Parte I

Catalina está obsesionada
con agrandarse los senos

Catalina quiere convertirse en una de las “pre-pago”

Todo comienza cuando Catalina, una joven hermosa de un pueblo pequeño y origen humilde, está dispuesta a arriesgarlo todo con tal de salir de la pobreza y lograr sus sueños, sin importar lo que tenga que arriesgar: su vida o su integridad. Y Catalina comienza a relacionarse con Yésica, que se convierte en su mejor amiga, entrando al mundo de las “pre-pago”, y Yésica se dedica a reclutar, seleccionar y liderar grupos de jovencitas por quienes los mafiosos le pagan por adelantado por sus servicios sexuales, y es quien lleva de la mano a Catalina al abismo con la idea de salir de su pobreza, pero Catalina se lleva la primera desilusión cuando El Titi (un hombre que encontró la forma rápida y efectiva de salir de la miseria, convirtiéndose en un poderoso mafioso narcotraficante) no quiere contratar los servicios de Catalina porque ella tiene los senos demasiado pequeños; aunque él sí elige a Paola, Vanessa y Ximena para que le complazcan a él y a sus socios sexualmente, por esto, Catalina sueña con operarse los senos. Catalina vive junto a su hermano Bayron, que crecieron junto a su madre, Doña Hilda, una hermosa mujer que es capaz de lo que sea con tal de sacar a sus hijos adelante y, en medio de la pobreza y con muchas necesidades, enfrentan una realidad que odian pues aspiran a una vida mejor para la familia y lograr obtener riquezas materiales, que equivocadamente creen que son la felicidad y es así como confunden sus caminos y piensan tomar vías cortas y rápidas para conseguir dinero fácil. Y, aunque Doña Hilda les aconseja a sus hijos que deben de estudiar para prosperar en la vida, ellos no la hacen caso, incluso quieren dejar de estudiar. Y sin hacer caso a su madre, Catalina empieza a hacer ejercicio físico (aconsejada por Yésica) para gustarle a unos hombres que la puedan dar dinero para darse la gran vida. Y Bayron, también cansado de su situación, se deja seducir por el mundo extravagante de su antiguo vecino (El Titi), convirtiéndose en un sicario. Además, Catalina tiene un novio: Albeiro, un joven del pueblo de pocas aspiraciones que la ama de corazón, pero eso no es suficiente para Catalina, y ella tiene una discusión con él cuando le dice que, si tuviera más seno, ella sería la reina del barrio.

Catalina quiere conseguir el dinero para ponerse las prótesis
Por fin, llega la oportunidad de Catalina para cumplir su ambición y el deseo de operarse los senos, pero las cosas no salen como ella planea. Yésica le anuncia a Catalina que Martínez (el narcotraficante mexicano) y, para salir por la noche de su casa, Catalina tiene que mentir a su madre y a su novio, diciéndoles que va a ver a un profesor para adelantar en la materia, aunque en realidad, Catalina va con Yésica, Ximena y Vanessa hasta la finca del narcotraficante mexicano. Por otro lado, Albeiro comienza a sentirse atraído por la madre de su novia (Doña Hilda) ya que, a pesar de ser una mujer madura, Doña Hilda es una mujer muy atractiva. Por la noche, Catalina, que ha logrado que su madre se crea su mentira, va hasta la finca de Martínez y, allí, él vuelve a rechazar a Catalina porque a penas tiene senos y, además, Yésica le pide cinco millones de pesos al narcotraficante para que Catalina pueda operarse. Y ella se pone furiosa, pero uno de los escoltas de Martínez intenta consolar a Catalina, proponiéndola que se acueste con él a cambio del dinero que ella quiere...

Catalina regala su virginidad
Uno de los hombres de Martínez, llamado Caballo, la hace creer a Catalina que él la va a dar los cinco millones que necesita para operarse los senos, a cambio de acostarse con él, y ella acepta, perdiendo su virginidad con ese hombre tan asqueroso. Después, los otros dos hombres de Martínez (Orlando y Jorge) descubren que Caballo se acostó con Catalina, y ellos deciden forzar a la joven y abusan sexualmente de Catalina. Además, Catalina se acaba dando cuenta de que la mintieron y que no la darán su dinero. Después, Catalina se siente avergonzada y no dirige la palabra ni a sus amigas, ni a su madre, ni a su novio; y éstos no saben que la ocurre a la muchacha. Por otro lado, Albeiro (el novio de Catalina) se queda a dormir en casa de su novia y, allí, él no puede resistir la tentación y admira con deseo como duerme la madre de su novia (Doña Hilda). Al día siguiente, Bayron (el hermano de Catalina) tiene una persecución con unos hombres que le intentan matar a balazos, pero él logra esconderse a tiempo en su casa, además Bayron sigue ocultándole a su madre que se convirtió en un sicario. Por otra parte, a Martínez (el narcotraficante mexicano) se le antoja ahora acostarse con “La Virgencita” (Catalina), por eso, él telefonea a Yésica para comunicárselo y les manda a sus secuaces que le lleven los cinco millones a Yésica, a cambio de noche apasionada con Catalina, pero éstos no quieren que su patrón descubra que ella ya no es virgen y planean como pueden deshacerse de ésta.

Yésica da la cara por su amiga Catalina
Catalina se queda esperando durante todo el día en el parque, esperando a que llegue Caballo y la dé su dinero, pero él no aparece y, cuando los secuaces de Martínez regresan al barrio en busca de Catalina, para entregarla los cinco millones a cambio de que ella se acostase con Martínez; Catalina, Yésica y las demás amigas se dan cuenta de que éstos quieren matar a Catalina porque no quieren que su patrón descubra que ella ya no es virgen por culpa de ellos, por eso, Yésica da la cara por Catalina, llevándole nuevamente el dinero a Martínez y poniéndole la excusa de que Catalina está con el periodo y no puede complacerle sexualmente. Mientras que, Doña Hilda se ha dado cuenta de que su hija Catalina la está ocultando algo, por eso, ella la exige que la cuente que la ocurre, ya que la joven está encerrada en su cuarto, muy triste y no dirige la palabra a nadie.

El Titi se interesa en Catalina
El Titi se encuentra con uno de los narcotraficantes mexicanos (José Miguel), que transportan la mercancía dentro de la ropa. Y, allí, él conoce a Lorena (una atractiva mujer mexicana, que se dedica a llevar prostitutas de lujos a los narcotraficantes). Defraudada por lo que la ha pasado; Catalina no quiere seguir trabajando como prostituta, aunque Yésica la quiere convencer de que siga a su lado. Más tarde, Albeiro consigue que Catalina le haga un poquito de caso y la dice que no habrá un hombre en el mundo que la ame más que él, además, él la entrega un anillo de compromiso, aunque no le guste que su novia siga al lado de Yésica. Al día siguiente, Catalina se pone dos rellenos en sus senos y ella se siente muy humillada cuando Yésica le quita sus rellenos delante de El Titi, que la estaba aconsejando a Catalina que se saliese de ese mundillo, ya que a él le interesa Catalina. Poco después, Doña Hilda se pone furiosa con su hija Catalina cuando ella le miente, ya que Catalina está faltando al colegio para irse de viaje con Yésica.

Yésica consigue a unas famosas para unos narcotraficantes
Albeiro le ofrece a Catalina irse a una casa a vivir juntos, pero ella se niega a vivir con su novio. Aunque tenga que desobedecer a su madre; Catalina se va con Yésica hasta Bogotá a conseguir una actriz y una modelo para Morón y Cardona, dos prestigiosos narcotraficantes colombianos, a pesar de que Morón le acaba quitando el coche a su modelo, ya que ella se resistió demasiado. Mientras que, Martínez (el mafioso mexicano) compra a algunos de los secuaces de Morón y pretenden implantar droga en los senos de algunas jovencitas para transportar la mercancía de Colombia a México.

Catalina rompe su relación con Albeiro
Catalina comienza a tener náuseas y se da cuenta de que ella está embarazada, y el niño es de uno de los tres indeseables que la violaron. Y Catalina quiere tener el niño y, aunque ella sólo se lo cuenta a su amiga, Yésica la aconseja que aborte, pero Catalina no quiere matar a su hijo. Y Catalina y Yésica deciden ir a la finca de Martínez para que Caballo les dé dinero para abortar, pero allí se encuentran con una mujer que les dice que esa finca es de otras personas, ya que Martínez alquiló esa casa por unos días. Pero, Yésica le paga el aborto a Catalina, y ella van a una clínica clandestina y, al extraerle el feto, Catalina sufre mucho. Al día siguiente, Yésica lleva a Catalina una agencia de modelos para que la vean allí los narcos, pero Margot (la jefa de “la agencia”) no la acepta por sus senos, además, Lorena (la mujer mexicana, que se dedica a llevar prostitutas de lujos a los narcotraficantes) le da su número de teléfono a Catalina para que trabaje con ella, aunque la pide que antes se opere los senos. Poco después, Catalina le pide a Albeiro que no la vea en un mes, ya que ella necesita tiempo para pensar en su relación con el joven.

Cardona y El Titi planean la fiesta de cumpleaños de Morón
Catalina consigue que su madre acepte que deje el colegio, aunque Doña Hilda está furiosa con sus hijos por haber dejado el estudio, pero Catalina acepta regresar nuevamente al colegio porque no quiere ver enfadada a su madre. Por otra parte, El Titi y Cardona le están preparando una gran fiesta de cumpleaños a Morón, y le encargan treinta mujeres a Yésica. Y tres días después, Yésica lleva a sus treinta chicas a la finca de Morón, incluyendo a Catalina. Y, allí, Catalina descubre a los hombres de Martínez, los mismos que la violaron, y ella comienza a poner en contra a Orlando con Caballo para que ellos tengan un enfrentamiento.

Catalina se hace amante de Cardona
Cuando Catalina le hace creer a Orlando que Caballo se acuesta con la mujer de éste; Orlando le da una puñalada por detrás a Caballo y le mata. Mientras que, Yésica consigue que Cardona se interese en Catalina y ambos se acuestan juntos, y a él le gusta tanto que la quiere hacer su mujer y promete mantenerla económicamente, y ella aprovecha para pedirle cinco millones de pesos para agrandarse los pechos, pero él no se lo da, diciéndola que ella no lo necesita. En Estados Unidos, Martínez se encuentra con un narcotraficante gringo (Robert) para aliarse con él, y éste le pide a Martínez que lo primero que debe hacer es delatar ante la policía a los narcotraficantes colombianos.

La familia de Catalina sospecha que ella es prostituta
Finalmente, Catalina consigue que Cardona la dé los cinco millones de pesos para operarse los senos y, después, ella vuelve a acostarse con él. Y Cardona la da otro millón de pesos para que ella pueda vivir cómodamente. Cuando la familia de Catalina ve a la joven llegando con varias bolsas de ropa y un móvil; Doña Hilda, Albeiro y Bayron se enfrentan a ella por seguir el camino de sus amigas, incluso su hermano Bayron y Albeiro la dan una bofetada porque piensan que ella se está acostando con narcos para conseguir todos esos lujos, ya que Catalina aún no les ha dicho como consiguió todo ese dinero. Más tarde, Catalina va al cirujano donde la mandó Cardona, acompañada por Yésica, y allí el médico la dice que la va a operar.

Martínez delata a los narcos colombianos
Catalina, acompañada por su amiga Yésica, van a visitar al cirujano que operaría los senos a Catalina y la dice que, como aún no ha dejado de crecer, podría tener problemas con los implantes de silicona; mientras que, Doña Hilda se emborracha en su casa para ahogar sus penas junto a Albeiro, que también está triste por lo que está haciendo Catalina. Por otra parte, Bayron se deja llevar por la belleza de Ximena y la pide que sean novios, y ella acepta, dándose en ese momento un beso apasionado, aunque él la dice que no quieres estar al lado de una prostituta. Como Martínez pretende delatar a los narcos colombianos; él viaja hasta México para llevar a su familia a un sitio seguro donde no puedan hacerlos daño y, poco después, Martínez avisa a la policía de Colombia de las fechorías que han cometido Morón, El Titi y Cardona. Después de mandar que asesinen a Martínez; Cardona le confiesa a El Titi que se lo pasó muy bien con Catalina en la cama y, por esto, El Titi se pone muy celoso. Mientras tanto, Catalina le confiesa a Yésica que está interesada en Albeiro, a la vez que lo está de El Titi, además, ella ahora sueña con ser actriz. Como Catalina le hizo creer a Cardona que Orlando mató a Caballo por un desacuerdo que tuvieron al robarles dinero; Cardona manda a uno de sus secuaces que mate a Orlando y, así, lo hace. Tras una gran borrachera; Doña Hilda y Albeiro bailan muy acaramelados, y Catalina se pone furiosa al descubrirlos.

Catalina rompe su relación definitivamente con Albeiro
El Titi le confiesa a Yésica que se está enamorando de Catalina, por lo que quiere hacerla su mujer, además, él amenaza a Yésica con matarla si ella no le lleva a Catalina. Finalmente, Ximena le hace creer a Bayron que ella y sus amigas son modelos, aunque lo hizo porque se avergüenza de ser una prostituta y no quiere que él la deje por eso. Por la noche, Catalina le dice a Albeiro que ella aspira a ser una actriz y por eso está trabajando en una agencia de modelaje y quiere operarse los senos, aunque él desconfía de ella y cree que ella quiere operarse para prostituirse, pero ella terminó con él para que Cardona no le haga daño. Y Albeiro la dice a Catalina que, aunque ella se aleje de su lado, él siempre la va a esperar porque la ama. Cuando Doña Hilda descubre que Ximena es la novia de su hijo Albeiro; a Hilda no le gusta que una prostituta esté enredada con su hijo.

Bayron se convierte en un sicario
Doña Hilda y Albeiro, como están borrachos, se quedan dormidos en la misma cama. Mientras que, Bayron trabaja por primera vez como un sicario y mata a un hombre que iba en un coche, y a él le pagan muy bien. Y Bayron le da bastante dinero a su madre, que se pone furiosa porque cree que él está trabajando en algo sucio. Después de ir a una discoteca con su familia y amigas; Catalina se encuentra allí con Cardona y El Titi y le hace creer a Cardona que Albeiro es su medio hermano para que él no le haga daño.
Cardona, Morón y El Titi tienen que huir a México
Catalina cada vez más unidos a su mamá con su novio Albeiro, por eso, ella le pregunta a él si le gusta su madre, pero él lo niega, alegando que ella es su suegra y que casi le dobla en la edad. Después, Albeiro le pide a Catalina que le dé una segunda oportunidad, pero ella se niega porque le dice que no ve futuro en la relación. Más tarde, Catalina lleva de compras a su mamá y a Albeiro, aunque en ningún momento les cuenta que todo el dinero lo ha conseguido prostituyéndose, y la hace creer a Doña Hilda que está trabajando como modelo para una agencia. Cuando Catalina y Yésica van a buscar a Cardona para que la diera el dinero a Catalina para la operación de sus senos; Catalina y Yésica descubren en ese momento que Cardona, Morón y El Titi huyeron de la policía pues ellos fueron delatados y huyen por el río hasta que cogen una avioneta que los lleva a los tres hasta México. Y por eso Yésica, Catalina, Paola, Ximena y Vanesa se dan cuenta de que ya no podrán ganar dinero con esos narcos. Por la noche, Catalina se confiesa con su hermano Bayron y le cuenta que ella y sus cuatro amigas son prostitutas, que se acuestan con los narcos a cambio de dinero, además, Catalina le cuenta que Yésica es la proxeneta que las lleva a todas con esos mafiosos. Y Bayron también le dice a Catalina que él se dedica a matar a gente a cambio de mucho dinero, es decir, que él se convirtió en un sicario.

Catalina y Yésica se quieren vengar de Jorge
Cuando Bayron la dice a Catalina que él es un sicario; él la promete que él la va a conseguir el dinero para su operación de senos, por eso, ella le guarda el secreto ante su mamá. Mientras que, El Titi sigue obsesionado con Catalina y está pensando en hacerla llegar a México. Al día siguiente, Doña Hilda les comunica a sus hijos que consiguió trabajo en una fábrica de confecciones de ropa interior y ella está muy feliz porque su jefe la dio la oportunidad de mostrarle sus diseños para que puedan confeccionarlos, además su jefe la aconseja a Doña Hilda que vaya al oftalmólogo porque ella no ve bien y necesita gafas, diciéndola que la seguridad social corre con todos los gastos desde que la ha contratado, aunque el jefe (Don Antonio) se preocupa por ella porque Doña Hilda le atrae físicamente. Por otro lado; Yésica, Paola, Ximena y Vanesa buscan trabajo y no las aceptan o las pagan muy poco en otros trabajos. Mientras que, Martínez quiere conseguir a Catalina para operarla los senos y transportar droga en sus prótesis y, cuando se lo encarga a su escolta Jorge (uno de los hombres que la violaron), Catalina y Yésica se encuentran con él y le llevan hasta un motel para vengarse de él.

Catalina y sus amigas quieren regresar al colegio
Catalina y Yésica llevan a Jorge a un hotel y le hacen creer que se van a acostar con él y después de desnudarlo y amarrarlo; mientras Yésica lo sujeta, Catalina le da varios golpes con un jarrón en sus genitales, como venganza por haberla violado, además, ellas le quitan su dinero para que puedan sobrevivir por un tiempo. Además, Catalina, Ximena, Paola y Vanesa deciden volver al colegio y por eso Doña Hilda defiende a todas con el Rector del Colegio para que las acepte de nuevo en el colegio, pero él la dice que debe esperar para saber que dicen los profesores, pues él trata muy mal a las mujeres, como a su mujer y a su hija Natalia no la deja hacer casi nada. Pero Yésica, Catalina, Ximena, Paola y Vanesa se llevan a Natalia y comienzan a pervertirla, llevándola a tomar alcohol y a jugar billar, pero Catalina se pone en contra de Yésica por lo que está haciendo con Natalia. Por su parte, Jorge le hace creer a Martínez que unos hombres le asaltaron y que por eso no pudo llevarle a Catalina. Además, Paola, Ximena y Vanesa convencen a Yésica para que vuelva con ellas al colegio.

Bayron y Balín encuentran trabajo como sicarios con La Liebre
Después de una junta de profesores; el Rector le informa a Doña Hilda que sus hijos y las amigas de ésta no serán readmitidos en el colegio, ya que Ximena convenció a su novio Bayron para que siga en estudiando. Mientras que, Albeiro va a la fábrica donde trabaja Doña Hilda, y cuando ve a su jefe Don Antonio le informa de que él trabaja en un taller de estampados y que podrían ayudarle en sus diseños con los estampados que él realiza, y Antonio decide contratarle en su empresa. Como el Cartel de Morón tuvo que huir; Bayron y su amigo Balín se quedaron sin trabajo y van a visitar a un hombre al que llaman Liebre y consiguen trabajo como sicarios matando a grandes personalidades, pero él les pide que les dé los nombres de sus familiares, advirtiéndoles que a ellos los matarían si le delatan ante la policía.

A Catalina no la aceptan en ningún colegio
Ximena y Paola quieren vengarse del Rector del colegio, que es un morboso, y que no las dejo regresar a estudiar allí, por eso, ellas se llevan a Natalia (la hija del Rector) fuera del colegio y comienzan a pervertirla, llevándola a una discoteca y diciéndole que debería aumentarse los senos y haciéndola beber alcohol y fumar. Por la noche, Yésica le confiesa a Catalina que Lorena la llamó para hacerla dos propuestas: ir a México para acostarse dos narcos y para eso tiene que operarse los pechos gratuitamente o irse con El Titi a México porque él se enamoró de ella y, aunque al principio Catalina quiere irse con El Titi; Yésica le aconseja a Catalina que acepte las dos propuestas. Aunque Catalina va a varios colegios para ver si la aceptan como estudiante; los profesores no la aceptan porque ya ha empezó el año. Mientras que, Doña Hilda presenta sus modelos de ropa íntima en donde trabaja y Don Antonio (su jefe) la dice que no le gustan los modelos, pero la da otra oportunidad.

El jefe de Doña Hilda le roba los diseños a ésta
Paola y Ximena convencen a Natalia y Lina (otra jovencita del colegio) para que se dejen operar los senos y llevarlas a México para acostarse con narcos, aunque ellas las hacen creer que irán operadas a modelar. Por otra parte, Don Antonio lleva los diseños de Doña Hilda a una gran empresa de ropa y le compran 6 diseños por 50 millones de pesos, haciéndole creer al empresario que esos modelos son suyos, y no de Doña Hilda. Más tarde, Doña Hilda rechaza su puesto de trabajo en la empresa de ropa íntima, pero Don Antonio le hace desistir de la idea, aumentándola el veinte por ciento de su salario y dándola cien mil pesos por cada diseño que ella crea, ya que él quiere seguir ganando dinero con esos diseños innovadores, sin que ella sepa que podría haber ganado más dinero con la empresa a la que vendió los primeros diseños. Cuando Yésica (alias “La Diabla”) va a ver a Martínez; él la confiesa que necesitan a jovencitas que no estén operadas porque las van a meter heroína en las prótesis para transportar la droga de Colombia a México y, aunque Yésica no quiere permitir que hagan eso a su amiga Catalina, ella tiene que permitirlo porque amenazan con matarla si n lo hace. Pero, Yésica no la permite a Catalina que viaje a México. Como las madres de Paola, Ximena y Paola están furiosas porque sus hijas no las traen dinero; Paola propone que se vayan a un prostíbulo a conseguir dinero.

Yésica se ve obligada a aceptar la propuesta de Martínez
Don Antonio sigue haciéndola creer a Doña Hilda que sus diseños aún no sirven, aunque él se los queda y la paga dinero por ellos, y la dice que quiere que se quede en su empresa trabajando porque la ama, además, él la regala un ramo de flores y la lleva una serenata, aunque ella no acepta ser su novia, además, ella comienza a trabajar en su casa haciéndole los diseños a Don Antonio. Cuando Yésica ve a unos hombres misteriosos buscándola; ella se da cuenta de que ellos la quieren matar por no llevar a Catalina a México. Por eso, Yésica se quiere ir con Catalina a Bogotá y, después, Doña Imelda (la madre de Yésica) la da un abrazo a su hija porque ella la echa en cara que nunca la ha mostrado amor hacia su hija. Y poco después, Yésica es secuestrada por los matones de Martínez. Por otra parte, Catalina le informa a su madre, a su hermano y a su novio Albeiro que se va a ir a Bogotá, por lo que éstos se ponen muy tristes por la noticia de Catalina.

Catalina y Yésica viajan a Bogotá
Los padres de Natalia buscan a su hija Natalia por el barrio de “las pre-pago”, pero ellos no la encuentran ni en la casa de Yésica ni en la casa de Catalina. Y, poco después, Yésica lleva con Lorena a Natalia y Lina para prostituirlas, aunque Yésica no permite que Lorena lleve a Martínez a Catalina, pues ella es su amiga y no quiere que la hagan sufrir, inyectándola prótesis en los senos llenos de cocaína para luego extraérselo en México. Y Catalina y Yésica se van rumbo a Bogotá, dejando muy tristes a Albeiro y Doña Hilda, diciéndoles que volverá cuando sea una gran actriz. Después, Natalia telefonea a su padre y le dice que jamás volverá a su lado hasta que él no cambie su actitud con ella, pero él está dispuesto a hacer lo que sea para encontrarla. Después de irse Catalina con Yésica a la capital de Colombia; Doña Hilda le pide a Albeiro que no deje de visitarla porque ella le quiere mucho y, por eso, ellos estuvieron a punto de besarse en los labios, pero ella gira la cara para que eso no suceda. Mientras que, Yésica y Catalina consiguen alojamiento en la casa de Osvaldo (amigo de Yésica, que fue policía y al que echaron por delatarlos frente a unos narcos) y comienzan a buscar un cirujano que opere los senos de Catalina. Por su parte; Paola, Ximena y Vanesa encuentran trabajo en un burdel como prostitutas, aunque Vanesa al principio no quería convertirse en una prostituta.

Albeiro se acuesta con Doña Hilda
En Bogotá; Catalina y Yésica visitan al cirujano Mauricio Contento, que la ofrece a Catalina una operación gratuita de sus senos, si ella se acuesta con él y, aunque ella se siente como una prostituta, Catalina se acaba acostando con Mauricio Contento. Sin saber que Mauricio se ha encargado de operar a Lina, a Natalia y a otras niñas, contratado por Martínez para inyectarlas prótesis de cocaína en sus senos. Lejos de allí, Albeiro y Doña Hilda no pueden evitar sentirse atraídos el uno por el otro y acaban haciendo el amor y, aunque después se sienten culpables con Catalina, ellos vuelven a vivir otro momento apasionado. Y Albeiro le dice a Doña Hilda que él sigue amando a Catalina, confesándola que ella sigue siendo “virgen”, ya que él no sabe que su novia ya se ha acostado con varios hombres. Por otro lado; Paola, Ximena y Vanesa trabajan por primera vez como prostitutas en un burdel, donde se tienen que acostar con borrachos y demás y, por esto, ellas lo pasan muy mal, aunque tienen que hacerlo porque sus familias necesitan dinero. Al día siguiente, Osvaldo se pone furioso porque ni Catalina, ni Yésica se quisieron acostar con él y, por eso, él las echa de su apartamento; aunque Yésica, antes de irse, se lleva varios objetos de esa casa.

Bayron estuvo a punto de matar a su madre
Vanesa lo pasa muy mal por estar trabajando en ese burdel, pues estuvo punto de acostarse con un viejo contagiado de sida, pero ella logró rechazarlo, por eso, ella les pide a Paola y Ximena que dejen ese trabajo, pero ellas necesitan dinero. Después de salir de la casa de Osvaldo; Yésica y Catalina se hospedan en la casa de Benjamín (otro amigo de Yésica), aunque ellas rápidamente se dan cuenta de que él también quiere acostarse con ellas. Más tarde, Lorena descubre a Catalina y Yésica en la clínica del cirujano Mauricio Contento y, al verlas allí, Lorena le propone un negocio a Mauricio con ellas: operar a Catalina con las prótesis llenas de cocaína y llevar a las dos hasta México. Cuando Albeiro ve a Doña Hilda saliendo a almorzar con Don Antonio, él se pone muy celoso y, en ese almuerzo, Don Antonio le regala un anillo de compromiso a Doña Hilda, pidiéndola que se case con él en ese momento, pero ella no acepta y le pide que podrían conocerse mejor poco a poco. Y más tarde, Bayron estuvo a punto de matar a su propia madre por un encargo que le tenía Don Antonio porque él se quiere deshacer de ella, pero Doña Hilda ve a su hijo, que la estaba apuntando con una pistola. Cuando Catalina y Yésica regresan a la casa de Benjamín; él las lleva a unos hombres para que se acuesten con ellos, pero ellas no quieren y, además, Benjamín las insulta, diciéndolas prostitutas, por lo que ellas le abofetean.

Bayron quiere descubrir quien mandó matar a su mamá
Favorablemente, Doña Hilda no logró ver a su hijo apuntándola con una pistola y, por eso, él se quiere vengar de Don Antonio, que sospecha que fue él quien mandó matarla, aunque él aún no está seguro de eso. Poco después, Albeiro le confiesa a Doña Hilda que se siente celoso al verla junto a Don Antonio y, después, Albeiro le invita a Doña Hilda al cine; mientras que Paola, Ximena y Vanesa comienzan a sospechar que Albeiro está traicionando a Catalina con su madre, al ver a Doña Hilda y a Albeiro tan acaramelados. Y, al regresar a su casa, Doña Hilda y Albeiro vuelven a hacer el amor y se vuelven a sentir culpables con Catalina. Mientras que, Bayron comienza a sospechar que su madre está enredada con Albeiro, y su amigo Balín le dice que a lo mejor Albeiro es el hombre que mandó matar a su mamá, a pesar de que Bayron no cree eso porque no sabe de donde ha podido sacar tanto dinero. Lejos de allí, en Bogotá; Yésica y Catalina se tienen que ir de la casa de Benjamín cuando él las obliga a pagar su hospedaje acostándose con él y otros dos hombres y, esta vez, Catalina le roba varios objetos a Catalina, como Yésica hizo con Osvaldo. Por la noche, Yésica y Catalina son asaltadas por unos hombres, pero un cura y dos policías las defienden, además, los agentes las llevan a la cárcel para que pasen allí la noche. Y al día siguiente, ellas se dirigen hacia la clínica de cirugía del Doctor Mauricio Contento...

A Catalina la hacen creer que El Titi la pagará la operación
Mauricio Contento les hace creer a Catalina y a Yésica que Aurelio Jaramillo, más conocido como El Titi, mandó que la operasen a Catalina los senos para después irse a México, aunque él lo hizo mandado por Lorena, que quiere que la incrusten cocaína en los senos para transportar la droga de Colombia a México. Más tarde, Catalina logra comunicarse con su mamá por teléfono, que la dice que están viviendo en Bogotá, además, Catalina la confiesa que un doctor la va a operar de los senos y también ella le pregunta por su novio Albeiro, que la advierte que si ella sigue lejos, acabará perdiendo a Albeiro. Y tras esta llamada, Albeiro y Doña Hilda pretenden ir a ver a Catalina por sorpresa el día que ella cumpla años. Después, Albeiro y Doña Hilda vuelven a hacer el amor y esta vez ella le dice que le ama. Mientras que, Bayron festeja con Ximena la nueva moto que él se ha comprado con el dinero que ha ganado trabajando como sicario, a pesar de que él sigue ocultando a todos a la profesión que él se dedica. Y Bayron le pide a su novia Ximena que deje de ser prostituta y que se vaya a vivir con él. En México, El Titi le confiesa a Cardona que está obsesionado con Catalina, por lo que Cardona se pone furioso y le advierte que no se meta con su mujer.

Bayron descubre a su madre acostada con Albeiro
Para no levantar sospechas; Martínez le manda a Lorena que ponga una bolsa de cocaína en la maleta de una joven y, obedeciendo las órdenes del narco, ella coloca cocaína en la maleta de Natalia y, por eso, a la joven la quitan la cocaína y la dejan seguir con el viaje. Mientras que, el Rector del colegio pone una denuncia ante la policía por la desaparición de su hija Natalia. Antes de que Albeiro se fuese a Bogotá en búsqueda de su novia Catalina para celebrarla el cumpleaños; Doña Hilda le pide a Albeiro que la desnude y que la vuelva a hacer suya por última vez. Y Bayron descubre a su mamá haciendo el amor con el novio de su hermana, pero Bayron no se sorprende porque él suponía que ellos eran amantes, y Bayron le pide a Albeiro que haga feliz a su madre porque sabe que ella le ama. Después, Bayron le aconseja a su mamá que viva plenamente su romance con Albeiro y que no se preocupe por Catalina, pues ella les dejó.

Doña Hilda siente celos al ver a Catalina junto a Albeiro
Aunque Catalina pensaba que Mauricio la iba a operar el día de su cumpleaños, él la dijo que dentro de unos días la operará. Por eso, Catalina y Yésica deciden irse con Albeiro hasta la casa de Catalina, donde Doña Hilda le prepara una gran fiesta a Catalina. Y allí Doña Hilda se pone celosa al ver a Albeiro besándose con su hija Catalina, y Doña Hilda le exige a Albeiro que no se atreva a ponerle un dedo encima a su hija, además, Hilda intenta disimular sus celos para que Catalina no lo descubra. Mientras que, Albeiro le pide a Catalina que le dé la prueba de su amor y que por primera vez hagan el amor y, como él sigue pensando que Catalina es virgen; ella, con ayuda de sus amigas, emborrachan a Albeiro. Y por vergüenza; Paola, Ximena y Vanesa les hacen creer a sus amigas Yésica y Catalina que les está yendo muy bien la vida porque están modelando, aunque en realidad se estén prostituyendo, y lo mismo Catalina y Yésica les hacen pensar a sus amigas. Y más tarde, Paola le cuenta a Yésica que por el barrio se dice que Doña Hilda está enredada con Albeiro.

Catalina y Albeiro hacen el amor por primera vez
A pesar de que Doña Hilda no lo quiso permitir; Catalina se llevó a su cuarto a Albeiro y ambos hicieron el amor por primera vez, y Catalina le hizo creer que ella seguía siendo virgen y lo pudo engañar porque lo emborrachó, aunque ella ya se haya acostado con otros cinco tipos más; mientras que, Doña Hilda se emborracha de la tristeza y se duerme en la puerta de la habitación de Catalina. Y Bayron consuela a Diña Hilda, que está furiosa con Albeiro. Por otro lado, Lina y Natalia llegan a México y comienzan a sospechar que algo raro se trae entre manos Lorena y cree que ellos las engañaron. Más tarde, Hernán (el Rector del colegio) y su esposa descubren que su hija Natalia se mandó operar y que viajó a México, ya que la policía le muestra una fotografía de la joven en el aeropuerto, además, el agente les dice a los padres de Natalia que posiblemente ella haya sido engañada para viajar y prostituirse, aunque la hayan hecho creer que iba a modelar. Al día siguiente; Catalina le dice a Albeiro que ella se va a ir de nuevo a Bogotá con Yésica y, por eso, Albeiro se pone furioso y la pide que no le sigue hablando como a un imbécil y, si ella se va a Bogotá, que se olvide de él. Y antes de irse a Bogotá; Catalina le confiesa a su amiga que ahora está segura de que ama profundamente a Albeiro, mientras que Yésica le confiesa a Catalina que se llevaron a Lina y a Natalia a México, inyectándolas cocaína en los senos. Haciéndolas creer Lorena que necesitan que las revisen; un cirujano duerme a Lina y Natalia y extrae la mercancía y vuelve a meterles unas prótesis normales en sus senos. Además, con la excusa de averiguar llevarle al domicilio de El Titi a Catalina en México; Lorena le aconseja a Martínez que podría delatarle y mandarle un agente de la policía para que le capturase.

Martínez y Lorena quieren verse con Fernando Rey
Al ver llorando y sufriendo a su mamá; Bayron le exige a Albeiro que elija entre su madre o su hermanita, ya que no quiere que sufran las dos por su culpa, además, Bayron le da un par de puñetazos a Albeiro y le amenaza con matarle si vuelve a hacer daño a su madre. Cuando llegan a Bogotá; Yésica y Catalina se hospedan en el apartamento de Octavio (un político, amigo de Yésica), que tras una conversación él las confiesa que casi todos los políticos son unos ladrones del Estado. Y más tarde, Albeiro le escribe una carta de despedida a Catalina, rompiendo con ella su relación, ya que él sigue pensando que ella se quiere agrandar los senos para prostituirse. Por otra parte, Hernán (el Rector del colegio) le pide a Albeiro que investigue qué ha pasado con su hija Natalia, ya que él sospecha que Catalina y Yésica lo saben y se lo están ocultando. Al día siguiente, Catalina se pone feliz cuando Mauricio Contento la dice que en unos días será operada. En México, Martínez le confiesa a Lorena que conocerá en breve a Fernando Rey, uno de los traficantes más importantes del mundo y, al escuchar ese nombre, ella se pone muy nerviosa, pero ella le pide a Martínez que la lleva con él para volver a ver a Fernando. Sin percatarse de que las han extraído la silicona donde tenían cocaína y que las han puesto unas nuevas prótesis; Natalia y Lina quieren probar suerte si se acuestan con narcos en México para conseguir dinero, aunque Lorena las haya dicho que ya se pueden ir a Colombia. Mientras que, a Martínez se le ocurre la idea de que la hija de Lorena (Julieta) podría enamorar a Fernando Rey para sacarle dinero, pero Lorena no quiere exponer a su hija y prefiere que Catalina lo haga.

Lorena convence a su hija para vengarse de Fernando Rey
Lorena le confiesa a su hija Julieta que Fernando Rey, el narco más buscado por la policía, en el pasado, la violó y, por esto, Lorena le pide a su hija que la ayude a vengarse de él, enamorándolo y delatándolo ante la policía. Y Julieta acepta y, para eso, Lorena le presenta a Lina y Natalia, que las hospeda en su casa, ya que quiere que su hija Julieta llegue a la finca de Fernando Rey, acompañada por Lina y Natalia. Después de que Bayron fuese al burdel donde trabaja su amada Ximena y se diera cuenta de que ella se acuesta con varios hombres, a Bayron y a Balín les mandan un nuevo trabajo: matar a un hombre en Bogotá. Como Bayron le obligó a decidirse por Doña Hilda o Catalina; Albeiro le dice a Doña Hilda que él decidió quedarse al lado de Catalina. Después, Bayron le entrega bastante dinero a su madre, y ella le exige que le diga de dónde sacó el dinero, pero él no la quiere decir nada. Y más tarde, Bayron se va con su amigo Balín a Bogotá a matar al cirujano Mauricio Contento (ya que Martínez se lo mandó a los sicarios para que éste no le delate ante la policía), aunque antes se despide de su mamá. Mientras que, Octavio comienza a cansarse de Yésica y Catalina, pues ellas hacen lo que quieren en su casa, sin aportar nada de dinero.

El Titi regresó a Colombia
Cuando Catalina le rechaza sexualmente a Octavio, cuando éste recibe una factura de teléfono de la cual tiene que pagar mucho dinero y cuando se da cuenta de que le están faltando objetos de su casa; Octavio echa de su casa a Catalina y Yésica, pero él acaba dejándolas unos días más, cuando Catalina accede a acostarse con Octavio, pero él se da cuenta que Catalina quiere hacer el amor con él para quedarse unos días más en su casa, por eso, él las vuelve a echar, aunque no se acuesta con Catalina, a la que tanto desea. Por otro lado, Martínez se entrevista con Robert (el gringo narco, aliado de Fernando Rey, uno de los grandes mafiosos del mundo), que le pide, después del regalo de la cocaína que le llevó, que le lleve 300 kilos de cocaína, además, la mujer de Martínez queda como rehén hasta que le entregue la mercancía. Mientras que, Albeiro le confiesa a su mamá que está enamorado de dos mujeres: de Catalina y Doña Hilda, y su madre lo acepta y le pide a su hijo que se quede con Doña Hilda porque ella le quiere realmente y le ha tratado bien. Al día siguiente, Yésica recibe una llamada telefónica de Margot, que la avisa de que los narcos regresaron a Colombia y que El Titi ha sido el primero en llegar.

Catalina logra ser operada por Mauricio Contento
Bayron y Balín se dan cuenta de que Catalina y Yésica están entrando en la misma clínica del cirujano al que a ellos han mandado matar. Mientras que, Albeiro intenta besar a Doña Hilda, pero ella le rechaza y le dice que, si quiere hacer el amor nuevamente con ella, primero tendrá que demostrarla que la ama. Finalmente, Mauricio Contento accede a operar los senos de Catalina, metiendo en las prótesis cocaína sin que ella se entere, además, la pone dos prótesis que ya estaban usadas y cada una de ellas son diferentes. En Colombia, El Titi está deseoso de reencontrarse con Catalina y la quiere localizar a ella y a Yésica a como dé lugar.

Lorena y Martínez quieren seguir traficando con jovencitas
Aunque mandaron matar al Doctor Mauricio; Bayron y Balín recibieron una llamada telefónica de su jefe, diciéndoles que habían cancelado la ejecución del Doctor, pues Martínez y Lorena necesitan a Mauricio para que siga operando a jovencitas. Mientras que, Catalina tiene que recuperarse de la operación en la clínica porque Octavio las echó de la casa. En México, Julieta (la hija rebelde de Lorena) les confiesa a Lina y a Natalia que su madre se dedica a prostituir jovencitas con narcos, además, Julieta convence a las dos para que la ayuden a conquistar a Fernando Rey y delatarle a la policía por haber violado a su mamá. Mientras que, en Colombia; Hernán (el Rector del colegio) se arrepiente en no haber permitido a Catalina, Paola, Ximena y Vanesa a asistir al colegio, incluso, él está cambiando y dejó que una alumna suya siguiera estudiando, a pesar de estar embarazada porque el hijo que espera esa muchacha es de él, pero él dice estar arrepentido de lo mal que trató a su hija Natalia.

Catalina siente molestias con sus nuevos senos
Sin haber avisado previamente a su madre; Julieta decide irse de su casa porque Lorena nunca estuvo a su lado cuando la necesitaba y se va con Lina y Natalia y viajan hasta el norte de México, donde buscan a Karen (una amiga de Lorena), que las informa que tienen que viajar a Ciudad del Valle y hacerse notar para que Fernando Rey las encuentre y él se interesaría en ellas porque a él le gustan las colegialas. En Colombia; Lorena consigue a las jovencitas y se las manda a Mauricio Contento y él las opera los senos, metiéndolas en las prótesis cocaína para transportarla así hasta México. Por otro lado, Catalina comienza a sentir molestias en sus nuevos senos y a ella no la parecen normales las molestias, pero Mauricio la advierte de que ella tiene que cumplir con el negocio y viajar a México, por lo que ella también está muy confundida porque sabe que El Titi se encuentra en Colombia y no en México.

Doña Hilda no quiere seguir viviendo
Cristina Pérez (la muchacha a la que Hernán, el Rector, embarazó) le exige al Rector que se haga cargo de su embarazo, pero él la pide que busque a un joven que se haga cargo de su hijo. Viajando por México; Julieta, Lina y Natalia tienen un problema en una cantina pues unos borrachos intentan propasarse con ellas, y Julieta le da un botellazo a un hombre en la cabeza para poder escapar. En Bogotá, Catalina tiene que soportar que Mauricio la haga fotos con los pechos descubiertos y se ve obligada a acostarse con Mauricio, mientras Octavio espera desesperadamente a Catalina porque él también quiere acostarse con ella y le acaba confesando a Yésica que se enamoró de Catalina. Mientras que, Doña Hilda cada día que pasa se siente más sola, pues comienza a pensar que sus hijos y Albeiro no la quieren y que por eso la dejaron sola. Y Doña Hilda intenta quitarse la vida, cortándose las venas. Pero, favorablemente, Bayron llega a tiempo y logra curar las heridas a su mamá. Entre tanto, Don Antonio (el jefe de Doña Hilda) comienza a hacerse millonario a costa de los diseños de ropa interior que realizó Doña Hilda.

Catalina se reencuentra con El Titi
Cristina le confiesa a Bayron que un hombre casado la dejó embarazada, y ella le pide que, a cambio de una gran suma de dinero de éste, él podría hacerse pasar por el padre del hijo que ella espera, y Bayron acepta. Después de viajar todo el día huyendo del hombre al que una de ellas golpeó por intentarse sobrepasar con ella; Julieta, Natalia y Lina logran despistan a ese camionero y siguen su camino hasta llegar al pueblo donde se encuentra Fernando Rey; pero, al despertarse, ellas se dan cuenta que el camionero las está esperando a las afueras del hotel donde se quedaron a pasar la noche, aunque ellas le rocían con el gas de un extintor y le golpean con un palo para poder libarse de él y seguir con su viaje. Cuando Octavio descubre a Catalina besándose con Mauricio; Octavio se pone furioso y echa de su casa a Catalina y Yésica. Después de enterarse de que El Titi está en Colombia, que Cardona fue detenido en Cuba y que Morón está desaparecido; Catalina va hasta el apartamento de El Titi, donde él la exige que le enseñe sus nuevos senos y, después, él la da celos, hablando por teléfono de forma muy cariñosa con otra mujer. Convencido por Bayron; Albeiro visita a Doña Hilda, dándose cuenta de que su casa está muy descuidada y, más tarde, ella se pone celosa cuando él la dice que tiene muchas ganas de ver a Catalina. En el momento que Lorena se da cuenta de que su hija desapareció; Julieta, Lina y Natalia llegan hasta el pueblo donde vive Fernando Rey y se hospedan en el hotel Frontera del Sol, ya que así se lo aconsejó Karen (la amiga de Lorena).

Yésica comienza buscar clientes para Catalina
Antes de irse del apartamento de El Titi; éste le dice a Catalina que él no envío dinero para su cirugía, y Catalina le confiesa a El Titi que Lorena quería meterle heroína en las prótesis de sus senos para transportar la droga de Colombia a México. Mientras; Doña Mariela (la madre de Albeiro) le confiesa a Doña Hilda que Albeiro viajó a Bogotá. Después de llegar al hotel; Lina y Natalia se abofetean porque Natalia no quiere acostarse con los narcos, mientras que Lina sí lo haría, pero favorablemente Julieta logra que ellas se reconcilien y bajan a la piscina del hotel para llamar la atención de los narcos. En el colegio, Cristina le exige una gran suma de dinero a Hernán (el Rector), a cambio de que ella no diga que él es el verdadero padre del hijo que espera y que la amenazó con hacerla repetir el curso, si ella no se acostaba con él. Con el ordenador que Yésica le robó a Octavio; Yésica comienza a buscar a narcos con los que Catalina se podría acostar, y entre los primeros se encuentra Marcial Parrera (un viejo narco, bajito y regordete). Cuando Albeiro llega a Bogotá va a la dirección que Catalina le dejó a su madre, llegando a la casa de Octavio, que está furioso porque le han robado el ordenador, y le dice a Albeiro que Catalina y Yésica se han ido a prostituirse.

Bayron se hará cargo de un hijo que no es suyo
Yésica lleva a Catalina hasta la casa de Don Marcial Parrera (un viejo que fue narco, bajito y regordete), para que ella se acueste con él, pero Catalina se queda muy defraudada al verle porque a ella no le gusta, y Marcial se compromete en llevar a Catalina a la finca de Girardot al día siguiente para acostarse allí con ella. Después de que Octavio se disculpase con Albeiro por haber dicho que Catalina estaría prostituyéndose; Albeiro le confiesa a Octavio que conoció a Catalina en el colegio cuando ella jugaba al balón y le dio sin querer con el balón y él hizo que estaba mareado y, aunque Albeiro y Octavio saben que Catalina es muy dulce, ellos reconocen después de emborracharse que Catalina siempre ha sido muy manipuladora. Además, Albeiro, borracho, le confiesa a Octavio que se está acostando con su suegra. Más tarde, Bayron telefonea a su hermana Catalina y la pide que regrese a Pereira, confesándola que su mamá se intentó suicidar porque se encuentra muy sola. Poco Después, Bayron le confiesa a su mamá (Doña Hilda) que se hará cargo del hijo que está esperando Cristina, aunque no sea de él.

Natalia huye de los secuaces de Fernando Rey
Después de que Albeiro le confesara que él está enredado con su suegra Doña Hilda; Octavio le cuenta a Albeiro que él se enamoró de Catalina nada más verla. Y al día siguiente, Octavio le aconseja a Albeiro que regrese a su pueblo y, así, lo hace, advirtiéndole de que Catalina le está engañando porque ella no es modelo y anda en malos pasos junto a Yésica. Y Hernán (el Rector del colegio) le confiesa a Albeiro, que le brinda su amistad, que se siente muy solo y que se atormenta de haber tratado mal a su hija Natalia. Finalmente, Julieta y Lina son las únicas que se aventuran a viajar con unos mafiosos para conocer y conquistar a Fernando Rey, mientras que Natalia siente miedo y decide esperar a sus amigas en el hotel, además, ella telefonea a su madre, que la confirma que ella y su padre ya saben que se operó los senos y la pide que regrese a la casa confesándola que su padre cambió y se convirtió en una buena persona. Por otra parte, Catalina y Yésica pasan todo un día en la playa y en un lujoso hotel junto a Don Marcial Parrera (un viejo que fue narco, bajito y regordete), para que Catalina se acueste con él y, tras navegar por el mar con motos acuáticas, Catalina recibe una llamada telefónica del cirujanos Mauricio Contento, advirtiéndola que debe de ir a su lado para que viaje a México, amenazándola con matar a su madre si ella no lo hace, ya que así se lo advirtió Martínez. Más tarde, Natalia llama por teléfono a Yésica y la pide ayuda porque tiene miedo de que a Julieta y Lina las ocurra algo malo. Mientras tanto, Julieta y Lina conocen a Fernando Rey, que se siente atraído por ellas y comienza a comprarlas ropa y las ofrece su casa, aunque él pide que investiguen a las chicas y, cuando los secuaces regresan al hotel donde se hospedaban, ellos descubren que Natalia sigue allí y ella huye, por miedo, con el coche de Julieta...

Catalina sigue prostituyéndose
Aunque Natalia intenta huir de los secuaces de Fernando Rey; ellos logran capturarla. Y poco después, éstos llevan a Natalia con Fernando Rey, y éste se pone furioso por haberle mentido al decirle que Natalia viajó a México y encierra a Julieta, Lina y Natalia en un calabozo de su mansión. Mientras que, Marcial le pide a Catalina que se case con él porque se enamoró de ella y, aunque él la trata muy bien y ella se siente muy querida; ella se deja llevar por los consejos de su amiga Yésica y se va a acostarse con otros narcos, incluso, Catalina tiene que acudir a la cárcel para acostarse con un narco. Además, Pelambre (el escolta de Marcial) le confiesa a su patrón que él también se enamoró de Catalina, solamente con verla, dándose cuenta de que ella tiene un encanto especial que enamora a los hombres.

Catalina reconquista a Albeiro
Cuando se entera de que Catalina volverá a la casa; Albeiro va a la casa de Doña Hilda y allí ellos vuelven a hacer el amor y, más tarde, reciben a Catalina, como si no pasara nada entre ellos, y todos las felicitan por sus nuevos senos. Con la intención de romper su relación con ella; Albeiro va a hablar a solas con Catalina y la dice que ella ya no la quiere porque no la cree que ella esté modelando y la dice que ya no es el mismo imbécil al que va a engañar, pero ella vuelve a conquistarle y hace que la crea, cuando le dice que se operó con sus ahorros en el modelaje y, además, ella le jura a Albeiro que jamás estuvo con otro hombre, y Albeiro y Catalina se van a un hotel y hacen el amor por segunda vez. Al día siguiente, Doña Hilda recibe en su casa a su hija Catalina y, furiosa, Doña Hilda le da una bofetada a Catalina cuando ésta la dice que pasó la noche en un motel con su novio y, por eso, Catalina decide irse a Bogotá junto a Yésica.

Doña Hilda descubre que Don Antonio le robó sus diseños
Después de que Catalina se regrese a Bogotá; Albeiro va a darle una explicación a Doña Hilda, aunque ella se pone furiosa y, a pesar de que la dice que él ama a ella y a Catalina; Doña Hilda le deja muy claro a Albeiro que no quiere volver a verle hasta que él decida mudarse a su casa y hacerla un hijo. Cuando Jorge (el aliado de Martínez) iba a capturar a Catalina y a Yésica; unos policías aparecen por la calle y no pueden secuestrar a Catalina, pero Jorge ha pensado que secuestrando a Albeiro, podrá hacer que ella viaje a México. Más tarde, Lorena le confiesa a Martínez que José Miguel Cárdenas sabe dónde se encuentra su hija Julieta y que le ofreció decirle su paradero, a cambio de que le dijese dónde se esconde Martínez, pero ella no le delató, aunque le pide a Martínez a averiguar si Julieta está con Fernando Rey. Cuando Doña Hilda ve los regalos que la trajo su hija Catalina; Doña Hilda se da cuenta de que su hija la compró sus propios diseños de ropa íntima y, en ese momento, furiosa, va a la fábrica de Don Antonio y se enfrenta a él por haber vendido sus diseños sin su permiso y haciéndose pasar por el diseñador de la ropa íntima, y ella decide llamar a las confecciones donde producieron sus diseños, pero Antonio se adelanta y golpea con un objeto a Doña Hilda, que hace que ella se desmaye. Después de darla un golpe en la cabeza; Don Antonio amarra con cuerdas a Doña Hilda y la da un calmante y, después de confesarla que siempre ha sido un fracasado y que jamás ha podido ser exitoso, él la dice que continuará robándose sus diseños.

Catalina humilla a El Titi
Don Antonio secuestra a Doña Hilda y la deja encerrada en un cuarto donde la obliga a dibujar diseños para él, además, él la trata muy bruscamente y la hace dibujar todo el tiempo. Mientras que, Albeiro y Bayron siguen buscando desesperadamente a Doña Hilda. Por otra parte, El Titi se comunica con Yésica para poder acostarse con Catalina, pero ella se da el lujo de humillarlo y le rechaza sexualmente, como él lo hizo la primera vez con ella cuando tenía los senos pequeños, aunque él la amenaza con una pistola, diciéndole que él es un imbécil que solamente la produce lástima, además, ella le dice que si él la mata llamaría Yésica a la policía y le delataría. Aprovechando que Fernando Rey viajó por unos días, los secuaces de éste sacan a Julieta, Lina y Natalia de la celda donde las tienen encerradas y las llevan a una piscina para verlas desnudas.

El Titi intenta matar a Catalina y Yésica
Furioso por el rechazo de Catalina; El Titi manda a sus secuaces que maten a Yésica y a Catalina. Pero, Catalina y Yésica se dan cuenta de que ellas están en peligro y avisan a Marcial para que las ayude, e inmediatamente él manda a sus escoltas y, tras un tiroteo, los escoltas de Marcial logran ahuyentar a los hombres de El Titi. Mientras que, en México; Julieta, Lina y Natalia seducen en la piscina a los secuaces de Fernando Rey y, allí, Julieta se las ingenua para robarles las pistolas y ellas se escapan de la finca y, cuando pensaban que les habían perdido, los secuaces de Fernando Rey las vuelven a capturar.

Bayron y Albeiro rescatan a Doña Hilda
Mientras Albeiro y Bayron buscan a Doña Hilda; Don Antonio es capaz de pegar una bofetada a Doña Hilda cuando ella pide auxilio a gritos. Además, Albeiro y Bayron están casi seguros de que Don Antonio tiene secuestrada a Doña Hilda porque creen que éste se robó los diseños de ésta. Y Bayron sigue a la esposa de Antonio (Doña Griselda) para averiguar donde vive éste. Después de amenazar a Don Antonio y a su esposa con una pistola; Bayron logra que el miserable de Don Antonio les lleve hasta el lugar donde secuestró a su mamá, además, uno de los amigos de Bayron se atrevió a disparar en la pierna a Antonio, y Bayron quería matarle por haber secuestrado a su mamá y por robarla los diseños, pero Albeiro y Doña Hilda no se lo permitieron. Por la noche, Catalina va a una cena romántica con Marcial y le confiesa que la quería matar El Titi porque le rechazó sexualmente y que le amenazó con delatarlo ante la policía. Y más tarde, para salvarla y porque la ama, Marcial la pide a Catalina que se vaya a vivir con él, ya que los mafiosos tienen un pacto de no hacer daño a los miembros de su familia, además, Marcial la dice que si ella no acepta tendría que matar a El Titi para que no intente nuevamente matarla. Cuando Lorena descubre que Fernando Rey tiene en una finca del norte de México a su hija Julieta; ella está dispuesta a llevar a Catalina hasta allí para que seduzca a Fernando Rey y poder liberar a su hija.

Catalina está dispuesta a casarse con Don Marcial
Catalina acepta la propuesta de Don Marcial y, poco después, Catalina se va a vivir como su mujer a la mansión de Don Marcial, además, ella se lleva a Yésica; y Marcial la ofrece 10 millones mensuales por estar a su lado. Y más tarde, gracias a las cámaras de seguridad que tiene en toda su mansión; Don Marcial se da cuenta de que Yésica le estuvo robando joyas y objetos valiosos de allí, pero Marcial no quiere delatarla por ahora. Y en ese momento, Don Marcial se da cuenta que Yésica le está ofreciendo mucho dinero, a cambio de acostarse con unos narcos, y que Catalina prometió pensárselo, a pesar de que Catalina le prometió a Marcial que no le sería infiel. Mientras que, Don Antonio le agradece a Doña Hilda que se opusiera a que la matasen, además, él parece ser que está arrepentido y la pide que vaya al día siguiente a su empresa para darla el cheque con el dinero que ganó por la ropa íntima que ella diseñó y pretende autoculparse de haberle robado sus diseños. Mientras que Doña Hilda festeja con su hijo y brinda por Albeiro por haberla hecho sentir nuevamente amor; Jorge (el escolta de Martínez) secuestra a Albeiro para chantajear a Catalina con su vida. Cuando Yésica recibe la llamada telefónica de un mafioso que se hace pasar por un amigo de Martínez ofreciéndola mucho dinero a cambio de acostarse con unas chicas; Yésica rechaza la propuesta porque ella y Catalina sospechan que es una trampa de El Titi para matarlas, y que en realidad es así.

Albeiro está secuestrado
Cuando Doña Hilda y Bayron van a buscar a Albeiro para que les acompañe a recoger el cheque de Don Antonio; Doña Mariela (la madre de Albeiro) les dice que Albeiro no fue a dormir a su casa. Después de hacer el cheque a Doña Hilda de 200 millones; Don Antonio se da cuenta de que se arruinará y por eso él decide suicidarse, disparándose en la cabeza, y la esposa de éste (Doña Griselda) se pone furiosa y rompe el cheque de Doña Hilda y deshace la carta que él dejó como despedida. Como no puede localizar a Catalina y a Yésica; El Titi planea matar a Doña Hilda para que así aparezca Catalina. En México, Martínez logra reunirse con Fernando Rey, que le devuelve a su esposa, y Martínez le promete que le traerá 300 kilos de cocaína desde Colombia, además, Martínez le dice que le traerá a Catalina, una princesita que le complacerá en todo, a cambio de que él le entregue a las tres mujercitas que esconde en su finca del norte. Por otra parte; Bayron le comunica a su patrón que se va a retirar porque así se lo prometió a su madre.

Marcial se enfrenta a El Titi por Catalina
Cuando Doña Hilda y Bayron ven en los periódicos que Don Antonio se suicidó; ellos se dirigen hacia la empresa de éste, donde allí se lo confirman. Por otra parte, Don Marcial visita a El Titi para comunicarle que Catalina se convirtió en su esposa y le pide a El Titi que no se la mate ni a ella, ni a Yésica; además, Marcial amenaza a El Titi con matar a su familia, si él manda matar a Catalina o a Yésica y, en ese momento, EL Titi telefonea a uno de sus escoltas para que no mate a Doña Hilda.

Catalina tendrá que viajar a México para salvar a Albeiro
Don Marcial le confiesa a Catalina que él la salvó la vida tras hablar con El Titi, confesándola que él quería matar a su mamá (Doña Hilda) y después a ella por haberle rechazado y amenazado con delatarle. Más tarde, Catalina telefonea a su mamá, y Bayron le recibe la llamada, que la regaña por no preocuparse por ellos, confesándola que Don Antonio le robó los diseños a su mamá, que la secuestró y después él se mató; además, él también le cuenta a Catalina que Albeiro está desaparecido. Y como se da cuenta de que siguen siendo pobres, Bayron se arrepiente y decide regresar donde El Hombre Oscuro y seguir trabajando en su organización. Al descubrir que su novio Albeiro está desaparecido; Catalina regresa a su pueblo y, allí, ella se encuentra con Jorge (el escolta de Martínez), que la obliga a viajar a México, a cambio de la libertad de Albeiro.

Julieta podría ser la hija de Fernando Rey
Catalina le dice a Doña Mariela (la madre de Albeiro) que un hombre la dijo que a Albeiro le tenían secuestrado, pero Catalina no se atreve a decirla que ella tendrá que viajar para México para que dejen en libertad a Albeiro. Y después de esto, Yésica sospecha que Lorena trabaja con Mauricio Contento y Jorge y, por esto, Catalina comienza a creer que ella podría tener cocaína en las prótesis de sus senos y que por eso quieren que viaje a México. Más tarde, Catalina ve de nuevo a su hermano Bayron junto a su amigo Balín, dándose cuenta en ese momento que él volvió a ser un sicario, pero él también la reprocha a Catalina que se esté prostituyendo. Poco después, Cristina le pide a Bayron que la ayude a decirle a sus papas que ella está embarazada. Cuando Fernando Rey llega a su finca; él intenta acostarse con las tres jovencitas, pero Julieta le recuerda que ella podría ser su hija, ya que abusó de su mamá (Lorena) hace los mismos años que tiene ella, por eso, Fernando Rey vuelve a encerrar a las tres en una celda y llama a un médico para que les haga una prueba de ADN a Julieta y a él para saber si ellos son parientes, aunque Julieta se invento eso para ganar tiempo y poder escaparse. En Colombia, Doña Hilda y Catalina se reconcilian, y Catalina la hace creer que viajará a México para modelar, además, ella la aconseja a su madre que debe de demostrar a todos que ella es la verdadera diseñadora y que Don Antonio la robó todos sus diseños. Mientras que, en México; Martínez le confiesa a Lorena que él está enamorado de ella y que por eso le está ayudando con su hija, pero Lorena le dice que aún no puede comenzar una relación, aunque ella le pide que la ayude a destruir a Fernando Rey para quedarse con su fortuna y sus negocios. Por otra parte, Catalina y Yésica se encuentran con Paola, Ximena y Vanesa, que las hacen creer que viajaran a México a reencontrarse con los narcos colombianos.

Albeiro intenta escapar y salvar a su novia
Cardona regresa a Colombia y se pone furioso cuando El Titi le cuenta que Catalina es la esposa de Marcial Barrera. Pero, Cardona no se da por vencido y, aunque El Titi le prepara una fiesta de bienvenida con varias jovencitas, él está obsesionado con Catalina y Cardona está dispuesto a pagar mucho dinero para volver a acostarse con Catalina, pero Yésica le dice que Catalina no está disponible, aunque ella le ofrece a sus otras amigas (Paola, Ximena y Vanesa), pero esta vez es él quien las rechaza porque dice que ellas ya pasaron de moda y quieren a otras chicas. Y Yésica no es capaz de decirle a sus amigas la verdad y las dice que las llamarán otro día; por eso, Paola, Ximena y Paola le comunican a su jefe (Don Jairo) que ellas ya no van a seguir trabajando en el burdel, agradeciéndole que les haya dado trabajo todo este tiempo, pero Don Jairo se enamoró de ellas y las pide que se queden un día más trabajando allí. Al día siguiente, cuando Ximena sale del burdel; Bayron la dice a su novia que no va seguir permitiendo que ella se siga acostando con hombres y, por eso, él rompe su relación con ella. Y cuando Yésica y Catalina se van al aeropuerto; ellas encuentran a sus amigas y se dan cuenta de que sus amigas se convirtieron en prostitutas. Más tarde, Catalina y Yésica se reencuentran en el aeropuerto con Mauricio Contento, que les da directrices para cuando lleguen a México. Mientras que, Albeiro le da un puñetazo al escolta que lo vigila y le roba el móvil para llamar a Catalina y decirla que no viaje a México, ya que él se enteró que la harán viajar a México a cambio de su libertad, pero Jorge y otro hombre llegan a tiempo para detenerle. En México, Julieta le dice a Fernando Rey, al que se dirige como si fuera su padre, que ella logró descubrir su paradero para encontrarle, a pesar de que Lorena la rogará que no le buscará; además, ella le dice que fue hasta allí para matarle para hacerle pagar por todo lo que le hizo a su madre y, después, un doctor les hace unas pruebas de ADN a Fernando Rey y a Julieta para saber si son padre e hija, y éste la dice que si ella le engañó, él la violará y la matará.

Catalina viaja a México, sin Yésica
Catalina no quiere viajar a México porque ella recibió un mensaje de Albeiro, que la pedía que no viajará y después unos hombres le detenían, y ella cree que esos hombres podrían haber matado a Albeiro. Mientras que, Mauricio Contento telefonea a la policía denunciando a Yésica y describiéndola para que la detengan haciéndoles creer que ella lleva droga en su estómago, ya que no quieren que Yésica acompañe a Catalina hasta México. Pero, Mauricio tiene que regresar para convencer a Catalina, que ella pide hablar con su novio antes de viajar, pero Jorge le informa a Mauricio que Albeiro está desmayado después de haberle dado una paliza al descubrirle llamando por teléfono a Catalina. Y Catalina logra hablar con Albeiro antes de viajar. Y Yésica es detenida y revisada para ver si transporta droga en el estómago, aunque Yésica no puede viajar por los exámenes que la hicieron. Dentro del avión, Catalina intenta salir para buscar a su amiga, pero ya es demasiado tarde y la azafata la detiene, ya que el avión estaba a punto de despegar. Después de que pasara una noche apasionada con Lorena; Martínez recibe la llamada de Jorge, que le avisa que Catalina ya está volando hacia México. Cuando iban en busca de Catalina al aeropuerto de México; Martínez y Lorena se dan cuenta de que los hombres de Fernando Rey les siguen, por eso, en una persecución, Martínez logra que el coche en el que iban esos escoltas caiga por un terraplén y después él tira un cigarro y salen ardiendo éstos con el coche.

Martínez y Lorena reciben a Catalina en México
Doña Mariela le confiesa a Doña Hilda que Albeiro está secuestrado. Cuando llega Catalina a México, ella se da cuenta de que Martínez y Lorena están esperándola, por lo que Catalina comienza a sospechar que ella tiene cocaína en sus senos, ya que Yésica la contó los propósitos que tenía Martínez con unas jovencitas para transportar la droga. Y allí, Catalina le exige a Martínez que dejen en libertad a su novio Albeiro, ya que así se lo prometieron y, así, lo hacen, dejando tirado en la puerta de su casa a Albeiro, donde su mamá y Doña Hilda le reciben, desconsoladas al verle que está inconsciente y, por eso, ellas tienen que llevarle a una clínica. Mientras que, Yésica se lamenta por haber dejado sola a Catalina y no haber viajado con ella a México, además, ella tiene que soportar a uno de los amantes de su mamá (Doña Imelda), a los que Doña Imelda mantiene con el dinero que Yésica le da a su madre.

Catalina conoce a Fernando Rey
Martínez le confiesa a Catalina que la están utilizando para llevarla junto a Fernando Rey y conseguir capturarle, contratando a un número de matones mayor de los escoltas que tiene Fernando Rey y, así, poder salvar a Julieta, Lina y Natalia; y Catalina acepta el reto para poder salvar a sus amigas. Y después, ellos tumban rumbo a la finca de Fernando Rey y, aunque les llevan con los ojos vendados, Martínez va tirando por la ventana vestidos para que Lorena supiera como llegar hasta allí. Mientras tanto, Albeiro se recupera favorablemente en la clínica donde le llevó su madre y Doña Hilda. Antes de que Lina y Natalia fueran a reencontrarse con Martínez; Julieta les pide a sus amigas que intenten huir, aunque sea sin ella, pues Fernando Rey no quiere prostituir a Julieta porque aún tiene la duda de que ella sea su hija. Y Fernando Rey obliga a Lina y a Natalia a tomar alcohol y a acostarse con Martínez. A la llegada de Martínez y Catalina; Fernando Rey se deja deslumbrar por la belleza de Catalina. Mientras que, Bayron le pide la bendición a su madre porque él va a hacer un trabajo muy importante como sicario.

Fernando Rey se enamora de Catalina
Bayron, su jefe El Hombre Oscuro (Ramiro), Balín y el tartamudo Jota invitan a Ximena, Yésica, Paola y Vanesa a salir a bailar con ellos, y éstas aceptan, ya que se lo quieren pasar bien, a pesar de que ellos no las paguen. Y en la discoteca; El Hombre Oscuro y Yésica bailan toda la noche, confesándose entre ellos que a él le gustan los hombres y las mujeres, y ella le insinúa que a ella le gustan las mujeres. Mientras que, Balín coquetea y baila toda la noche con Paola. Y Vanesa y el tartamudo Jota bailan, mientras recuerdan su niñez. Y Bayron le pide a Ximena, mientras que bailan, que no siga prostituyéndose y que él en tres días la traerá mucho dinero. Cuando Catalina logra quedarse a solas con Natalia y Lina; ella le cuenta a sus amigas que Martínez y Lorena quieren acabar con Fernando Rey, además, ellos quieren rescatar a Julieta. Y Martínez logra telefonear a Lorena para avisarla de que ya pueden comenzar con su plan para acabar con Fernando Rey. Después de que Martínez le jurase a Fernando Rey que no le traicionaría nunca; Martínez se lleva a Lina y a Natalia a una habitación de la gran mansión de Fernando Rey, explicándoles que él no quiere acostarse con ellas y que llegó allí para rescatarlas a ella y a Julieta. Mientras tanto, Fernando Rey se enamora de Catalina, y ella le pide que la demuestre que él verdaderamente la ama y éste se lo demuestra besándola apasionadamente, mientras ella le echa una droga en su bebida, ya que así se lo mandó Martínez.

Lorena y Martínez planean la destrucción de Fernando Rey
Después de llamar a Lorena para decirla que ya puede llegar a la finca de Fernando Rey, Martínez les explica a Lina y a Natalia que él necesita poder y que por eso él le va a quitar 10 millones de dólares a Fernando Rey y después quiere conseguir 5 millones de dólares entregando a Fernando Rey a la policía. Más tarde; Lorena, escoltada por varios matones, llega a la finca de Fernando Rey, gracias a las pistas que Martínez le dejó, ya que éste fue tirando vestidos de Catalina por la ventana del coche cuando iban hasta la casa de Fernando Rey. Gracias a la droga que Catalina le mete en el vaso de alcohol a Fernando Rey; él se duerme y, en el cuarto de éste, ella encuentra una pistola y un maletín con mucho dinero, por lo que ella decide quitárselo, siguiendo las órdenes que Martínez la dio. Después de estar bailando en una discoteca; El Hombre Oscuro, Bayron, Balín y Jota se llevan a Yésica, Ximena, Paola y Vanesa hasta su guarida llena de lujos, donde juegan al juego de la botella, por lo que Yésica se tiene que quitar la blusa, y El Hombre Oscuro se siente atraído por ella y, entre otras muchas cosas, Jota y Vanesa se tienen que besar apasionadamente, además, por el juego, Yésica también tiene que besar a El Hombre Oscuro y ellos acaban haciendo el amor, mientras que Jota le dice a Vanesa que la quiere demostrar que él es otro tiempo de hombre y que aún no se va a acostar con ella y ellos duermen abrazados.

Lorena asesina a Fernando Rey
Cuando Catalina les dice a Lina y Natalia que ellas fueron operadas de sus senos, introduciéndolas cocaína en las prótesis, para traficar con la droga de Colombia a México; las tres, nerviosas por lo que las puedan hacer, deciden huir robando un coche; pero en mitad del camino el auto se queda sin gasolina. Mientras que, Martínez detiene a Fernando Rey a punta de pistola en su habitación, y después aparece Lorena, que logró entrar con sus matones y encontrar a su hija Julieta, y ésta decide matar a Fernando Rey. Después, Martínez descubre que los billetes con los que le quería pagar Fernando Rey son falsos y deciden huir por el balcón del cuarto de éste para no pagar a los matones que contrataron, mientras que esos hombres entran y encuentran el cadáver de Fernando Rey y todo ese dinero, y se lo llevan, además, quieren entregar a Fernando Rey a la policía, que lo llevaba buscando mucho tiempo. En Colombia, al amanecer, Liebre observa como El Hombre Oscuro se acostó con Yésica, mientras que Vanesa y Jota sólo durmieron juntos (que la hace sentir como una mujer valorada, que no está con ella para hacerla el amor), por otra parte, Balín y Paola e acostaron juntos, y Bayron hizo el amor con “su flaquita” (Ximena), que la pide matrimonio a Ximena, y ésta acepta muy feliz la proposición de Bayron.

Martínez y Lorena quieren entregar a Cárdenas y Fernando Rey
En mitad del desierto; Catalina, Natalia y Lina van caminando hasta la ciudad más cercana, ya que se quedaron sin coche y no quisieron seguir su camino con Martínez y Lorena y, por el camino, a Catalina la empiezan a dolor mucho sus senos. Y Julieta se vuelve a escapar del lado de su madre y se va a buscar a sus amigas por el desierto. Antes de que se fueran al trabajo que tienen con La Liebre y El Hombre Oscuro; Bayron y Ximena se dicen lo mucho que se aman, mientras Balín la pide a Paola que sea su novia, al igual que lo hace Jota con Vanesa. Poco después, Yésica les confiesa a sus amigas (Paola, Ximena y Vanesa) que ni Cardona, ni El Titi las quieren porque ellas están pasadas de moda. Mientras que, El Titi va a ver a El Hombre Oscuro (Ramiro), que le pide 200 hilos de cocaína, a cambio de mucho dinero y de unos hombres para El Hombre Oscuro. En México, Martínez y Lorena van a hablar con un agente de la DEA para entregar a Fernando Rey y a José Miguel Cárdenas, a cambio de una vida acomodada y llena de lujos y por cinco millones de dólares por cada uno.

José Miguel Cárdenas es arrestado
Martínez y Lorena delatan a Fernando Rey y a José Miguel Cárdenas ante la DEA, diciendo que mataron a Fernando Rey. Por el desierto, Julieta encuentra a Catalina, Lina y Natalia, que estaban muy cansadas y con mucha sed y, poco después, ellas se hospedan en un hotel. Y Catalina telefonea a su mamá (Doña Hilda), que la promete que ella no tuvo nada que ver en el secuestro de Albeiro, aunque es mentira, como cuando la hace creer que ella está en México modelando. Y más tarde, Pelambre (también conocido como El Negro, el escolta de confianza de Marcial) va hasta la casa de Doña Hilda, en busca de Catalina y, aunque Doña Hilda sospecha que su hija la está mintiendo, ella prefiere seguir creyendo que su hija es modelo y, después, Pelambre visita a Yésica, y ella le confiesa que Catalina está en México. Y acto seguido, Pelambre (Negro) le confiesa a Marcial que Catalina se fue de viaje a México. Poco después, Hernán (el Rector del colegio) y su esposa reciben una llamada telefónica de su hija Natalia, diciéndoles que regresará a Colombia y que está dispuesta a regresar a estudiar al colegio. Desde el momento en que delataron a los narcos más importantes de México; Lorena y Martínez entran en una protección de testigos (donde serán custodiados y protegidos por el gobierno de Estados Unidos), pero Julieta no quiere irse con su mamá, aunque la DEA le impide a Julieta que se escape. Y por eso, Julieta amenaza a su madre con delatarla ante la DEA, si ella no la deja irse junto a Lina, Natalia y Catalina, diciéndola que les diría que ella trajo a muchachitas de Colombia con implantes de heroína. Mientras, en un restaurante, Natalia y Lina intentan convencer a Catalina para que vuelva a la escuela, como ellas quieren; pero Catalina cree que ya es tarde y quiere seguir acostándose con narcos para conseguir más dinero, además, Natalia la dice que al lado de esos tipos sólo encontrará ruina y muerte. Mientras estaba hablando por teléfono con El Titi; la policía arresta a Cárdenas, dándose cuenta El Titi en ese momento que a Cárdenas le detuvieron.

Martínez y Lorena son detenidos por la DEA
El Titi y Cardona descubren por la prensa que Cárdenas y Morón fueron detenidos por la DEA en México, por lo que ellos están muy asustados por lo que pueda sucederles a ellos. Por otro lado; Yésica, Paola, Ximena y Vanesa van hasta la fábrica de Ramiro y de La Liebre, donde ellos las dan trabajo en ropa interior, ya que ellos no confían en las mujeres que trabajan allí porque una vez una mujer se llevó cocaína en sus bolsillos, pero Ramiro les deja muy claro que ellas allí no son sus amigas y están únicamente allí para trabajar empaquetando la heroína. Finalmente, Lorena y Martínez se van a vivir a una gran mansión en Estados Unidos, mientras dejan a Julieta que se vaya con sus amigas colombianas, cuando ella les amenaza con delatarles, diciendo que ella era una proxeneta y que traficó con heroína utilizando a jovencitas y que él era un narco, pero la policía se entera de esa conversación y arrestan también a Martínez y Lorena. En Colombia, a Albeiro le dan de alta en el hospital, que está totalmente recuperado de la paliza que le dieron los secuaces de Martínez. Por fin; Catalina, Lina, Natalia y también Julieta viajan hasta Colombia. Y el Rector y su esposa reciben con mucha alegría a su hija Natalia, además, permiten que Julieta se quede a vivir a su casa; mientras que el padre de Lina recibe con indiferencia a su hija. Después de ir a visitar a su madre, que la recibe con un abrazo; Catalina va a visitar a Albeiro, pero Doña Mariela (la madre de Albeiro) no la deja hablar con él, ya que la culpa del secuestro de su hijo.

Catalina se quiere inscribir en un concurso de belleza
Finalmente, Catalina consigue entrar en la casa de Doña Mariela para ver a Albeiro, donde él la pide que la diga toda la verdad sobre lo que está haciendo, pero ella le dice que hay cosas que no se pueden decir, por eso, Albeiro rompe definitivamente su relación con Catalina, aunque cuando ella le dice una y otra vez que ella le ama, Albeiro decide darle una nueva oportunidad a Catalina. Mientras que, Lina decide tomarse una gran cantidad de pastillas para morirse, ya que ella no se siente querida por su padre. Más tarde, Doña Hilda le pide a Yésica que deje en paz a su hija Catalina para que ella haga algo productivo en esta vida. Por otra parte, El Titi cancela el pedido de droga que le hizo a El Hombre Oscuro (Ramiro), ya que arrestaron a Cárdenas y Morón, los narcos que encargaron una gran cantidad de cocaína, por eso, Ramiro telefonea a Yésica para decirla que ya no necesitará que ella y las demás sigan trabajando con él. Al día siguiente, Catalina le hace creer a su mamá que se va a inscribir en un concurso de poesía, aunque ella se va a apuntar a un concurso de belleza. Poco después, Natalia les dice a su familia que quiere quitarse la silicona que se puso para demostrar a todos que sin senos sí hay paraíso. Y sin saber lo que le ha pasado a su amiga Lina; Natalia y Julieta compran un puesto de perros calientes, con los ahorros de Julieta, ya que ellas quieren montar ese negocio. Por otra parte, Catalina y Yésica viajan de nuevo a Bogotá en busca de Marcial, para que él represente económicamente a Catalina para inscribirse en el concurso de belleza y, cuando Yésica le llama, Marcial que está muy borracho la suplica a Yésica que le lleve a Catalina a su lado.