Alí Humar


Alí Humar pasó de director a actor. Con paso firme Alí Humar entró al set de grabación de la telenovela ‘Sin senos no hay paraíso’ y cambió de papel. Humar decidió volver a la actuación como años atrás lo hacía. Aunque en los primeros capítulos ya participó como Morón, un narcotraficante, él volvió en los últimos episodios de la novela, donde fue perseguido por la DEA, mientras él se escapa un y otra vez, burlándose de los oficiales de policía.

Como hace 20 años no lo hacía y bajo las instrucciones de Miguel Varoni (amigo de toda la vida) y director de ‘Sin senos no hay paraíso’, Alí Humar encarnó a Morón, un narcotraficante. En un comienzo el actor se resistía a estar delante de las cámaras, pues hace tiempo no lo hacía, pero las directivas de la programadora insistieron en que querían que fuera él quien hiciera el papel. Fue entonces cuando actor y equipo de producción llegaron a un acuerdo para que los tiempos de grabación de la novela no se le cruzaran con su trabajo como director del programa ‘Sábados felices’.

-¿Por qué decidiste volver a la telenovela ‘Sin senos no hay paraíso’ para grabar los últimos capítulos?
Yo me resistía a estar delante de las cámaras y hace tiempo que no lo hacía, pero las directivas de la programadora insistieron en que querían que fuera yo quien hiciera el papel, entonces llegamos a un acuerdo para que los tiempos de grabación de la novela no se me cruzaran con mi trabajo como director de ‘Sábados felices’ (del Canal Caracol), que es mi prioridad y así terminé volviendo a mis andadas.

-¿Y cómo se sintió entre colegas, los directores de ‘Sin senos no hay paraíso’?
Miguel Varoni es muy cordial y hace muchas bromas, mientras que Ramiro Meneses es mucho más serio y cerebral. Los dos son maravillosos y eso se nota cuando vemos el producto al aire. Además, en esta producción se profundizan otros temas que los televidentes no vieron en la serie producida por el Canal Caracol y creo que en esta oportunidad están buenísimas.

-Después de dirigir la comedia ‘Sábados felices’, ¿qué tal es tu humor?
Trabajar con humoristas me hizo cambiar mi sentido del humor. Antes era feliz y me reía de todo.

-Pero sus sábados sí deben ser felices…
Más felices son los días de pago (risas).

-¿Qué personaje te falta por hacer?
A esta edad ya no creo que pueda hacer más. Con mis hijos tengo suficiente.

-¿Y tienes algún personaje de la historia al que te gustaría reencarnar?
Yo otra vez, pero un poquito más flaco.