Fabián Ríos


Cuando se enteró que Telemundo estaba haciendo casting para la telenovela ‘Sin senos no hay paraíso’, Fabián Ríos llegó con la mentalidad de quedarse con el personaje que le dieran. Con la premisa de la euforia que había tenido en Colombia, Ríos quería ser parte del elenco y le hicieron la prueba con el personaje de Albeiro. Ríos dice que hacer un personaje de la vida real es el papel que todo actor desea. El actor colombiano dice que a él también lo ha marcado el personaje de Albeiro y que ahora sus próximos proyectos deberán ser seleccionados con cuidado para no bajar la calidad y reconocimiento que se ha logrado en esta telenovela.

Este colombiano pasa por uno de los mejores momentos en su carrera, ya entró al mercado internacional con 'Sin senos no hay paraíso', está protagonizando 'Doña Bella' y cuando terminen las grabaciones viajará a México a estelarizar una novela para TV Azteca.

Si Albeiro en ‘Sin senos no hay paraíso’ es un desafortunado en el amor al que su novia le es infiel con cualquier mafioso y tiene que luchar contra su atracción por su suegra, a Fabián Ríos, el actor que le da vida, le va bastante bien sentimentalmente. Reveló que nunca vivió una situación de infidelidad y que, al contrario de lo que la gente pueda pensar, es hombre de una sola mujer, Yuly Ferreira (Yorley en ‘El último matrimonio feliz’),, con quien lleva doce años y ambos acaban de ser padres de una hermosa niña. Les presentó un amigo común en Bucaramanga y aún no empezaban su carrera en televisión. Durante este tiempo, el actor asegura que ha conocido a una mujer ejemplar con quien va a pasar el resto de su vida, afirmaciones que poco se escuchan entre artistas. Sobre la llegada de su hija Lucía, a la que llamaron así porque significa alumbrada y gracia de Dios, confesó que no la estaban buscando, de hecho tenían un método de planificación muy seguro, pero creen que los designios de Dios prefirieron otra cosa y lo han tomado como un milagro y una gran bendición.

-¿Dónde nació el amor por la actuación?
De siempre, desde pequeño cuando estaba en el colegio decidí que quería trabajar en esto, quise hacer teatro y televisión, por eso me fui a Bogotá (Colombia) a prepararme.

-¿Cuál fue tu primer trabajo en televisión?
Como muchos otros actores lo han hecho porque es una gran escuela de la actuación, empecé en la serie ‘Padres e hijos’ (del Canal Caracol), interpretando al personaje de Antonio.

-¿Qué has aprendido de los actores de trayectoria con los que has trabajado?
Ante todo, la disciplina y constancia que se debe tener en esta profesión.

-¿Y qué actores son un ejemplo para ti a seguir?
Admiro a Vicky Hernández, una mujer con gran trayectoria, me inspira mucho respeto, y Consuelo Luzardo porque es una actriz chévere y muy capaz.

-¿Por qué te presentaste al casting de ‘Sin senos no hay paraíso’?
Yo siempre me dije: “vivo o muero”. Me lo gane o no siempre tengo que demostrar lo que es Fabián Ríos, y bueno abordé el personaje y lo gané.

-¿Te gustó personificar a un personaje de la vida real?
Sí. Vivimos en espera de esa oportunidad porque es un reto caracterizar a alguien que surge de la sociedad y en donde hay un nivel de comparación todo el tiempo.

-¿Y cómo ha sido tu estreno como padre?
Es la felicidad más grande de mi vida, y más porque voy a ser papá por primera vez.

-¿Qué ha significado tu hija Lucía en vuestra vida?
Creemos que ella vino a unirnos más. La gente dice que los bebés vienen como el pan debajo del brazo, ¡pero ella ha llegado con una panadería!

-¿Y eres un papá permisivo o disciplinado?
Le voy a enseñar los valores con los que me formaron a mí, esos son los que me han enseñado a salir adelante en la vida.

-¿Cómo te enteraste que ibas a ser padre?
Estaba en Girardot con 'Sin senos no hay paraíso' y Yuli estaba en Bogotá grabando 'El último matrimonio feliz'. Me llamó a la hora del almuerzo, me dio la noticia, le colgué y empecé a saltar de la alegría. Es lo que siempre soñé y más si se trataba de una niña. La volví a llamar, le pregunté que sí me estaba diciendo la verdad, cuando llegué a Bogotá la abracé y le di besos, estaba feliz de la vida.

-¿Planeasteis el embarazo?
Era algo que anhelaba hace tiempo, pero todavía no lo habíamos planeado, entonces Lucía se vino, con toda la rebeldía del caso y eso nos da más alegría porque sabemos que viene con un propósito bien bonito.

-¿Qué no le faltará nunca a Lucía?
Una buena educación porque siempre le enseñaremos los mejores valores de la vida.

-¿Cómo te sientes ahora que eres padre de una hermosa niña?
Me siento más tranquilo, más relajado; esa niña es la luz de mis ojos. Me la paso esperando la salida del trabajo para llegar al apartamento y agarrarla a besos. La abrazo y a veces salimos a un parque, juego con unas maraquitas que tiene (sus preferidas) y estoy empezando a jugar con muñecas. Nunca pensé que fuera tan 'bacano'. Aunque también me considero sobreprotector y es algo que no puedo dominar.

-¿Y cómo es tu mujer, Yuly Ferreira?
Ella me ha demostrado que el dinero no la importa y ahora que estamos bien, puedo decir que puedo dejarle todo a ella. Y Yuly piensa igual que yo, porque lo más importante es el amor que nos tenemos, eso es más valioso que cualquier fortuna. Nosotros hemos tratado de mantenernos unidos desde que nos conocimos, que fue antes de iniciar esta carrera en televisión y hemos estado apegados a Dios, tenemos fe absoluta, aunque no somos para nada intensos, ni fanáticos.

-¿Y cómo hacéis para mantener vuestra vida privada alejada del medio?
Nunca vamos a eventos ni a rumbas, ninguno de los dos toma ni fuma, tenemos relaciones de amistad con gente que se parece a nosotros y tal vez por ello no tenemos criticas y tampoco nos parece difícil.

-¿Qué fue lo más difícil a la hora de comenzar tu carrera artística?
Lo más difícil fue empezar absolutamente sin nada económicamente.

-¿Y qué proyectos te esperan después de dar vida a Albeiro, en ‘Sin senos no hay paraíso’?
Viene mucho trabajo, precisamente estoy en un nuevo proyecto bien bonito con el Canal RCN, para la cadena estadounidense de habla hispana Univisión, y la historia se llama ‘Doña Bella’, que protagonizo con Zharick León.