-NBC por tres años con tres protagónicos y este es el primero de ellos, estoy feliz por la oportunidad. Es una buena historia para contar. Ha sido una bendición este nuevo personaje. No puedo decir otra cosa, aunque fueron de 14 a 16 horas diarias, de lunes a sábado, ya que es un proyecto que estuvo detenido varias semanas, pero ya estamos al día y todo ha sido maravilloso. Yo siempre abrazaba la idea de volver a México y gracias a Dios se me dio con una historia muy buena de un personaje que yo creo que es muy rico en matices, con una gama de emociones inmensas, eso por un lado; por otro lado, el hecho de que Natalia haya sido escogida como la protagonista desde un principio me dio mucha alegría, porque yo he visto varios trabajos de ella y me dejo impresionado. Asimismo, me mantuve al margen de lo que pasó con el embarazo de Gaby y la situación de Fernando, pero yo creo que los actores de oficio aceptamos el reto de una historia bien escrita, independientemente del trasfondo que venga con ella y cuando yo supe que era una historia original de Caridad Bravo Adams no lo dudé dos veces.

-Rápidamente tuviste que tomar la decisión para aceptar el personaje de Santiago en ‘El Juramento’...
La noticia me tomó por sorpresa porque yo estaba de vacaciones en Puerto Rico y tenía programada una nueva novela (‘Los 30’), que se iba a empezar a grabar el pasado mes de marzo.

-¿Cómo te sentiste de volver a México para las grabaciones de esta novela?
Me gustó estar de regreso en México por el profesionalismo y la mística de cómo se producen las novelas y me encanta vivir en México por su cultura, la comida, los paisajes y el amor de sus habitantes por conservar sus tradiciones. Además, admiro la capacidad del mexicano para conservar su identidad, nacionalidad, en un mundo donde la globalización nos lleva a copiar de otros países.

-¿Temes que comparen ‘El Juramento’ con ‘La Mentira’?
Yo personalmente no creo que haya comparaciones, lo único en común que tiene es que Caridad Bravo Adams escribió la historia original, la producción ha sido muy cuidadosa con la adaptación con la elección del elenco, con el formato en que se está haciendo. Obviamente ‘La Mentira’ se hizo hace unos 12 años y para esa época no se grababan novelas en alta definición. Cada actor impregna su propio personaje, por lo tanto no creo que sea similar, además cuando las historias son buenas vale la pena hacerlas.

-¿Viste ‘La Mentira’ para tomar alguna referencia?
No la vi porque me parece que Guy es muy mal actor y no tengo nada que aprender de él, un actor que tiene los matices en una línea recta no me interesa para nada.

-¿Cuánto le has puesto de tu persona al personaje?
Además del físico, Santiago viene de orígenes muy humildes, al igual que yo me tocó lustrar zapatos, vender bolsas de papel. Santiago vino desde abajo, también hizo de todo en la vida y logró convertirse en un hombre exitoso.

-El pasado 3 de mayo se te otorgó el premio ACE, por la Comisión de Televisión de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York, como “Mejor Actor Característico” por la telenovela ‘El Zorro’, compitiendo con César Evora y Arturo Peniche, ¿cómo te sientes con este nuevo premio?
Es mucha responsabilidad. Siempre he sido un obrero del arte. Nunca trabajo para premios, pero si vienen, ¡qué bueno! No tan sólo me premian a mí, un actor puertorriqueño, están premiando a un pueblo y no lo veo como competencia contra colegas, sino como la manera en que la gente percibe mi trabajo. Lo primero que hice al recibir el premio fue dedicárselo a Puerto Rico y compartirlo con mis compañeros, que también hicieron buen trabajo. Estoy bien contento de llevarlo para la Isla porque trabajé muy duro, dejé el alma, la piel y el corazón en el personaje”, expresó Ríos antes de enviarle “un beso a todo Puerto Rico y a mi familia.

-Telemundo está asociado con Televisa y pronto llegará ‘El Juramento’ a las pantallas mexicanas...
Los estudios cuentan con la más alta tecnología, son tipo cine y quedan en una montaña, parecida al Yunque, llamada Ajusco y, por eso, también tengo puertas abiertas en Televisa, pues me hizo un recibimiento muy bonito a pesar que estoy en la competencia. Estuve en el programa ‘Muévete’, que anima Maribel Guardia y que es uno de los principales del país, al lado de Ninel Conde y Eduardo Santamarina, además, me dedicaron una hora de programa y fui presentado como “El galán de las Américas”.

-Protagonizaste una telenovela anteriormente de una versión del libro ‘El Caballero de Rauzán’ y recientemente Telemundo ha hecho una nueva versión (‘La Traición’), ¿qué piensas de la adaptación?
Cuando las historias son buenas, vale la pena adaptarlas, además que te garantizan audiencia, además, ofrecí varios consejos a Cimarro, con quien coincidí en el aeropuerto de Miami. Le dije que nunca perdiera la actitud de la época. Aunque a veces el cansancio traiciona, tienes que estar 24 horas al día comportándote de esa manera, porque era una época donde imperaba un aire de caballerosidad y muchos actores sacrifican eso porque piensan que no se ven naturales.

-¿Cómo has logrado desestresarte después de cada grabación?
Creo que el humor ayuda mucho y siento que tanto Naty como yo somos actores con un estilo de trabajo muy similar, nos gusta que todo quede muy bien. Cuando tenemos ratos libres, obviamente hacemos lo que cualquier ser humano hace, en mi caso me la paso comiendo y lo hago cada tres horas si no me pongo muy mal.

-Hay un gran elenco en el melodrama como Susana Dosamantes y Héctor Bonilla, ¿cómo te has sentido al trabajar a su lado?
Mi primer día de trabajo fueron 17 escenas consecutivas con el señor Héctor Bonilla y la noche anterior estudia el doble porque es un señor que respeto, sin embargo, cuando empecé a trabajar con él fueron de las escenas más relajadas.

-¿Qué nuevos proyectos tienes después de ‘El Juramento’?
Me trasladaré a Puerto Rico, donde he firmado contrato para protagonizar ‘Obession’, una producción de José Artemio Torres de Linterna Mágica, con guión de Roberto Ramos Perea. Esta propuesta podría contar además con la participación de Karla Monroig y Natalia Streignard. También tengo planes de producir y dirigir la película ‘Dispárame suizo’, de Rolando Tarajano. El filme, que comenzaría a grabarse en la Isla entre finales de este año y principios del próximo, aborda el tema de las jineteras cubanas.

Susana Dosamantes


Susana Dosamantes, que nació el 9 de enero de 1948 en México, debutó en el cine en 1968 en la película ‘Remolino de pasiones’. Luego trabajó en la televisión y el teatro. Estuvo casada con Enrique Rubio, matrimonio que acabó en divorcio, con quien procreó dos hijos, la cantante y actriz Paulina Rubio y Enrique. El nombre de esta extraordinaria primera actriz está escrito con letras de oro en la historia del cine, la televisión y el teatro mexicano.

La primera actriz mexicana Susana Dosamantes cuenta con una extensa y exitosa carrera en cine, teatro y televisión, donde se ha destacado como actriz conductora. A su trayectoria de más de 38 años, se suman más de 65 películas, 19 novelas y 10 obras de teatro, entre las que sobresalen las novelas ‘Amalia Batista’, ‘El Amor no Tiene Precio’, ‘Corazón Salvaje’ y ‘Marina’, que marcó su ingreso a Telemundo. A través de su carrera Dosamantes ha sido reconocida en numerosas ocasiones con los más importantes premios que se otorgan en México, incluyendo ‘El Heraldo’ por su actuación en ‘Amalia Batista’ y la ‘Diosa de Plata’ por la película ‘Recuerdos del Porvenir’.

-Con una trayectoria tan amplia como la tuya, ¿hay algo más que Susana Dosamantes quiera hacer en el ámbito artístico?
7 Hay muchas cosas. Mientras haya vida hay metas y todos los días hay metas diferentes. Simplemente cada día que sale el sol, es un nuevo día, y hay que luchar todos los días, y hay nuevas cosas, y hay que estar feliz todo el día y es todo un reto. Todos los días tienen algo positivo.

-¿Qué más le pides a la vida?
Salud, dinero y amor.

-¿Te sientes realizada como mujer?
Sí, soy una mujer tranquila. He llegado a mis propósitos, tengo dos hijos maravillosos, estoy contenta, he viajado por todo el mundo por mi trabajo, porque también he tenido muy buena suerte, he vivido con una familia encantadora. Así que no me puedo quejar.

-¿Qué es lo que más te llena de satisfacción en la vida?
De la vida, vivirla.

-¿Cuál es tu gran amor?
Adoro a mis hijos, adoro a mi pareja, adoro estar viva, estar sana, tener buen sentido del humor: son las cosas que amo. Mi familia, mi trabajo, mi profesión.

-¿A qué dedicas tu tiempo libre?
A miles de cosas. Siempre tengo muchas cosas que hacer, soy como hormiguita. Me gusta mucho escoger las telas para mis vestidos, para mis diseñadores, para la ropa de las novelas, para la ropa de hija… Pinto, saco fotografías, veo a mi familia, veo a mi papá, me gusta nadar, me gusta ir al gimnasio, me gusta ir a museos, me gusta ir a galerías, me gusta mucho comprar revistas y libros. Me encanta recortar todas las revistas que me caen en las manos. Soy como peligrosa, me das una revista y empiezo a arrancar la hoja que me gustó.

-¿Cómo te has sentido trabajando con Telemundo: en ‘Marina’ y después en ‘El Juramento’?
Muy bien, estoy contentísima.

-¿Qué nuevos proyectos tienes después de acabar con las grabaciones de ‘El Juramento’?
Hay varios proyectos de Telemundo para mí así que tendré que verlo. También tendré que descansar un poquito porque sí son jornadas muy largas, pero estoy contenta porque ha sido todo un descubrimiento para mí estar con Telemundo. Estoy muy contenta con ellos.

Héctor Bonilla


Héctor Bonilla nació el 13 de marzo de 1939, en México. Estudió actuación en la Escuela de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes. Creador de la escuela "La liga de la improvisación". Estuvo casado con la actriz Socorro Bonilla, y el matrimonio terminó en divorcio. Luego se casó con la actriz Sofía Álvarez. En sus matrimonios ha procreado tres hijos: Leonor, Sergio y Fernando. Se inició en el cine en la década de los 60, luego trabajó en televisión y teatro. Además de actor se ha destacado como productor, director y músico. Ha trabajado en programas de televisión como ‘La cosquilla’, ‘Viva el domingo’ y la serie ‘Vivir así’. Fue uno de los fundadores del S.A.I.D. (Sindicato de actores independientes). El nombre de este extraordinario primer actor está escrito con letras de oro en la historia del cine, la televisión y el teatro mexicano.

-Estás por cumplir 70 años de edad y casi 50 de carrera, ¿cómo te definirías?
Soy un ser humano de convicciones, un ser político, con obligaciones y derechos, pero nunca tendré un cargo. Jamás seré incondicional de alguien.

-¿Cómo te sientes al haber sido homenajeado por ser un actor de una amplia y buena trayectoria, recibiendo ‘el Cabrito de Plata’?
No soy muy afectivo a los homenajes, pero uno tiene que agradecer la opinión de alguien al que le gusta tu trabajo o que lo considera interesante. Además, me honra el hecho de que también este reconocimiento se le brinde al igual que a la actriz argentina Cecilia Roth o a Tommy Lee Jones. Pero a razón de ser justos, no estoy conforme con mi paso por el cine. Creo que no he tenido la película que quisiera.

-¿Y qué relación guarda con sus hijos?
Nací papá, tengo una relación cercana con mis hijos, soy la antítesis de la noticia de escándalo, pues llevo 26 años con mi esposa, Sofía Álvarez.

-¿Por qué decidió grabar ‘El Juramento’ con Telemundo?
Mi estancia en esta televisora es para generar competencia, porque es muy importante, sobre todo con respecto a Televisa y TV Azteca.

-¿Qué piensa de las televisoras mexicanas: Televisa y TV Azteca?

Estas empresas tienen que generar mejores historias, lo que obliga a apostar por actores de carrera y no andar tirando por jóvenes hechos en gimnasios, antros y academias; sino por gente que se haya preparado.

-¿Y qué piensa de la crisis que atraviesan estas cadenas de televisión?
Es una crisis espantosa, en el sentido de que te preparas para no aplicar lo que aprendiste ante tanto seudo actor. Independientemente de los juicios a favor o en contra sobre las nuevas series, desde ‘Mujeres asesinas’ hasta ‘El pantera’ o ‘Capadocia’, creo que estas propuestas están generando que haya más cuidado y rigor con las historias, así como con la contratación de actores de carrera.

-¿Y cuál de estos proyectos le podría interesar?
Si me invitan y me contratan para ‘Mujeres asesinas’ ahí estaré, porque soy trabajador eventual y me entrego al proyecto que sea, siempre y cuando me guste.

-¿Volverías al cine?
El cine me interesa, pero no hago más porque siempre los proyectos se atrasan, por las condiciones económicas en que se desenvuelven. Tenemos una precaria industria del cine. No tengo dinero y necesito ganarlo para mantener a muchas personas, y resulta que las películas no se atrasan dos meses sino dos años y medio y ya no las puedo hacer. Aunque reconozco la tenacidad de otros actores que se han esperado y se han amarrado la tripa, como Damián Alcázar, quien ahora es una figura internacional y tiene una enorme solvencia actoral.

-Estuviste trabajando en ‘María de mi corazón’ y ‘Matinée’ con Jaime Humberto Hermosillo, ¿te gustaría trabajar nuevamente con él?
Él es hoy un icono del cine gay, y de hecho me ha invitado a trabajar en sus últimos proyectos; no tengo nada en contra de la comunidad gay ni de las preferencias sexuales, únicamente que no me siento integrado al tipo de cine que propone Hermosillo.

Dominika Paleta


Dominika Paleta, nacida en Cracovia (Polonia), el 23 de octubre de 1972, es una actriz polaco-mexicana de la televisión mexicana. Su nombre completo es Dominika Paleta Paciorek e inició su carrera profesional a temprana edad gracias a la influencia de su padre, el reconocido músico polaco Zbigniew Paleta (que inmigró a México con su familia en los años 80) y de su madre, la artista plástica Bárbara Paciorek.

Su hermana es, la también actriz, Ludwika Paleta. Actualmente se encuentra casada con el actor Fabián Ibarra con el cual tiene dos hijas: María de 6 años y Aitana de 2 años.

Paleta, quien posee un grado universitario en Historia del Arte, de la Universidad Iberoamericana en México, confesó que uno de los pasatiempos más preciados de la actriz es viajar. Sus ciudades preferidas para visitar son Nueva York y París, además de su tierra natal, Polonia. También se declara fanática de querer conocer cada rincón de México. Dice aprovechar bastante sus viajes por ser trilingüe. Dominika domina muy bien el idioma inglés y el polaco, aparte del español.

La actriz mexicana de origen polaco ha desarrollado una exitosa carrera televisiva gracias a su gran talento. Su participación en la telenovela ‘La Usurpadora’, la consolidó como actriz y la hizo merecedora de un Premio Eres. Otras de las producciones en las que la actriz se ha destacado incluyen ‘Tres Mujeres’, ‘Por un Beso’, ‘El Alma Herida’, ‘La Intrusa’, ‘Trece Miedos’ y ‘Los Plateados’.

Actualmente a la actriz Dominika Paleta la hemos podido ver con doble personalidad en 'El Juramento'.....

-¿Cómo eras cuando eras niña?
Cuando era niña estuve siete años en una escuela de música y eso influyó mucho en mí, de mis padres heredé una sensibilidad muy particular, armonía, y el gusto por la belleza. A los lugares que visito trato de fijarme bastante en la arquitectura, la decoración y todos los detalles del diseño.

-¿Tuviste que superar algún reto con el personaje de villana que interpretaste en ‘El Juramento’, como Alma?
El reto más grande que tuve con Alma fue darle una personalidad doble. Por un lado, sumisa, de buenas intenciones y que parezca una mosca muerta, lo que aparenta frente a la tía y Juan Pablo. Y por otro lado, desarrollar su lado oscuro, con un poco de locura.

-¿Cómo es tu relación con el actor y productor uruguayo Fabián Ibarra?
Fabián es adorable, nos llevamos súper bien y tenemos claro lo que queremos en la vida. Cuando estuve grabando, estuvimos todo el tiempo hablando por teléfono. Cuando él está más ocupado, trato de estar ahí con las niñas. Sabemos complementarnos muy bien.

-¿No extrañabas a tus hijas, mientras estuviste actuando en la telenovela?
A las niñas las extrañé mucho cuando estuve trabajando. Lo que más me gusta es tenerlas cerca de mí y acariciarlas. Me divierto muchísimo cuando estamos en familia. De hecho, acabamos de regresar de pasar un fin de semana en Acapulco y lo único que hice fue jugar con ellas en la piscina.

-¿Te gusta viajar?
Claro. Tengo ciudades favoritas a las que me gusta volver cada tanto. Tenemos familia en Suecia, en Uruguay, en Bélgica y en París. Disfrutamos mucho visitando a la familia y a los amigos. Viajar me hace sentir libre y, la verdad, no puedo estar todo el tiempo en un mismo lugar.

-En un episodio de ‘El Juramento’ se realiza la boda de tu personaje, Alma, con Juan Pablo (Pablo Azar) y te tuviste que vestir de novia y te preparaste para una boda ficticia en la iglesia de San Jacinto, en San Ángel (México), ¿es cierto que esto te hizo recordar cuando te casaste con tu esposo Fabián?
Sí, pero mi boda no fue por la iglesia, pero fue muy bonita y muy especial. La hicimos en una hacienda en el campo en México con la gente que más quiero. Éramos como unas 50 personas solamente y fue uno de los días más felices de mi vida. No estaba nada nerviosa, me sentía radiante y me la pasé súper bien.

-Después de acabar las grabaciones de ‘El Juramento’, empezaste un nuevo proyecto en Televisa, personificando a Liliana en la telenovela ‘Mañana es para siempre’, ¿cómo te sientes en este nuevo reto actoral?
Interpretar a Liliana necesita de mucha concentración y de la ayuda de los directores de escena, ya que es una mujer que vivió encerrada muchos años en un hospital psiquiátrico. Me encuentro muy enfocada en realizar bien mi trabajo y espero que mi personaje le guste al público.

Pablo Azar


El actor mexicano Pablo Azar, que nació el 27 de junio de 1982 en el Distrito Federal de México, fue integrante de un grupo musical llamado ‘Calmecac’. Estudió baile en el género Rock and Roll y Folklore. Además, tomó cursos de preparación teatral y actuación en su país natal.

Su nombre completo es Pablo Alberto Azar Olagaray y ha trabajado en más de 10 telenovelas tanto en México como en Miami. El joven actor se ganó el corazón de los televidentes desde que debutó en la novela ‘El amor no es Como lo Pintan’ hace ocho años. Gracias a su talento y carisma, Azar ha desarrollado una exitosa carrera entre las que se destacan sus actuaciones en las obras de teatro ‘El Protagonista’ y ‘Don Juan Tenorio’; las cortometrajes ‘Inocentes o Culpables’ y ‘Tres’ y las novelas ‘Soñarás’, ‘Bajo las Riendas del Amor’ y ‘El Cuerpo del Deseo’, una de las más exitosas producciones originales de Telemundo, que le hizo merecedor de un Premio Orquídea USA, y uno de sus últimos proyectos en los que participó fue ‘Marina’.

-¿Cómo es Pablo Azar como ser humano?
Es un poco difícil describirse a uno mismo porque a veces no podemos ser sinceros del todo (es difícil apreciarse uno mismo mejor de lo que los demás nos aprecian a nosotros), siempre queremos dar la mejor impresión. Pero te puedo decir que soy alguien muy dedicado a sus cosas y que generalmente me cuesta expresar mis emociones (fuera del escenario claro está). Difícilmente pierdo la paciencia o me enojo; aunque cuando me enojo, me enojo muy fuerte.

-¿Cuál es tu mayor virtud?
Creo que es el hecho de que lucho por conseguir lo que quiero hasta lo último; nunca me doy por vencido, y siempre lo hago sin pasar por encima de los demás (o al menos trato de no hacerlo).

-¿Y cuál es tu defecto?
Que me cuesta expresar mis sentimientos y abrirme con la gente que no es de mi entera confianza y a veces soy algo tímido.

-Háblanos de sus inicios en la actuación...
Empecé cuando llegué al DF de vivir en Campeche porque un amigo me conectó con una agencia de modelaje y comencé haciendo castings para comerciales. Después de eso un día pasando por TV Azteca, me encontré con un letrero que decía que los que quisieran estudiar actuación llenaran solicitud; yo lo hice, fui llamado a un casting y dos meses después estaba empezando mi curso de 3 años de actuación.

-¿Fue complicado ingresar en el medio de la televisión?
La verdad para mí fue menos complicado que para muchos actores que incluso quieren entrar y todavía no han podido. Tengo que reconocer que tuve mucha suerte porque el primer casting para el que me llamaron fue para la novela ‘El Amor no es como lo Pintan’, de Antulio Jimenz Pons, me quedé y de ahí gracias a Dios no me ha faltado trabajo en la televisión.

-¿Cómo surge la oportunidad de trabajar en la cadena Telemundo?
Por medio de mi manager Gabriel Blanco. Se preparó un casting en México que fue mandado a Miami para la novela ‘El Cuerpo del Deseo’. La gente de Telemundo vio el casting y la única objeción que hubo fue que necesitaba subir la masa muscular, entonces me puse a trabajar en eso y cuando llegué al peso que ellos deseaban se me tramito la Visa de trabajo norteamericana y un mes después comenzamos a grabar la novela.

-De los personajes interpretados, ¿cuál ha sido al que le ha dedicado más tiempo en su preparación?
Al personaje de Simón en ‘El Cuerpo del Deseo’, le dediqué bastante tiempo, porque primero tuve que aumentar los músculos y eso me tomó mes y medio aproximadamente. Luego, era requisito saber manejar motocicleta y montar a caballo y tampoco sabía hacer ninguna de las dos cosas. Además está el cambio de país, cosa que yo jamás había hecho, pero fuera de eso, Simón me enseñó sobre todo a disfrutar un personaje y a disfrutar la actuación.

-¿Cuál crees que es la importancia del manager para un actor?
Para mí el manager es la persona más cercana que va a acompañar la carrera del actor. Creo que es como un mentor que va a mostrar al actor, el mejor camino hacia una carrera productiva, sana y sobre todo duradera; lo cual obviamente va a ser en beneficio tanto del actor, como del manager.

-¿Qué cambios ha tenido su vida al encontrarse radicado en Miami y cómo te sientes viviendo lejos de su país?
Lo más difícil para mi fue enfrentarme a culturas diferentes, cuando uno vive en su propio país no es consciente de su propia cultura y educación. No es sino hasta que te enfrentas a culturas diferentes y modos de vivir diferentes que uno siente el choque; desde pequeñas cosas como que para un argentino la palabra “cajeta” sea una grosería y para un mexicano un dulce de leche, hasta cosas más grandes como el modo de vida, la forma como se pagan los impuestos, las leyes de tránsito, el idioma…

-Tu personaje de ‘El Cuerpo del Deseo’, es el papel que te dio el gran reconocimiento como actor, ¿cómo conseguiste el papel de Simón?
Yo estaba en México trabajando con TV Azteca y había terminado mi cuarta novela, ‘Soñaras’, luego hice una obra de teatro en noviembre del año pasado, ‘Don Juan Tenorio’ cuando me llamo mi manager, Gabriel Blanco, para decirme que tenia que hacer un casting para una novela en Miami. No sabia para que cadena, lo curioso de todo es que yo había venido a Miami tres veces para esto mismo y nunca me quede, para este casting esta vez lo hice en México, se envió como en el mes de noviembre y en diciembre me dijeron que si me querían pero que había algo que no tenia yo, cuerpo, porque mi personaje casi siempre se la pasaba todo el tiempo encuerado.

-¿Lograste el cuerpo atlético que ellos pedían?
Siempre me gustó el deporte, yo era bien flaco y entonces lo que hice fue meterme a un gimnasio, solo contaba con tres meses. Aparte tuve que hacer dietas, cuando me vieron de nuevo me dijeron que les encantaba que hubiera tenido la disposición para hacer esto, reconozco que fue bien fuerte pero si uno quiere alcanzar lo que se propone, que importa los sacrificios que haya que hacer, las oportunidades no se pueden dejar pasar.

-¿Algo más te exigía tu personaje?
Tenia que saber manejar motocicleta y montar a caballo, ninguna de las dos cosas las sabia hacer, era como un reto bien grande. En México tome un curso y llegando a Miami hice lo propio, tuve que sacar mi licencia de motociclista, me tuve que preparar bastante y que bueno porque me sirve para otros proyectos el resto de mi vida. No te niego que sentí temor pensando si iba a poder cumplir con todo esto, pero una vez que lo ves superado como en esta ocasión, ahora me siento capaz de lo que sea para poder hacer el papel de cualquier personaje.

-¿Has rechazado un papel en algún momento?
Si, obviamente uno tiene que leer lo que va a hacer antes de aceptarlo y en una ocasión me ofrecieron un papel en una obra de teatro donde yo tenia que salir desnudo, no tanto por eso, pienso que debe haber una justificación real y actoral de porque quieren que lo hagas, además no era el momento y lo rechacé. En esta novela cuando me di cuenta de la clase de proyecto que era, que venia de una novela que se hizo en Colombia y fue un éxito por lo diferente, que toca un tema que pocas veces sucede, lo de la reencarnación, el ocupar el cuerpo de otro, no es común y eso te da la oportunidad de explorar un mundo diferente. Tiene doce personajes principales y eso hace que cada uno tenga su importancia, en mi caso siempre había hecho papeles de chavito bueno, enamorado y en este soy rebelde, digo las cosas de frente, no tengo miedos para enfrentarme a nadie, soy sincero, entonces me di cuenta que podía sacarle muchísimo jugo. Un reto al que me he enfrentado porque tiene dos caminos, o voy para arriba y pego, o no pasa nada. Yo estoy apostando por sacar las cosas bien y enriquecer mi papel con todos los elementos actorales que yo pueda y tenga a mi alcance.

-Antes de tu carrera artística, ¿qué hiciste?
Estudie en Chapas mi primaria y parte de la secundaria, es un estado del sur de México, ahí todos los viernes hacían campeonatos de fútbol, teníamos nuestro equipo, jugábamos el torneo y me fue entrando la cosquillita, pensé en querer ser futbolista y llego un momento en que casi comía, dormía con el balón andaba con el todo el tiempo y esta idea la tenia súper clavada. Fue hasta después de que llegue a la capital, México, a la edad dieciséis años con mi familia, con esa idea y por esas casualidades del destino que parece ya esta escrito, pasaba por TV Azteca caminando rumbo a mi “prepa” cuando vi un letrero pegado en la puerta que decía: “Jóvenes actores entre 18 y 22 que quieran estudiar actuación, pasen y llenen su solicitud dejando dos fotos”. Era algo que nunca hacían porque en los dos años y medio que estudie actuación ahí, nunca volví a ver un letrero de estos. Me pareció curioso y me dije vamos a ver que pasa, aun no teniendo la edad, contaba con 17 años únicamente, al mes me llamaron para el casting, a los dos meses me dijeron que había pasado y se me hizo extraño porque era algo que no había buscado tanto pero al entrar me fui enamorando de la actuación. Es algo gracioso porque mis maestros me dijeron que mi casting había sido horroroso y me habían escogido porque habían visto algo que les llamo la atención, ahora no cambio mi carrera por nada del mundo y seguiré luchando por ella, mirá que de los cincuenta que entramos nos graduamos solo trece y al final quedamos como unos cuatro”.

-El teatro es parte de la formación actoral de esta apasionante carrera, ¿cuál fue tu primera obra?
Se llamo ‘El protagonista’ y la hice con Humberto Zurita, el la producía, la dirigía y actuaba. Recuerdo que entré a esa obra porque tenían que hacer la gira y yo estaba grabando una novela, no podía viajar con ellos en ese momento pero cuando entre tuve un mes para prepararme para viajar por toda la Republica mexicana con ellos. Mi papel fue el de un chavo, una experiencia apasionante, tienes el publico contigo, no hay una segunda toma, es bien interesante. En ‘Don Juan Tenorio’ hice este personaje de teatro clásico, algo nuevo, una obra escrita en verso pero en español antiguo y aquí no tenías forma de improvisar, complicado pues tenias con tu actuación hacer que la gente te entendiera que era lo que les estabas diciendo para que no se aburrieran. Me enseño mucho, me ayudo a crecer como actor, el teatro sin duda es la escuela, lo que a uno lo mantiene vivo.

-¿Cuál es el tipo de mujer que te gusta?
Me gustan las mujeres que saben lo que quieren pero que son agradecidas y sinceras. Que no sean capaces de pisotear a los demás con tal de conseguir lo que quieren (que en este medio abundan). Físicamente no se, porque aunque de chiquito decía que me gustaban las rubias en realidad casi todas mis novias han sido morenitas; así que no me importa.

-¿Qué es en lo primero que te fijas en una mujer?
En los ojos y en la manera en que me miran (así se si les intereso o no).

-¿Perdonarías una infidelidad?
Tal vez antes no me hubiera importado porque nunca me había preocupado por una relación en serio hasta que me enamoré por primera vez, entonces me di cuenta de la gravedad de una infidelidad y de que no lo perdonaría.

-¿Crees que fue necesario dejar México para abrirte paso en Miami?
Ciertamente no lo sé; simplemente la oportunidad se presentó de esa manera; la verdad es que mi meta principal no era Miami en ningún momento ni lo había pensado como algo que yo quería hacer; pero las cosas se dieron así y ahora que estoy aquí estoy muy contento; es una experiencia nueva que me está enseñando muchas cosas y que me va a servir de por vida.

-¿Lo pensaste mucho?
Lo pensé muchísimo; al principio no sabía que hacer y tenía mucho miedo; sobre todo porque sé que estás novelas no se ven en México, pero me di cuenta que el que no arriesga no gana y que todo siempre sucede por algo, entonces decidí aceptar la propuesta; siempre he tenido el apoyo de mi familia y eso me dio la fuerza para decidirme.

-‘El amor no es como lo pintan’, ‘Como en el cine’, ‘Dos chicos de cuidado’, ‘Soñaras’ y ‘La hija del jardinero’ son las primeras producciones en las que participaste, ¿con cuál te quedas?
‘Como en el cine’ fue mi primer proyecto fuerte y el productor Antulio Jiménez Pons es alguien a quien le estoy muy agradecido; en ‘Soñaras’ también hice muy buenos amigos; entre ellos el productor y director Eloy Ganuza quien también es uno de los que he aprendido muchas cosas, y ‘El Cuerpo del Deseo’ ha sido el reto más fuerte de mi carrera.

-¿Qué es lo que más le agrada de volver a trabajar en México?
Indudablemente lo mejor de regresar a mi país es volver a ver a mi familia, sentirme realmente en casa, con mis amigos de toda la vida y mi gente, que sé que me entienden y tienen las mismas costumbres que yo. Además siempre es muy reconfortante que si hago una novela sea vista en México y mi gente reconozca mi trabajo en mi país.

-¿Qué herramientas utilizas para la preparación de tus personajes?
Generalmente confío mucho en la intuición; esa primera impresión que nos da cuando leemos por primera vez un libreto o guión, y a partir de eso comienzo a definir la relación el personaje con los otros personajes, sus circunstancias de vida, su forma de reaccionar, su carácter. Siempre un día antes de cada llamado organizo mis escenas y las separo; divido cada escena en momentos y subrayo los importantes, así como defino las emociones que maneja el personaje en cada momento de la escena.

-¿Cómo es Juan Pablo, de ‘el Juramento’, a diferencia de otros personajes que has interpretado?

Este personaje, a diferencia de otros, siempre anda con saco, corbata y bien vestidito. Me siento muy agradecido, porque cuando eres joven no suelen usarte para estos papeles, así que en mi caso me toca echarle muchas ganas y el talento es la mejor arma que tengo. Es bueno y con valores morales muy firmes, pero soso y algo agobiante, el clásico niño consentido de mamá. Está enamorado de Andrea (Natalia Streignard) y la persigue constantemente. A veces de una forma enfermiza y otras de manera honesta y amorosa. No es malo, pero se enamora de la mujer equivocada y a raíz de eso sufre mucho, porque se le vuelve obsesión. Realmente no es amor. Se le vuelve una cuestión de orgullo y comete muchos errores.

-¿Qué pasó cuándo Gaby Espino y Fernando Carillo salieron de la telenovela?
Tuvimos que repetir (tras la salida de los protagonistas) tres meses de trabajo, más de 200 escenas, pero con ellos (Streignard y Ríos) la novela dio otro giro. Son excelentes personas y han aportado un ambiente de paz.

-Cuando no estas trabajando, ¿a qué te dedicas?
Desde los cinco años juego fútbol y sóccer. De niño, siempre quise llegar a la Selección Nacional Mexicana, pero donde vivía en Chiapas no habían equipos y cuando me mude al DF (Distrito Federal) ya tenía 16 ó 17 años y quería hacer del deporte mi profesión y de la actuación un pasatiempo, pero, sin embargo, resultó a la inversa.

-Eres el mayor de cuatro hermanos y sabemos que tuviste que asumir en una ocasión el papel de jefe de familia a corta edad, ¿qué nos puedes contar de esto?
Hubo un momento en que me tocó hacerme cargo de todo y con lo que me ganaba en la novela ‘Como en el cine’, mantenía mi familia y pagaba los gastos de la casa, porque mi mamá no trabajaba y ahora ayudo en lo que me nazca, pero también estoy disfrutando de lo que gano.

-¿Qué nuevos proyectos tienes?
Me integraré al elenco de la película mexicana ‘Asqueados’, mi primer filme, ya que hasta el momento sólo he participado en cortometrajes. No me gustaría dejar la televisión, porque vivo de esto, de la actuación. En estos momentos el cine latinoamericano no es una industria como el cine gringo, por lo que me interesa hacerlo como un ‘hobby’. Espero combinar ambas cosas.

Harry Geithner


Harry Geithner fue el villano de telenovelas como ‘Te sigo amando’ (Lencho), ‘Ángela’ (Julián), ‘María Belén’ (Rogelio) y ‘Zorro: La Espada y La Rosa’ (Ricardo), entre otras, pero él decidió cambiar de rol y demostró que es un gran actor y encarnó al gay de ‘La Traición’, como Paquito y, poco después, tuvo una actuación especial en un capítulo de ‘El Juramento’.

-¿Cómo te definirías en tu ámbito profesional?
Soy un actor que no tiene técnica, a pesar de que estudié educación de la voz, arte dramático, filosofía y letras, algo de televisión y cine, soy un actor que no tiene técnica, entonces definitivamente uno de mis grandes recursos es que hago una copialina, en un pequeño acordeón de papel donde apunto los diálogos que yo ya tengo aprendidos y ese es mi secreto para poder interpretar un papel porque lo único que hago es que me obligo a escuchar a los demás actores y vivo la situación.

-¿Cómo comenzaste tu carrera artística?
Mi carrera empezó en el año 1996, después de haber terminado administración de empresas en México y fotografía profesional. Al entregar mi título a mi madre Cristina Cuesta y trabajar varios años en las empresas de mi padre, como en una editorial llamada imágenes de México y una empresa de exportaciones en el distrito federal de ese país, emigré a mi natal Colombia y realicé estudios para educar mi voz y mejorar mi dicción, también de teatro, filosofía y letras y cine. Con 200 dólares en la bolsa, y dejar una vida en México holgada y tranquila, incursiones en esta trayectoria artística que me ha dado muchas oportunidades y una gran felicidad en mi vida. En poco tiempo fui uno de los actores más destacados en varios países del mundo como estados unidos, México, Colombia, Israel, Perú, etc.

-¿Por qué decidiste enfocar tu carrera artística a nivel internacional?
Es importante saber que en este mundo globalizado tanto los actores como los artistas no pueden estancarse en un sólo mercado, tienen la obligación de ir a trabajar a cada país y dejar constancia de su tarea profesional y así abrir más su campo de trabajo y no saturar un sólo mercado. Por eso mismo me considero embajador de las artes, ya que en mi vida artística he viajado a lugares maravillosos. De esta manera tuve la oportunidad de expresar mi talento y así ser un artista internacional del mundo hispano.

-¿Fue difícil para ti entrar al mundo de la televisión?
Como todo, se tiene que empezar poco a poco y demostrar en cada proyecto que es pieza importante en el mercado, como en las propias televisoras y tratar de ser diferente a los demás artistas y ofrecer algo que hoy por hoy me da resultados para lograr éxito en mi carrera. Tranquilidad emocional como profesional. Todos los mercados son iguales, el artista solamente tiene que ir a pelear por él y conquistarlo.

-¿Nos puedes diferenciar el trabajo con libreto y con apuntador?
Gran diferencia. Apuntador: beneficios. Muchas empresas como México, Televisa y TV Azteca manejan este sistema solamente para agilizar la maquinación de las telenovelas, es más fácil dar indicaciones por el apuntador desde las cabinas de grabación, que parar una escena y que el director regrese al set y dé las indicaciones. Es una forma de actuar para muchos actores, que lleva a agilizar su trabajo, ya que tienen que grabar más de 35 escenas al día. En conclusión es un sistema a maquilar más rápido. Lo negativo es que se pierde naturalidad y atmósfera interpretativa, ya que solo tiran textos. Creo que el sistema de memoria seguirá siendo lo que da a un actor su capacidad y talento para sobresalir de los demás. Es otro ritmo, emoción. Países como Colombia emplean el sistema de memoria. Además si eres actor te pagan por trabajar y memorizar tus líneas. Los que hacemos cine lo sabemos.

-¿Crees que el apuntador vuelve a los actores más perezosos?
Totalmente, sólo son máquinas de la producción y pierden la esencia del actor.

-¿Qué piensas respecto de la manera en que se manejan las noticias de la farándula en México?
Me da vergüenza, se perdió el glamour, no hay clase, y cualquiera puede ser artista con tal de vender una nota. Se ha deteriorado el medio artístico hispano por los mismos medios de la farándula. Necesitamos regresar a que los actores tengan un nivel social más alto, que sean respetados y, sobre todo, darles ejemplos a la sociedad que está muy caída. Somos ejemplos y portavoces de muchas personas. Que triste que por vender se denigre el medio. Estoy totalmente en contra.

-Haciendo un repaso por tu carrera, un personaje importante fue el del Comandante Ricardo Montero, ¿qué es lo que más te gustó de ‘El Zorro: la Espada y la Rosa’?
Dos cosas: por un lado, que es un proyecto de tres grandes empresas del mundo audiovisual; y por otra parte, que me dieron la oportunidad de ser el pilar de la historia. Y hubo un momento en la historia que todo lo que sucedía giraba alrededor de mi personaje.

-¿Marcó ‘El Zorro’ un antes y un después en tu carrera profesional?
Sí, de hecho las cosas ya están cambiando. Productores que no confiaban en mí, ahora me están llamando. Se han dado cuenta de que soy un actor de peso, con carisma, popularidad, y que puede sostener el desarrollo de una novela sin ningún problema. En resumen, he dado una bofetada con guante blanco a todos los que no creyeron en mí cuando empecé en esto.

-¿Te costó conseguir el papel de Ricardo Montero, en ‘El Zorro’?
Bueno, tuve que presentarme al cásting, pero creo que Montero estuvo predestinado para mí desde el primer momento. Para empezar, no querían un actor con rasgos españoles y les cuadró mi físico, que es como más alemán. Además, les encantó mi actuación por la agresividad y la fuerza actoral que le puse.

-Has grabado en tu Colombia natal ‘El Zorro’ y ‘La Traición’, pero normalmente resides en Miami, ¿qué tal se vive allí?
Llevo en Miami más de cinco años y, aunque es un lugar difícil porque tienes que vivir con el régimen estadounidense, no es como estar en un país latinoamericano. Te da más apertura a nivel económico, profesional... Además, desde el punto de vista familiar, se vive mejor y con más seguridad. Está todo un poco más organizado, hay menos violencia y secuestros.

-En uno de tus últimos personajes, has interpretado a un periodista gay, ¿cómo preparaste el personaje de ‘La Traición’?
Tengo muchos amigos periodistas y amigos gay que vivo rodeado de ellos. Son extraordinarias personas y he convivido con ellos y a través de ellos he nutrido mi personaje.

-Te mudaste con Elsy, tu mujer, y las hijas de ella, Carmen y Caty...
Sí, pero las niñas estuvieron sólo un tiempo con nosotros, porque no se adaptaron y regresaron a México con su padre. Esto nos ha permitido disfrutar más de la vida en pareja, tener más libertad y hacer más viajes. Ya no tenemos que estar pendientes del colegio y todo lo que implica tener dos personas a tu cargo.

-Lleváis muchos años juntos, ¿algo inusual en una profesión como la tuya?
Sí, creo que somos de las pocas parejas en el mundo de la actuación que continuamos unidas. Elsy es la mujer de mi vida y yo creo que cuando tienes estabilidad emocional, también la tienes en el trabajo.

-¿Cuál es el secreto?
En primer lugar, los dos tenemos intereses y proyectos comunes y, en segundo lugar, ella disfruta de mi trabajo, porque participa y yo la involucro en mi profesión. Elsy es mi representante y eso le hace estar emocionalmente tranquila en este mundo lleno de envidias, belleza... Ella también fue actriz, así que conoce bien el medio.

-¿Has pensado en tener hijos con tu esposa?
Esperemos que pronto, me gustaría ver de la generación Geithner a un pequeño Harry corriendo desnudo por la playa. Sí me gustaría.

-¿Cómo describes tu carácter?
Soy un hombre de buena fe, conciliador, respetuoso, atento, que cree en la palabra, que me gusta crear una buena atmósfera, que pide perdón, que se disculpa cuando se equivoca, que le gusta la armonía.

-¿Eso no te ha permitido acercarte a tu hermana?
No, carezco de virtudes también, como la de no resolver las cosas a tiempo cuando se me presentan.

-¿Qué te hace feliz?
Tengo excelente humor creo que la risa es la solución de todo, me gusta que participen y se rían, la risa es el mejor remedio para estar saludable, es la mejor forma de seguir estando joven. Por eso yo digo ríanse de la vida, del trabajo, de su mujer y verán que serán felices.

-¿Y tu secreto para estar en forma?
No hay otra, coman sano y corran más de 30 minutos diarios.

-¿Qué es lo que más disfrutas cuando estás descansando?
Nosotros vivimos en La Florida y es triste de alguna manera estar tan alejado porque vivimos siempre fuera, extrañamos estar un tiempo en la casa. Extraño dormir, no tener que pensar que tengo que memorizar mis líneas, no tener que pensar que tengo que ir a grabar, no tener que pensar que tengo que maquillarme. Extraño no tener que pensar en nada.

Dos hermanos enfrentados:
El actor lleva más de diez años sin hablarse con su hermana melliza, Aura Cristina Geithner (Bernarda en ‘La Tormenta’). Los celos profesionales los han separado y parece que esto tiene difícil solución. “Todo sigue igual que siempre. Mi hermana es muy soberbia, no ha dado ningún paso y no tiene interés en arreglar las cosas. Tristemente, sus celos siguen siendo fuertes. De hecho, iba a trabajar en ‘El Zorro’, dando vida a María Pía, pero al final no aceptó. Prefirió protagonizar ‘Las Profesionales’, que ha sido un fracaso en Colombia”. Pese a todo, Harry no pierde la esperanza: “Creo que la vida nos volverá a juntar. Habrá que esperar a que Aura Cristina alcance una cierta madurez, para que pueda acercarse a mí”. Pero aunque siguen separados, el actor ha podido conocer recientemente a su sobrino, momento con en el que llevaba años soñando. “Fuimos a grabar a un pueblo cerca de Bogotá y me comentaron que Damián estaba allí en un campamento del colegio. Me acerqué a verle, le dije que era su tío y obviamente me vio como a un extraño. Estuve hablando con él cinco minutos y le mandé recuerdos para su mamá”. Días después, cuando Harry le comentó el encuentro a sus padres, ellos ya se habían enterado por Aura Cristina.

Héctor Suárez Gomís


Héctor Suárez Gomís, nacido el 6 de diciembre de 1968, en la Ciudad de México, es un gran actor mexicano, que también fue cantante. El hijo de reconocido actor Héctor Suárez y de Pepita Gomís comenzó su carrera de interpretación como la parte del grupo ‘Vaselina’, la versión de lengua española de ‘Grease’. Él inmediatamente obtuvo un papel en la telenovela ‘Principessa’, de Televisa. Cinco años más tarde, él hizo su primer álbum mientras también trabajaba en televisión. En 1991, él hizo su primera película y en ese mismo año participó en la telenovela ‘Alcanzar una estrella’.

Últimamente, al actor mexicano le hemos podido ver en grandes producciones de la cadena estadounidense Telemundo, participando en telenovelas como ‘El Zorro’ y ‘El Juramento’.

-¿Cuál es tu virtud y tu defecto confesable?
Una virtud: La honestidad. Y un defecto: El egoísmo.

-¿Cuáles son tus aficiones?
El fútbol, el boxeo y los toros.

-De pequeño querías ser...
Actor y director de cine.

-Una faceta tuya desconocida para el público...
Soy muy buen imitador.

-¿Cuál es tu personaje en la telenovela ‘El Juramento’?
Soy Esteban, un tipo absolutamente cínico y vividor, con un trauma, pues su madre lo crió en un prostíbulo y ha crecido con muchos resentimientos.

-En la telenovela ‘El Zorro: la espada y la rosa’, también hiciste de otro villano...
Sí, Pizarro, y debo confesar que ha sido el mejor villano que he hecho en toda mi carrera como actor. Pues era un tipo que jamás gesticuló ni siquiera una irónica sonrisa.

-¿Qué es lo que más te gustó de tu personaje Pizarro, en ‘El Zorro’?
Me fascina que no sonría nunca, porque es un reto a nivel interpretativo. Resulta difícil tener siempre el mismo gesto y, además, poder matizar en los diálogos. Hacía ocho años que no interpretaba a un villano y estoy encantado. A Pizarro no le cambiaría nada, es el papel más divertido que he hecho.

-¿Cómo llegaste a ‘El Zorro’?
Después de 29 años de carrera (soy actor desde los seis), estaba muy aburrido y creía que ya no podía hacer nada nuevo. Todo era lo mismo, no había retos... Entonces caí en un letargo espantoso y decidí que quería irme de México. Firmé con un representante y me vine a Colombia justo cuando empezaban los castings para ‘El Zorro’. Me presenté y les gustó mi prueba.

-Así que gracias a esta telenovela se te volvió a despertar el gusanillo…
Sí, formar parte de ‘El Zorro: la Espada y la Rosa’ fue como volver a empezar. En Colombia nadie conocía mi trabajo y he vuelto a sentir que quiero crecer y comerme el mundo.

-Aparte de estar cansado de la profesión, ¿también estabas cansado de tu vida personal en México?
Sí, en todos los sentidos. Necesitaba partir de cero. Por una parte, había terminado una relación de cuatro años con mi novia, que ha sido el amor de mi vida, y por otra estaba harto de la tremenda inseguridad de México.

Salvador Pineda


Salvador Pineda, que nació el 12 de febrero de 1952, es un destacado e inigualable veterano actor mexicano, reconocido mundialmente por su incomparable carrera artística.

Ya sea interpretando el papel estelar de gran héroe o el antagónico de villano, Salvador Pineda siempre se ha destacado por la fuerza de sus caracterizaciones. Con una larga carrera de más de 20 años, Pineda ha participado en numerosas obras de teatro, más de 12 películas y 20 telenovelas, entre las que se destacan las exitosas producciones ‘Colorina’, ‘Mi Pequeña Soledad’, ‘Tú o Nadie’, ‘Soledad’, ‘El Derecho de Nacer’, ‘Guadalupe’, ‘Inocente de Ti’ y ‘Esmeralda’.

-Después de más de veinte años de carrera, ¿cómo te encuentras actualmente?
Cumplí mi sueño de convertirme en actor y a través de todas las experiencias que he tenido en teatro y en televisión, puedo darme el lujo de decir que soy un primer actor mexicano.

-¿Extrañas algo de la época en la que eras uno de los actores más buscados?
Estoy muy desilusionado del medio, porque no hay buenas producciones. Lo que han hecho todas las empresas latinoamericanas es fomentar el ego de gente mediocre, seudoactores. Yo más bien los calificaría como fraudes.

-¿Cuál ha sido el trabajo que más te ha marcado?
‘Tú o nadie’, de María Zarattini. Esta novela fue una evolución, fue la primera novela que hice en papel estelar. Me uní mucho al personaje que hice.

-¿Te han influenciado los malvados?
Sí, esos personajes oscuros me encantan. Son personajes con mucha humanidad, cuyo aspecto físico causa terror, pero yo les doy mucho espíritu. Como soy muy buen actor me dan a los villanos.

-¿Cuál es tu sueño frustrado?
Vivir en el campo, si llego a hacer otras dos telenovelas me gustaría comprarme un rancho en Michoacán.

Paola Toyos


Paola Toyos, que nació el 27 de septiembre de 1974, es actriz y ex cantante mexicana del grupo ‘Garíbaldi’, una mujer espléndida en toda la extensión de la palabra: llena de vida, madurez y encanto.

En el 2005, estuvo en Perú protagonizando la telenovela ‘Nunca te diré adiós’, al lado del mexicano Luis Caballero y Harry Geithner. Posteriormente estuvo en Croacia donde interpreto en el idioma Ingles ‘Amor Fuera de Lugar’, donde demostró ser una artista que no le teme a las barreras, sino llena de metas y firmezas.

En 2006, dio vida a Raquel, en “Mi Vida Eres Tú”, de Venevisión. Fue en está novela donde conoció a su actual novio el actor peruano Jorge Aravena. Y más tarde, ambos coincidieron en ‘Sin Vergüenza’ producción de Telemundo, grabada en Colombia.

Después de que Paola culminase su participación en ‘Pobre Millonaria’, novela grabada en Panamá, de Venevisión, y a la vez acompaña nuevamente por su novio Jorge; ella viajó a México para dar vida a Sheila en la telenovela de Telemundo: ‘El Juramento’.

-Paola, has recorrido un largo camino como actriz y modelo, ¿cómo te defines?
Yo como persona me considero una mujer normal, llevo una vida normal me encanta estar en mi casa me gusta tenerla limpia y ordenada, me gusta mucho leer y ver buenas series de televisión, me encantan los perros, tengo dos, así que en mis ratos libres los disfruto mucho, los paseo y juego con ellos; voy al gimnasio porque es necesario. Prefiero estar en la casa, soy hogareña, claro que cuando se organiza algún buen plan para salir a rumbear con los amigos voy y la pasamos muy bien. Soy muy responsable, perfeccionista, me encanta el orden y la limpieza; me gusta que las cosas que hago salgan de la mejor manera posible, soy muy dormilona me encanta dormir y la verdad es que si me gusta dormir mis ocho horas diarias, hay veces que no se puede pero siempre trato de hacerlo, me gusta estar con mi novio con la familia y los amigos. No soy muy buena en la cocina, la verdad es que nunca había intentado cocinar cosas, hasta ahora que vivo con Jorge ya se hacer algunas cosas y solo te puedo decir que las que hago me salen muy ricas, pero sigo aprendiendo más. Cuando trabajo soy muy estricta con mi trabajo, me critico mucho y casi nunca quedo conforme con lo que hago, siempre me queda la idea que hubiera podido salir mejor, aunque me gusta poner siempre mi mejor esfuerzo en todo lo que hago, como mi madre decía: “todo lo que merece ser hecho merece ser bien hecho”, así que no me gusta hacer nada a medias si me comprometo con un personaje trato de hacer lo mejor posible las cosas, en general soy una persona tranquila que le gusta vivir en paz, no soy muy peleona y no me gusta discutir, pero cuando se me sube la hormona o cuando se me lleno el vasito, exploto. Pero, en general, soy una persona tranquila, no soy conflictiva, me gusta ver todo por el lado positivo y tratar de buscarle solución a los problemas no ahogarse en ellos y aprender de los errores, soy muy consentida, como dicen ustedes engreída me gusta ser muy puntual con mis citas ya sean de trabajo y personales no me gusta llegar tarde.

-Tu verdadero nombre es Mª del Pilar Toyos Scatolini, ¿por qué decidiste ponerte de nombre artístico: Paola Toyos?
El cambio de nombre no es porque no me gustara el mío, sino que cuando yo entre a formar parte de grupo musical ‘Garibaldi’, del que fui integrante varios años, estaba en él: Pilar Montenegro y no podían haber dos integrantes con el mismo nombre, así que junto con el productor del grupo, el Sr. Luis de Llano Macedo y Víctor Noriega, que a la fecha sigue siendo un gran amigo, buscamos un nombre para mi, y decidimos que fuera Paola porque empezaba con “P” y era un nombre muy bonito, así que quedo Paola Toyos y ese ha sido mi nombre artístico desde entonces, cuando salí del grupo, trate de regresar a ser Pilar, pero ya era mucha gente la que me reconocía como Paola, así que ya no pude hacerlo, pero a mi el nombre de Paola me encanta, así que no tengo ningún problema en usarlo, de hecho mucha gente que me conoció como Paola, así me dice, aunque sepan que me llamo Pilar, mi novio Jorge, su familia y sus hijos me dicen Pao.

-¿La actuación se ha convertido en una gran pasión en tu vida?
Sí. Es un trabajo que disfruto como no tienes idea me encanta lo que hago y me considero una persona muy afortunada de poder dedicarme a lo que más me gusta en la vida que es actuar. Actuar para mi es como jugar es poder darle vida a diferentes personajes muy interesantes es ser un día ama de casa, al otro una villana tremenda, al otro una mujer súper dulce, una mujer amargada, en fin hay miles de opciones y uno juega con ellas creas personajes basándote en experiencias de vida, en fijarte en la calle como actúan las personas, como reaccionan en pláticas con amigas, viendo como sienten ellas que, piensan de sus problemas, como tratan de solucionarlos, en fin vas tomando cosas de aquí y de allá, y vas creando un personaje es la verdad como mágico. Yo siempre me encariño mucho con mis personajes porque siempre trato que sean reales. Siempre justifico sus errores porque siempre tienen un motivo para hacer las cosas que están haciendo a lo mejor el motivo no es valido para la gente que las esta viendo, pero como personaje tienen que estar justificadas todas sus acciones, ya sean por amor, por odio, por maldad, por inocencia, en fin son tantos sentimientos con los que puede jugar uno que las posibilidades de crear personajes es ilimitada.

-¿Cómo haces para despojarte de un personaje?
Cuando haces un personaje muy intenso, claro que uno queda agotado porque en el momento de estar interpretando al personaje sientes y piensas como el. Hay días que uno llega a la casa agotado, después de haber estado peleando, llorando o sufriendo todo el día en el set, yo lo que pienso es que un actor debe de saber que cuando dicen corte, ahí se guarda el personaje hasta el día siguiente. Es bueno tener un poco de vida propia, como salir, distraerse hablar de otras cosas, ver diferente gente y tomar un poco de aire fresco, llegar a casa darse un buen baño relajarse eso sirve, descansar, en fin como te digo hacer un poco tu vida aunque sea un ratito para distraerte. Dentro de la maravilla que es la actuación es divertido y llegar a casa y decir hoy me dispararon o me tiraron por las escaleras o me están envenenando o maté a alguien es como parte del juego, como decir mañana me van a meter a la cárcel o voy a tener un bebe, en fin es dentro de todo la locura del actor la magia de la actuación.

-Eres novia desde hace varios años de Jorge Aravena, ¿tenéis planes de matrimonio?
Sí, Jorge y yo somos novios, ya llevamos juntos dos años y la verdad es que me siento muy agradecida con la vida y sobre todo con Dios por haberlo puesto en mi camino, es una persona maravillosa con la que te puedo decir que estoy compartiendo mi vida completamente es un gran amigo, un excelente novio, un gran padre, hermano, amigo, en fin me siento muy afortunada en haber encontrado una persona como él para compartir mi vida, estoy muy enamorada y me hace muy feliz. Lo de los planes de boda están ahí, pensamos casarnos algún día pero todavía no hemos puesto fecha.

-Viajaste a Croacia donde participaste en la telenovela ‘Amor fuera de lugar’, ¿cómo fue la experiencia?
La novela que fui a hacer a Croacia, fue una experiencia única que nunca pensé que fuera a tener. Fue muy extraño cuando me dijeron que me iba un mes a Zagreb a grabar pero ha sido una de las experiencia más bonitas de mi vida. Para empezar la cuidad es espectacular, el frío que me toco también, fue espectacular, nunca en mi vida había sentido tanto frío llegamos a estar a menos 15 grados centígrados, es totalmente una experiencia en toda la extensión de la palabra. La gente no habla español por supuesto, pero si mucha gente habla ingles así que por lo menos por ese lado nos podíamos comunicar, la gente es muy amable le encanta la gente latina y son muy fanáticos de las novelas de nuestros países. La cultura también es totalmente diferente, porque ellos son como más secos, como más duros en sus movimientos y cuando estas actuando con ellos es completamente diferente a lo que por lo menos yo estaba acostumbrada, ellos estaban encantados porque decían que somos muy cálidos, que les encanta que cuando hablamos movemos mucho las manos, la cabeza, en fin que nos movemos mucho, aprendí a decir algunas palabras en croata. El director nos montaba todo en inglés y los textos eran también en inglés, yo hice pareja con el protagonista, un chico croata muy lindo; nos poníamos a practicar nuestro inglés antes de las escenas y nos divertíamos mucho porque el con su acento croata y yo con el mío latino hay veces que no nos entendíamos y teníamos que hacer uso de palabras en nuestro idioma, pero todo salió muy bien gracias a Dios, las niñas de maquillaje eran de Eslovenia hice muy buena amistad con ellas y salíamos a pasear y a rumbear con ellas, la verdad que el mes que estuve allá me la pase de maravilla; fue una gran experiencia.

-¿Y qué recuerdos tienes de tu niñez?
Mi niñez para mi fue una de las mejores etapas de la vida, mi mamá y mi abuela siempre trataron de hacer de ella maravillosa, fui niña muchos años me dejaron disfrutar de ella y no crecer antes de tiempo. Mi papá se fue cuando yo era muy chica así que muchos recuerdos con él, no tengo. Lo que significan mis padres en mi vida, bueno te puedo decir lo que significo mi madre que desafortunadamente Dios decidió llevársela. Ella es el mejor ejemplo que pude tener, fue una mujer ejemplar que nos saco adelante siempre a mi hermana y a mi, incansable, buena guerrera, sufrió toda su vida y peleo con todas sus fuerzas contra el cáncer al cual venció, en varias oportunidades siempre trato de darnos lo mejor a Gina y a mi. Fui demasiado afortunada por la mamá que me toco tener, la mejor que Dios me pudo dar, siempre me apoyo en todo, me ayudo con todo me dio la educación, y los valores que tengo y me dejo un gran ejemplo a seguir como siempre nos referimos a ella una guerrera incansable que supo disfrutar su vida y que gozo de ella hasta el final, siempre tratando de ayudar a los demás y que espero que siempre siga sintiéndose orgullosa de mi; yo trataré. Se llevar una vida como ella me enseño y siempre voy a estar agradecida con ella por todo el amor que me dio, y la extraño mucho fue mi gran amiga y compañera.

-¿Fuiste feliz de niña?
De niña fui muy feliz pero me hubiera gustado tener a mi papá a nuestro lado, pero por lo demás fui muy feliz gracias a mi mamá. Los detalles de la vida que me encantan son muchos. La vida es hermosa, hay que aprender a disfrutar de ella, si cometemos errores tomarlos como aprendizajes y valorar las cosas buenas que la vida nos da que son muchas. Hay veces que por la rutina, por el acelere de la vida, dejamos de ver cosas que son hermosas que están ahí, y que por costumbre de que estén no vemos; pero el día que no estén nos van a hacer falta. Hay que disfrutar de los días, de las personas, de las oportunidades, hay que pensar positivo para que vengan cosas buenas, hay que agradecer las cosas que tenemos y luchar por que queremos. Me encanta la playa, el amor, la familia, los perros, mi trabajo, la verdad es que me encanta mi vida soy muy afortunada.

-¿Eres de las personas que viven el día a día o siempre piensa en el fututo?
Soy de las que vive el día a día, pero también pienso en el futuro porque creo que todas las decisiones que uno toma en el día a día afectan en el futuro de uno, así que no dejo de disfrutar el día a día siempre con la responsabilidad de lo que quiero en el futuro.

-A tus 34 años, donde has vivido circunstancias buenas y malas, ¿cuál es el concepto que Pilar tiene ahora de Paola?

Creo que Paola es una mujer que le ha tocado vivir muchas cosas, no todas buenas, pero que ha tratado de tomar lo mejor de todas sus experiencias, que es muy trabajadora, responsable y que siempre piensa positivo, que es tranquila, pero sabe lo que quiere y que lucha siempre por sus metas y que es capaz de aguantar mucha carga encima siempre va a ver por su gente y disfruta la vida no la crítica, que le faltan muchas cosas por hacer todavía en la vida a nivel personal y profesional, pero que nunca va a dejar de aprender de las experiencias que se le presenten, que le gusta como esta su vida pero nunca va a estar conforme siempre va a querer hacer más cosas y hacerlas mejor.

Ricardo Chávez


Ricardo Chávez es un actor mexicano que lleva mucho trabajo a sus espaldas. Últimamente le hemos podido ver en varias producciones de Telemundo como ‘Prisionera’, ‘Tierra de Pasiones’ o ‘Dame Chocolate’, pero ha sido su papel de Diosdado en ‘Dame chocolate’ por el que los seguidores de telenovelas más le recordaran.

-Ricardo, llevas muchos años trabajando en teatro y en telenovelas en México, pero parece que tu papel de Diosdado ha calado en los espectadores, ¿te lo imaginabas?
La verdad si. Diosdado ha sido mi personaje más querido hasta el momento. Entre el genio de la escritora (Perla Farias) y la creación que yo hice de él, supe que podría lograr un personaje que pudiera llegar al corazón de los espectadores de cualquier edad y género.

-Diosdado es un personaje un poco rudo y primitivo, pero muy noble y bueno a la vez en el que se mezcla comicidad y ternura, ¿cómo creaste a Diosdado?
Diosdado es un hombre con cuerpo de Tarzán y alma de niño. Había que entender esta dualidad que puede convivir en una dualidad y hacerlo creible. Diosdado es un hombre noble, bueno, apegado a sus costumbres y sobre todo adora a su familia. Por cuestiones de entorno y educación tiene rasgos machistas pero se le perdonan porque siempre los matiza con su nobleza y humildad. En el, hay una gran sabiduría, no la que dan los libros, sino la que da el tener un espíritu antiguo y el conocer las leyes de la naturaleza y de Dios. Todos tenemos un poco de Diosdado, el secreto esta en dejarlo salir sin miramientos sociales ni preocuparse por los demás.

-Tuviste mucha química con tu pareja en la telenovela, Jullye Gilliberti, ¿cómo trabajasteis esa química?
Jullye es toda una profesional y una extraordinaria actriz. Con una pasión y fuego internos que hacen muy fácil trabajar con ella a nivel serio. Ella se enamoró de “Julia” y yo lo hice de “Diosdado”. Y esos personajes se enamoraron con toda el alma uno del otro y nosotros como actores vivimos en su totalidad cada una de las escenas. Se trata de respetar el arte de actuar y seguir fielmente el libro tan bien escrito.

-¿Qué personaje de telenovelas es el que más te ha marcado?
Definitivamente, Diosdado Amado y precisamente por el cariño tan grande que he recibido del público y el viaje espiritual que me permitió hacer en su piel.

-¿Actuar en telenovelas es beneficioso para poder luego hacer otros proyectos porque el público te conoce?
El género de las telenovelas es muy particular. La gente te recuerda durante el tiempo que dura la novela al aire y tal vez por unos cuantos meses más. Pero definitivamente te olvidan mucho más pronto que en una película. Sin embargo, te permite llegar a ciertos sectores de la población a los cuales no llegas siempre con el cine y por supuesto te permite ser conocido mundialmente.

-¿Cómo te gustaría que fuera tu próximo papel?
Me gustaría algo totalmente opuesto a Diosdado. Tal vez un psicópata con aspecto normal, sin caer en clichés. Alguien cuyos demonios internos lo dominaran y me permitieran hacer un viaje al fondo del ser y poder mostrar la oscuridad del personaje.

-¿Te gustaría ser el galán de la historia?
No me importa ser el galán o no. Lo que me interesa es llegar a los corazones y las conciencias del público y ser capaz de cambiar con mi trabajo algo en ellos de forma positiva. Hacerlos pensar, motivarlos…

-También has participado como el protagonista del largometraje ‘Se habla español, ’ un proyecto muy interesante, ¿cómo surgió, esperas recoger muchos éxitos?
‘Se Habla Español’ ha sido una experiencia muy importante en mi carrera. No sólo por ser un protagónico en cine, sino por ser también, un protagónico en ingles. Me ha permitido llegar al público Anglo y también el reto de hacer alta comedia que considero mas difícil que el drama. Surgió hace cuatro años cuando audicioné para Forking Paths, una productora de cine que estaba buscando al protagonista para esta película y estaban haciendo audiciones en todo Estados Unidos y América Latina. Tuve la suerte de pasar la primera audición y la segunda tambien. De ahí pude tener la maravillosa experiencia de ir a Washington, DC a trabajar por 27 en esta película. Puedes ver mas información en Sehablathemovie.

-Después de acabar las grabaciones de ‘El Juramento’, ¿cuáles son tus proyectos más inmediatos?
Afortunadamente tengo propuestas en Miami, México, Colombia y Brasil. Todas ellas en telenovela. Pero desde hace mucho he querido descansar un poco de la televisión y dedicarme de lleno al cine. Por ello, le he dado prioridad a las propuestas que tengo de cine.

-Test a Ricardo Chávez sobre las telenovelas:
Tu actor preferido: Héctor Suárez, Antonio Fagundes, José Carlos Ruiz, Eduardo Serrano, Ignacio López Tarso.
Tu actriz favorita: Angélica Aragón, Rebeca Jones, Adriana Barraza.
Un actor de reparto: Héctor Bonilla, Pedro Armendáriz.
Una actriz de reparto: Mª Antonieta De Las Nieves, Rosalinda Rodríguez.
La frase que nunca falta: “Jesús Augusto, yo soy tu madre”.
La mejor frase que nunca hayas dicho: “Cuando me amas te amo, pero cuando me odias, también te amo”.
Tus telenovelas favoritas: ‘El Clon’ y ‘Yo soy Betty, la Fea’.