Flavio Caballero


Flavio Caballero es un actor colombiano, que llegó a Venezuela e hizo una carrera como actor que hoy en día se destaca siendo un icono en la actuación venezolana, donde ha participado en exitosas novelas como ‘Leonela’, ‘La Intrusa’, ‘El Desprecio’, ‘Viva la pepa’, ‘La Niña de mis ojos’, ‘Mi Gorda Bella’ y ‘Estrambótica Anastasia’, entre otras. Después viajó a Miami, por cuestiones de trabajo y se radicó en esa ciudad, donde ha empezado una nueva vida como actor.

Recientemente, le vimos como el abogado de Martín en ‘El Cartel’ y también le conocemos por su personificación del Capitán Lares de ‘El Rostro de Analía’. Flavio Caballero siente gran orgullo por lo que las producciones Colombianas están dando de qué hablar en América latina.

-¿Cómo definirías tus casi tres décadas en el mundo de la actuación?
Lo importante de todos los trabajos que uno hace es el momento en que uno llega a tener una comunicación con esa gente que te da la oportunidad de acercarte a ellos, de llegar a sus casas cada noche. Hacerlos disfrutar, reír o llorar, y que eso termine en el respeto por lo que uno hace, es la conclusión de mis años de trabajo, el cual siempre he tratado de hacer con el mayor cariño posible, profesionalismo y con la avidez de aprender de aquellos que trabajan contigo.

-¿Y nos podrías hablar sobre tu debut en la actuación?
Con la finalización de un taller de interpretación dirigido por el maestro Enrique Porte, el cual concluyó con el montaje de una obra de teatro llamada ‘El padre’, en la sala Juana Sujo en el año 1980.

-¿Qué herramientas utilizas para la preparación de tus personajes?
Siempre es importante entender la separación de tu vida de la vida de los personajes para no confundir. Hay otras herramientas que se van descubriendo a través del texto de cada historia a representar.

-¿Fue difícil para ti entrar en la televisión?
Pienso que cada artista o cada ser humano tiene un camino que recorrer, y al hacerlo a veces será de manera difícil y otras veces te tocará realizarlo de manera fácil. Lo importante es entender el significado de cada paso que das no importa como pueda ser y cuanto te pueda costar.

-¿Qué es lo que más disfrutas de la actuación?
Cuando sientes que vuelas, es sentir que tu alma se sale del cuerpo. Cuando hago un trabajo habitualmente busco que mi alma se salga del cuerpo en donde vive Flavio Caballero para tratar de incorporarse a mis personajes.

-¿Por qué decidiste radicarte en Miami después de tantos años de carrera en Venezuela?
Por ofertas de trabajo y cambios de aire.

-¿Qué opinas de las telenovelas venezolanas?
Las telenovelas son parte de la cultura venezolana. Están reflejadas en ellas muchos sentimientos y realidades. A veces se logra el objetivo, a veces no, pero el deseo de hacer que la gente sueñe, es el mismo.

-¿Y qué significo para ti el cierre del canal venezolano RCTV, en el que trabajaste por tantos años?
Una profunda tristeza, una gran impotencia y una enorme decepción. RCTV significa el proceso de mi vida. A nivel profesional RCTV ha sido como una madre, es la empresa a la cual tengo muchísimo que agradecer y le profeso unos sentimientos muy especiales. Me dio la oportunidad de crecer no sólo profesionalmente sino también como ser humano, donde he encontrado personas maravillosas que me han enseñado mucho.

-¿Qué personajes te han marcado especialmente?
Simón Bolívar y José Gregorio Hernández, ya que los interpreté cuando era muy joven. El actor tiene que sentirse libre para poder entrar y salir de los personajes. Es difícil, pero es producto de un proceso que uno tiene que ir viviendo y dominando. Ahora tengo personajes que me han hecho crecer mucho. Los anteriores los disfruté y sentí que habían momentos plenos de actuación, como por ejemplo los que realicé en las telenovelas ‘Leonela’ (Mateo Manaure), en ‘La Intrusa’ (Freddy) y en ‘Señora’ (Anselmo Itriago).

-¿Con qué actriz te ha gustado trabajar más?
Con la actriz con la que más he trabajado es con Maricarmen Regueiro, mi amiga y maravillosa actriz. He tenido suerte de trabajar con personas que me han enseñado muchísimo. Siempre he tenido una gran comunicación y un gran respeto por el trabajo que realizamos. También puedo nombrar a Victoria Robert y Julie Restifo.

-¿Sacrificios y recompensas de tu carrera?
El estar separado de mi familia es un sacrificio y la respuesta del público ante mi trabajo es la mejor recompensa.

-¿Qué opinas de las producciones tanto en teatro, televisión y cine de Colombia?
En cuanto al cine y la televisión, creo que después de un arduo trabajo durante muchas décadas, Colombia está viviendo su mejor momento creativo. Yo quiero hacerle un reconocimiento por sus grandes producciones que me llenan de mucho orgullo y en cuanto a lo teatral creo que Colombia tiene una larga carrera, la cual puede ser dividida entre antes y después de Fanny Mickey.

-¿Te costó iniciar una carrera actoral en Miami?
Yo no lo describiría de esa manera, de lo que me pudo costar o no, solo sé que estoy aquí y estoy trabajando y le doy gracias a Dios por eso. Miami ha sido una ciudad que me ha recibido de una manera muy cordial y me ha permitido aparte de mi carrera actoral, dictar talleres de actuación, y esas dos cosas han llenado mucho mi vida.