Parte II

Marisela luchará
por el amor de Santos

Santos le pide matrimonio a Luisana

Doña Bárbara manda atar a Julián Barreto en sus diferentes articulaciones y cada uno de sus trabajadores le estiran, tirando fuertemente de él con sus caballos y muere de esta forma y, después, la propia Bárbara arroja el cada vez a los caimán. Y más tarde, Bárbara está muy dolida y nostálgica por todas las maldades que ha hecho y, por eso, su querida Eustaquia la consuela, que la pide que vuelvan al río y a la selva para que ella vuelva a ser la misma Barbarita que fue antes de que abusaran de ella. Al ver que a Luisana se le está cayendo el pelo y al ver sus manchas en la piel; el Doctor se da cuenta de que Luisana no fue hechizada por un embrujo, sino que tiene una enfermedad que se llama Dengue, que la producirá vómitos, mareos, dolores de cabeza y hemorragias, y que ha sido producida por un mosquito del llano. Mientras que, Genoveva (una sobrina de Melesio) se da cuenta de que su prima Gervasia está esperando un hijo de León, pero promete ayudarla a guardar el secreto. Por la noche, Marisela decide quedarse cuidando a Luisana y comienza a bromear con ella, diciéndola Marisela a Luisana que está ganando la partida a la Doña pues Santos quiere casarse con ella (Luisana). Por otra parte, Antonio y Cecilia siguen viviendo su historia de amor y vuelven a hacer el amor esa noche, a escondidas de todos y, al día siguiente, Antonio le pide a Cecilia que se case con él, pero ella le responde que no piensa casarse nunca y, después, Cecilia le dice a Morís que teme que la gente piense que Antonio se casó con ella por el interés y por eso no acepta su propuesta, y esto lo escucha Antonio y se va muy dolido. Mientras tanto, Santos también le pide matrimonio a Luisana, a la que besa apasionadamente, a pesar de estar demacrada por estar enferma, y ella acepta encantada la propuesta de Santos, y Marisela ve a Santos como besa a Luisana, y la joven alocada se entristece mucho porque ella ama a Santos, pero aún así les felicita a los novios. Al descubrir que alguien le robó el retrato con el que estaba haciendo brujería en contra de Luisana; Bárbara se da cuenta de que Marisela estuvo allí y la robó, por lo que se enfrenta a Eustaquia por haberla ayudado después a escapara de “El Miedo”. Por otro lado; Carmelito, Pajarote y María Nieves (los trabajadores de la hacienda “Altamira”) descubren trozos de un ser humano por el río y se dan cuenta de que alguien mató a un hombre y luego le arrojó para que lo devorase un caimán y, después, éstos se lo dicen a Santos.

Bárbara descubre que Santos se quiere casar con Luisana
Bárbara va hasta la hacienda Altamira y, allí, ella humilla a Luisana, diciéndola que está demacrada y quitándola el pañuelo que ella se pone en el pelo para que no se vea que se la está cayendo el cabello, pero favorablemente Antonio, Marisela y Cecilia logran echarla de la hacienda a La Doña y, después, Morís la consigue una peluca morena a su prima Luisana y la pone un vestido de novia para casarse con Santos, y el propio Santos la ve de este modo y, por esto, Luisana se ha vuelto supersticiosa y cree que saldrá mal su boda con Santos y, después de alterarse mucho, a Luisana comienza a salirle sangre por la nariz. Más tarde, Antonio se muestra dolido con Cecilia por no aceptar casarse con él por ser menor que ella y por ser un humilde trabajador y, por esto, Cecilia se siente muy mal porque no quería lastimar en ningún momento a su amado Antonio, al que ama sinceramente y, después, Lorenzo ve a Cecilia llorando por un amor, y éste cree que es por él mismo, pero rápidamente Cecilia le desilusiona cuando le dice que ella está enamorada de Antonio Sandoval y, tras esta respuesta, Lorenzo decide refugiarse en el alcohol. Por otra parte; Carmelito, Pajarote y María Nieves le insinúan a su patrón Santos que ellos piensan que Doña Bárbara descuartizó al cadáver que encontraron en el río y se lo dio después de comer a su caimán; pero, para evitar que Santos sospeche eso, Bárbara se va con Santos hasta la alcaldía para poner una denuncia por el cadáver del río. Por otro lado, Juan Primito le entrega a Marisela un anillo que se encontró en el río, que debe de ser el anillo del cadáver de Julián Barreto. En la cantina de Josefa; Antonio va a ahogar sus penas con el alcohol y, allí, León (un peón de Bárbara) habla de la sobrina de Antonio (Gervasia), diciendo que ya la “probó” y que quiere acostarse con las demás muchachitas y, por eso, Antonio comienza a golpear a León. Mientras tanto, Santos se enfrenta a Bárbara, diciéndole que él cree que ella fue quien mató a ese hombre del río y, en ese momento, Bárbara comienza a besarle apasionadamente y, después de arrepentirse de corresponderla en el beso, Santos tiene que ir corriendo al pueblo para sacar de la cárcel a su amigo Antonio, al que metieron preso por pelearse con León en la cantina. Más tarde, Juan Primito llega a la hacienda de El Miedo, avisando de que Santos se comprometió en matrimonio con Luisana y, aunque Eustaquia intenta ocultárselo; Balbino decide contarla a su Doña que Santos quiere casarse con Luisana. Y Bárbara se pone furiosa y sale corriendo a buscar a Santos, al que se le encuentra por el bosque y le azota con su látigo diciéndole que él es solamente suyo y, después él la detiene agarrándola fuertemente y besándola apasionadamente.

Santos huye con Luisana, después de acostarse con Bárbara
Después de que Bárbara se pusiera furiosa al enterarse de que Santos se quiere casar con Luisana; Santos y Bárbara comienzan a besarse y hacen el amor en mitad del bosque, pero él se arrepiente y le dice a Bárbara que, aunque haya pasado eso entre ellos, él se va a casar con Luisana y, a pesar de que ella le dice que ella lo único que quiere es que la ame y que se convierta en “su hombre”, él no quiere quedarse al lado de Bárbara porque no quiere convertirse en el pelele de su primo Lorenzo. Y después, Santos amarra con unas cuerdas a Bárbara para que no haga daño a Luisana. A pesar de que haya tenido que luchar en contra de una serpiente, a la que mata a pisotones; Bárbara, que está furiosa, regresa a su hacienda en busca de sus trabajadores al día siguiente para derrotar a su competidora. Por su parte, Santos encuentra a su primo Lorenzo, muy borracho, en la casa de Mister Danger. Mientras que, Marisela regaña duramente a Luisana, llamándola malcriada, y diciéndola que si se quiere morir, que se muera, porque no soporta que Luisana no controle su carácter y trate mal a Cecilia, que la está cuidando. Después de emborrachar a Antonio; Josefa y Federica llevan hasta una habitación a Antonio para desnudarle. Por otra parte, Gervasia les confiesa a sus hermanas que ella está esperando un hijo de León Mondragón. Aunque Cecilia se queda en la hacienda cuidando a Lorenzo; Marisela, aconsejada por Cecilia, decide irse con Santos, Luisana y Morís hasta la capital para presenciar el casamiento entre Santos y Luisana. Y después de revisar la hacienda Altamira; Bárbara llega hasta el puerto y, aunque Santos ya viajó con el resto de sus familiares en la barca; ellos logran escuchar a gritos a Bárbara, que le dice que él es un cobarde porque, aunque la ama a ella, se va a casar por lástima con Luisana.

Federica le hace creer a Antonio que ellos hicieron el amor
Cuando Antonio despierta y encuentra a Federica en su cama; Federica le hace creer a Antonio que él la llevó serenata a su casa y que luego hicieron el amor tres veces en el hotel del pueblo, y Antonio la cree, aunque no recuerda nada porque estaba muy borracho, además, Federica le dice a Antonio que él fue el primer hombre con el que estuvo en la cama. Cuando descubre que su amado Santos se fue a San Fernando para casarse con Luisana; Bárbara saca dinero de las paredes donde lo tiene escondido y decide irse con varios hombres hasta San Fernando para impedir que Santos se case con Luisana. Por otra parte, Morís consuela a Marisela, que está desconsolada al enterarse de que su amado Santos se va a casar con “La Pata de Garza”, ya que Marisela así la llama a Luisana. Más tarde, Antonio regaña a sus sobrinas por estar coqueteando con los Mondragón, ya que por eso se peleó con ellos, ya que estaban hablando mal de ellas, y Antonio y su padre Melesio creen que uno de ellos está rondando a una de las nietas de Melesio. Cuando viajaban hasta San Fernando; Luisana se siente muy enferma y se desmaya en la barca. Mientras que, Capricho (el caballo consentido de Bárbara) derriba a La Doña pues él se siente muy mal y, como está agonizando, Doña Bárbara decide matarle para que no sufra y, poco después; Doña Bárbara, a punta de pistola, baja a unos hombres de sus caballos y se lleva sus caballos, aunque a cambio les da dinero. Al llegar a San Fernando; Santos lleva de inmediato a Marisela a una clínica, donde la deja ingresada y tienen que hacerla una transfusión de sangre para salvarla. En el hotel donde se hospedan Marisela y Morís; ella entra en el cuarto de éste y le encuentra disfrazado de mujer, que se hace llamar Madame Fabulé. Mientras tanto, Cecilia le dice a Antonio que ella le ama sinceramente y que jamás quiso decir que él le parecía poca cosa para ella y, acto seguido, ellos se besan apasionadamente. Cuando llega a San Fernando; Doña Bárbara va a buscar a Luisana al hospital para destruirla, pero Santos aparece con escoltas de policía para que no la haga daño, recordándola que ahora está en la ciudad y no puede hacer lo que ella quiera.

Doña Bárbara quiere deshacerse de Luisana
En San Fernando; Doña Bárbara es encarcelada al amenazar con hacer daño a Luisana y, aunque ella exige hablar con el gobernador de la ciudad y a pesar de que ella les advierte que es la temible Doña Bárbara; la policía mete en la cárcel a La Doña, ya que ella no puede hacer lo que ella quiera, como en el Llano; pero Bárbara consigue hablar con el Gobernador, aunque éste la deja encerrada dos días más para que deje de amenazar a Luisana (que es la hija de un prestigioso de un ex ministro de defensa), a pesar de que ella le dio bastante dinero en el pasado para que éste pudiese pagar el desfalco que éste le hizo al Estado. Lejos de allí, Melesio y sus nietas se alegran al darse cuenta de que Antonio y Cecilia podrían estar viviendo una historia de amor. Y, aunque se arrepiente de haberse acostado con Federica; Antonio prefiere ocultarla su supuesta infidelidad a su amada Cecilia porque no quiere que nada ni nadie la separe de su lado. Por otra parte, Morís (el primo amanerado de Luisana) le confiesa a Santos que le parece un error que se case con Luisana porque sabe que ellos no se aman y que ella está acostumbrada a ciertos lujos que él no podría darla, además, éste cree que sólo quiere casarse con Luisana para demostrar a Bárbara que puede vivir sin ella y, poco después, Morís le pide a Luisana que no se case con Santos porque él no la ama, pero ella no está dispuesta ahora a abandonar a Santos. Más tarde, Santos visita a Bárbara, que la dice que no la sacará de la cárcel hasta que él no se case con Luisana, pero ella está segura de que su amado no se casará con Luisana. Después de arreglarse como una señorita de ciudad; Doña Bárbara va a buscar a Luisana hasta el hospital y, diciendo que es su prima, Bárbara logra entrar al cuarto de Luisana y la apuñala con un cuchillo, dispuesta a matarla, desde que descubrió que se va a casar con Santos.

Lorenzo sufre un infarto
Doña Bárbara va al hospital de San Fernando para amenazar a “La Pechugona Artificial” (como Bárbara se refiere a Luisana), que la insulta diciéndola que es muy poca cosa para casarse con Santos, además, Bárbara la revela que antes de irse a San Fernando; Santos la hizo el amor como una fiera; y Bárbara la amenaza, proponiéndola, a cambio de su vida, que deje plantado en la iglesia a Santos y que se vaya a la capital a casarse con otro hombre. Por su parte, Morís Requena avisa del matrimonio de Luisana con una carta a Mister Kennedy (un prestigioso empresario, quien fue pretendiente de Luisana) para que éste consiga que Luisana no se case con Santos. Lejos de allí, Gervasia le confiesa a su abuelo Melesio que está embarazada, aunque ella no le quiere decir quien es el padre del hijo que espera. Cuando León Mondragón va a chantajear a un policía, por mandato de La Doña; el agente le detiene por intentar chantajearle, pero León acuchilla y mata al policía, antes de que le llevase a la cárcel y, después, éste arroja al cadáver al río. Mientras que, Doña Bárbara vuelve a vestirse como una señorita de capital distinguida y va a cenar al hotel donde está hospedado con Santos y cena junto a él y, allí, Bárbara le dice a Santos que le ama y se despide de él al creer que éste está decidido a casarse con Luisana, aunque es una estrategia más de Bárbara para retener a su lado a su amado. Por otra parte, Lorenzo reta a Antonio a pelear por el amor de Cecilia, a golpes; pero Antonio no está dispuesto a hacer eso y, por la noche, Cecilia y Antonio vuelven a vivir un momento apasionado. Y al día siguiente, Cecilia y Antonio encuentran desmayado a Lorenzo, ya que él sufrió un infarto.

Luisana no acepta casarse con Santos
Después de que Morís le dijese a su prima Luisana que es un disparate que se case con Santos porque él no la ama, en la iglesia; Luisana (que sigue enferma) no acepta casarse con Santos, bajo la mirada de Bárbara, que logró entrar a la iglesia vestida de enfermera y, después, Luisana se reencuentra con Toni Kennedy, el prestigioso empresario que la propuso matrimonio antes de que ella se fuera al Llano. Y por esto, Bárbara y también Marisela se alegran de que no se celebrase esa boda, pues ambas creen que ahora sí podrían conquistarle. Después, Luisana le dice a Santos que es un miserable por no parar la boda al ver a Bárbara en la iglesia, aún pudiéndola haber matado, ya que él sólo la quería demostrar a Bárbara que no la amaba, por eso, Luisana decide comenzar una nueva vida con Toni. Para vengarse de Doña Bárbara; Luisana y Morís le piden a Marisela que conquiste al hombre que ama: Santos. Por otra parte, Josefa y Federica planean como Federica podría quedar embarazada para hacer creer que el hijo es de Antonio y, en ese momento, aparece Pajarote en la cantina de Josefa. Antes de irse con Toni al extranjero; Morís y Luisana se despiden de su amiga Luisana, que le piden que luche por el amor de Santos y que nunca le muestre los sentimientos que siente por él para poder conquistarle. Además, cuando iban a montar en el avión; Luisana y Bárbara se miran a lo lejos con mucho odio, maldiciéndose la una a la otra, y Luisana piensa que volverá al Llano para ver a La Doña destruida.

Federica se acuesta con Pajarote
Santos y Marisela tienen que viajar en el mismo barco que Doña Bárbara, pues tienen que ver a Lorenzo después de que les avisaran que sufrió un infarto y, allí, Santos no le dirige la palabra a Bárbara, mientras Marisela le muestra a Santos el anillo que Juan Primito la regaló tras encontrarlo en el río, y Santos descubre que el hombre asesinado del río es Julián Barreto, al que encontró en la hacienda de Doña Bárbara antes de su muerte y, por eso, él comienza a sospechar que ese hombre es otra victima de La Doña. Por otra parte, Josefa mete en una habitación a Federica con Pajarote (un empleado de la hacienda de Santos), que comienzan a intimar y acaban haciendo el amor. Cuando Marisela llega al Llano; ella va directamente a visitar a su papá y, cuando éste despierta, Marisela le dice a su papá que ella se quiere casar con Santos. Mientras que, Santos denuncia, ante el Comandante Pernalete, a Doña Bárbara como la asesina de Julián Barreto...

Antonio se pelea con León, por Gervasia
Cuando Santos acusa a Doña Bárbara como la asesina de Julián Barreto; Doña Bárbara se hace la desentendida del asunto y niega haber asesinado a ese hombre y, más tarde, Santos rechaza a Bárbara cuando comienza a tocarle. Cuando Marisela le dice a su padre Lorenzo que está enamorada de Santos; Lorenzo le pide a su hija que no intente conquistar a un hombre que jamás la corresponderá como ella desea, pero ella está convencida que Santos la puede amar. Al escuchar una conversación entre la pareja; Melesio se queda muy defraudado al darse cuenta de que León utilizó a su nieta Gervasia para realizar los trabajos que La Doña le mandaba, como emborrachar a Lorenzo y, por eso, Melesio se pone furioso y echa de su casa a Gervasia. Y Eustaquia acoge a Gervasia, que la dice que no debió de fijarse en la porquería de León Mondragón y, cuando Gervasia va a hablar con León; él le dice que como no está seguro de que ese hijo es suyo, él no se hará cargo de la criatura y, después éste la abofetea; y Doña Bárbara ayuda a Gervasia y deja en “El Miedo” a Gervasia, obligando a León a hacerse cargo de ellos, ya que ella quiere cambiar por Santos. Mientras tanto, Pajarote vuelve a acostarse con Federica, y ella comienza a enamorarse de él, pero éste la deja muy claro que él no la ama; pero una vez más Josefa la recuerda a Federica que su objetivo es quedar embarazada de Pajarote para hacerle creer a Antonio que está esperando un hijo suyo. Más tarde, Bárbara le manda a Balbino que chismosee por el pueblo que Gervasia se quedó embarazada de León y que Doña Bárbara la acogió en su hacienda, por lo que Antonio se pone furioso porque cree que es otra de sus mentiras, pero finalmente su padre Melesio se lo afirma. Y bajo la mirada de Bárbara y la desesperación de Gervasia; Antonio va a enfrentarse a León a golpes y, aunque logra golpearle muy duro a León, finalmente sus amigos vienen a ayudarle y le dan una gran paliza a Antonio; aunque Pajarote, Carmelito y Maria Nieves también llegan para ayudar a su amigo Antonio; y Bárbara hace parar la pelea cuando llega Santos a su hacienda.

Marisela quiere besar a Santos
Después de la pelea entre Antonio y León; Gervasia decide quedarse junto a su amado León, en la hacienda de Doña Bárbara, pues ella quiere casarse con León. Después, Cecilia le cura las heridas a Antonio, que sufrió en la pelea, y Cecilia no quiere que Antonio la toque porque para ella es pecado y no quiere quedarse embarazada, por lo menos hasta que se casen. Más tarde, Santos no quiere seguir los pasos de su padre y les pide a sus trabajadores que se comporten como personas decentes, exigiéndoles que no regresen a “El Miedo” en busca de pleitos. Más tarde, Santos quiere construir un muro de separación entre su hacienda y la de La Doña, pero él está en la bancarrota y no tiene el dinero suficiente para mandar construirla y, por eso, él quiere vender la casa de su madre en la capital para conseguir dinero. Para demostrarle que ella no es una mujer mala; Bárbara le hace creer a Santos que ella está dispuesta a investigar sobre la muerte de Julián Barreto, haciéndole creer que ella no le asesinó, pero Santos sigue desconfiando de ella. Y después de leer un telegrama que envió Santos a la capital; Bárbara y el Comandante Pernalete descubren que Santos está arruinado, y ella piensa que podría ayudarle económicamente y así reconquistarle. Por otra parte, el Doctor Baltasar Arias le pide ayuda a Antonio para conquistar a Cecilia, confesándole en ese instante que él también está enamorado de Cecilia, sin saber que Antonio está viviendo una bonita relación amorosa con Cecilia. Después de que Lorenzo le pidiese a su primo Santos que no haga daño a su hija Marisela; ella intenta besar a Santos.

Marisela está defraudada de Santos y de su papá
Cuando la ingenua de Marisela intenta besar a Santos; él acaba dándola un beso en la frente y, por esto, Marisela se siente ridícula por lo que Santos pueda pensar de ella. Más tarde, Lorenzo le dice a su primo Santos que debe de hacer algo para que Marisela no sufra, confesándole que ella está enamorada de él desde que se preocupó por ella. Mientras que, Santos le pide ayuda a Cecilia para que convenza a Marisela de que él la quiere pero como a su prima. Y Marisela le dice a su tía Cecilia que ella sabe que Santos podrá amarla, si le hace olvidar a “La Diabla Satanasa” (Bárbara). Acto seguido, Santos y Lorenzo deciden enviar a Marisela a un colegio de señoritas para que aprenda modales y que sea una mujer con cultura y, por esto, ella se pone furiosa y les deja muy claro que ella no va a ir a esa escuela. Cuando el Doctor del pueblo le dice a Antonio que quiere conquistar a Cecilia; Antonio le deja muy claro al Doctorcito que Cecilia es sagrada y que no intente conquistarla. Y poco después, Antonio le pregunta a Cecilia que si coqueteó con el Doctor y, por esta pregunta Cecilia se enfada con él, pero rápidamente se reconcilian, cuando éste la dice que se puso celoso cuando el Doctor le dijo que quería conquistarla. Por otro lado, Federica, con ayuda de Josefa, logra conquistar a Carmelito (otro amigo de Antonio y trabajador de la hacienda de Santos) y acaba acostándose con él y, aunque ella quiere hacer el amor con él una y otra vez, él acaba yéndose agotado. Cuando Doña Bárbara descubre a Juan Primito en el cuarto oscuro donde ella hace brujería; ella se pone furiosa y encierra a Juan Primito en un cuarto durante tres días a pan y agua. Más tarde, Marisela decide irse de Altamira, diciéndoles a gritos a su padre y a Santos que prefiere irse con “La Diabla Satanasa”, antes de estar con ellos que son unos traidores, y esto Bárbara lo escucha y la dice a su hija, burlándose, que puede irse a vivir con ella cuando lo desee.

Santos le pide a Bárbara que se olvide de él
Aunque Eustaquia le vuelve a advertir a Bárbara que ella no podrá reconquistar a Santos con dinero; Doña Bárbara va hasta la hacienda Altamira para ofrecerle dinero a Santos, después de descubrir que él lo necesita porque quiere vender su casa de la capital. Y Santos le pide a Bárbara que se olvide de él, a pesar de que ella le dice que le ama. Y Bárbara ya no soporta los desplantes de Santos, y ésta le dice que ella se va a buscar a otro hombre. Por su parte; Marisela, muy disgustada con Santos, decide irse a vivir con el viejo Melesio y sus nietas. Aunque, Santos acaba convenciendo a Marisela para que regrese a Altamira, cuando éste le da esperanzas al decirla que espere los besos y que no se arriesgue ella misma. Y Marisela se quiere convertir ahora en una señorita y se comporta como tal. Después de enterarse de que Santos quiere construir una valla que limite sus fincas; Bárbara construye antes que él la cerca de separación de las haciendas. Por otra parte, Marisela va a ver a Gervasia con Genoveva (una de las nietas de Melesio), ya que ellas echaban de menos a Gervasia; y Marisela perdona a Gervasia, aunque ella era quien le llevaba alcohol a su padre Lorenzo para recayera nuevamente, mandada por La Doña.

Doña Bárbara comienza a despreciar a Santos
Marisela intenta liberar a Juan Primito, cuando le encuentra atado a un árbol, como castigo de La Doña por entrar en su cuarto donde hace brujería, pero ella no lo consigue, cuando se interpone en su camino Balbino, quien intenta besarla a la fuerza, pero ella favorablemente se defiende, propinándole una patada en sus genitales. Por otra parte; el Comandante Pernalete se pone furioso cuando ponen papeles por todo el pueblo, en los que se le acusa al Comandante de que él es corrupto, que se roba el dinero de las obras públicas, por lo que teme que pierda las próximas elecciones en contra del Doctor Arias. Mientras tanto, el Doctor Arias le confiesa a Santos que él ama a Cecilia y que, cuando se lo dijo a Antonio, él le prohibió que intentará conquistar a Cecilia y, por eso, Santos se enorgullece y felicita a Antonio por defender a la santa de su tía, ya que piensa que su tía jamás se enredará con un hombre y, por esto, Antonio prefiere seguir guardando silencio sobre su relación con Cecilia. En la cantina de Josefa; Federica vuelve a conquistar a otro de los amigos de Antonio, acostándose varias veces con María Nieves, quien resultó ser demasiado intenso en la cama; pero Federica no consiguió quedar embarazada de ninguno de los tres. Pasados unos días, Bárbara comienza a cansarse de que Santos no la haga caso y, por eso, ella ahora no le hace caso y le mira con desprecio; mientras que él sigue obsesionado con ella. Como quiere ganar nuevamente las elecciones del pueblo, aconsejado por Doña Bárbara; Pernalete va hasta San Fernando, acompañado por Mujiquita, para visitar al cantante Florencio Reyes (también conocido por “Florencio Quitadolores”) y, como el cantante le gusta a todas las mujeres; Pernalete le ofrecer que cante en las fiestas del pueblo.

Bárbara comienza a rechazar a Santos
Por la noche, cuando Santos encuentra desnuda a Doña Bárbara en el río; él intenta besarla y hacer el amor con ella, pero Bárbara le desprecia, ya que quiere hacerle sufrir, como él lo hizo con ella; además, él teme que Bárbara encuentre a otro hombre. Y a Santos le dolió la indiferencia de Bárbara hacia él. Mientras que, Antonio y Cecilia vuelven a hacer el amor, sin temor a que ella quede embarazada antes de haberse casado. Aunque no está embarazada; Josefa le exige a Federica que vomite a la fuerza para que todos crean que ella está embarazada, ya que Josefa y Federica quieren seguir consiguiendo a pretendientes que puedan dejarla embarazada. Pero, cuando Federica comienza a fingir las nauseas; Pernalete cree que su hija está enferma porque comió algo que la sentó mal, y no logra hacerle creer que podría estar embarazada. Y más tarde, Federica vuelve a acostarse con Carmelito, después con Pajarote y más tarde con María Nieves y a cada uno, les pide que mantengan en secreto su relación, ya que quiere seguir acostándose con ellos cada semana. Por otra parte, el Doctor Arias se enfrenta al Comandante Pernalete por gastarse mucho dinero de la alcaldía en las fiestas del pueblo, con el único propósito de ganarle las elecciones al Doctor Arias, pero ante la negativa de Pernalete, el Doctor y Santos comienzan a sospechar que Bárbara podría haberle dado el dinero a Pernalete para que llevase a cantar a Florencio al pueblo y, por esto, Santos comienza a sentir celos. Cuando el cantante Florencio Reyes (“El Quitadolores”) llega al llano; él se encuentra con un viejo amigo: Chepo, uno de los hombres que abusó sexualmente de Barbarita. Mientras que, León (un vulgar trabajador de “El Miedo”) sigue despreciando a Gervasia (una de las nietas de Melesio), diciéndola que siente vergüenza de que sea su novia porque le da asco, pero ella continua viviendo en la hacienda de Bárbara, pues sigue enamorada de León. A pesar de que todas las muchachitas van detrás del cantante Florencio Reyes (“El Quitadolores”), en busca de un autógrafo y un beso; Marisela no quiere saber nada de ese cantante y, así, se lo dice a él. Y cuando va a actuar en el pueblo; Florencio dice que fue al pueblo para cantar y, además, para conocer a la bella Doña Bárbara y, cuando la nombra, Bárbara le dice a Santos que ese es el otro hombre...

Bárbara le ofrece dinero a Florencio para darle celos a Santos
Cuando Cecilia le cuenta al Padre Pernía que ella es novia de Antonio, y que se aman sinceramente, a pesar de que él es más joven que ella; y Josefa escucha la conversación. Y más tarde, Josefa se lo cuenta a Federica. Por esto, Josefa y Federica quieren separar a Cecilia de Antonio. Cuando Florencio Reyes (“El Quitadolores”) le canta a Doña Bárbara una canción; Santos les observa con muy celoso. Y cuando estaba decidido a contarle a su amigo Santos que él está enamorado de Cecilia; Josefa interrumpe a Antonio y, entre Josefa y Federica le hacen creer a Antonio que Federica está esperando un hijo suyo, aunque ni siquiera esté embarazada. Y a pesar de que Antonio estaba borracho y no recuerda nada; Federica sigue haciéndole creer a Antonio que ellos hicieron el amor, pero Antonio comienza a sospechar que el hijo que está espera debe de ser de otro hombre. Por la noche, el cantante Florencio se queda a dormir en la casa de La Doña, y éste pretende hacer el amor con ella, pero Bárbara le echa de su cuarto a punta de pistola. Mientras que, Mujiquita se emborracha, y Bárbara le pide que envíe a Melquíades que le lleve hasta Altamira, ya que quiere que Mujiquita le diga a Santos que el cantante pasó la noche junto a ella, y así sucede. Y como Santos está furioso por los celos que siente al ver a Bárbara interesada en Florencio; Marisela consuela a Santos, pero él la dice que le deje en paz, y ésta se enfada con él. Al día siguiente, Florencio Reyes decide irse de “El Miedo”, ya que no soporta que Bárbara le echara de su cuarto con un revólver, además, ella le vuelve a rechazar diciéndole que a ella no le gusta para nada. Convencida por Josefa; Federica le cuenta a su padre Pernalete que ella está esperando un hijo de Antonio. Aunque le rechazó; Doña Bárbara le ofrece dinero a Florencio Reyes, a cambio de que ellos se casen.

Antonio es acusado de dejar embarazada a Federica
Cuando Federica le hace creer a su padre Pernalete que ella está esperando un hijo de Antonio; Pernalete se pone furioso y agarra fuertemente por el cuello a Antonio para matarle, pero Josefa y Federica logran salvar a Antonio. Y poco después, el Comandante Pernalete arresta a Antonio, por no querer hacerse cargo del hijo que espera su hija Federica. Y Antonio le pide a Pernalete que lleve a su hija Federica hasta la clínica del Doctor Arias para saber si es cierto que ella está embarazada, ya que sospechan que ella les podría estar mintiendo, solamente para casarse con él, aunque Josefa consigue un frasco de orina de una mujer embarazada y eso se lo entregan al Doctor para averiguar si ella está realmente embarazada, que da positivo la prueba y, por esto, Pernalete se pone aún más furioso con Antonio por haber desconfiado de Federica. Cuando Bárbara le ofrece dinero a Florencio Reyes (“El Quitadolores”) para casarse; él acepta la propuesta, además, Bárbara le deja muy claro que se casaran para darle celos a Santos Luzardo y para que él reaccione. Por otra parte, Don Encarnación (el hombre que quiso comprarle la hacienda Altamira) regresa al Llano para hacer negocios con Santos, ofreciéndole mucho dinero a cambio de ganado, y éste acepta encantado para salir de la ruina. Pero; Bárbara, que anda muy acaramelada con sus supuesto novio, le ofrece a Don Encarnación la mitad del precio que Santos le pidió por una parte de su ganado. Por los chismes del pueblo El Progreso; Pajarote, María Nieves y Carmelito descubren que Antonio dejó embarazada a Federica y, después, éstos se lo cuentan a Santos, Melesio y sus nietas. Cada uno por su parte; Carmelito, Pajarote y María Nieves creen que el hijo que espera Federica podría ser suyo, sin aún saber que ellos tres fueron los únicos que cayeron en la trampa de Federica. Más tarde, Josefa le aconseja a Pernalete que saque de la cárcel a Antonio, diciéndole que no le conviene por las próximas elecciones y para que los habitantes del pueblo vean que es un hombre justo. Cuando Antonio sale de la cárcel; él va directo a contarle a Cecilia lo sucedido, pero Federica se le adelantó, y ya le contó a Cecilia que ella está esperando un hijo de Antonio. Mientras que, Santos va a reclamarle a Bárbara que le haya arrebatado un buen negocio que tenía con Don Encarnación y, cuando llega a “El Miedo”, él encuentra a Bárbara besándose apasionadamente con el cantante.

Cecilia rompe su relación con Antonio
Santos se pone furioso cuando ve a su amada Bárbara besándose apasionadamente con Florencio Reyes (“El Quitadolores”) y, aunque él piensa que Bárbara debió de pagarle al cantante para que se hiciese pasar por su novio; ella se lo niega, pero él sigue furioso, además, ella le arrebató un negocio, y comienza a insultarla, diciéndola que es una cualquiera. Más tarde, Florencio le pide a Bárbara que se acueste con él, pero ella le vuelve a rechazar y le echa de su cuarto, obligándole a que siga a su lado haciendole creer a Santos que ellos son novios. Por su parte, Cecilia está muy dolida al enterarse de que Federica está esperando un hijo de su amado Antonio y, por eso, ella rompe su relación definitivamente con Antonio, ya que él la traicionó como lo hizo Lorenzo cuando eran unos jóvenes. Y por haber hecho daño a Cecilia; Lorenzo se pone furioso y amenaza a punta de pistola a Antonio, pero Cecilia no le permite que use el arma. Y cuando encuentra a Antonio y a Lorenzo, peleándose; a Santos le hace creer, Marisela, que su papá y Antonio se pelearon porque Antonio la invitó a salir juntos. Y aunque Antonio quería decirle a Santos que él está enamorado de Cecilia; ella le pide que no le diga nada a Santos. Mientras que, Lorenzo tiene una recaída cuando se estaba peleando con Antonio por su enfermedad. A pesar de que Antonio le jura que él no se pudo haber acostado con Federica porque jamás la quiso; Cecilia sí cree que Antonio pudo haberse acostado con Federica, por eso, ella rompe su noviazgo con Antonio, para que él pueda casarse con Federica. Por otro lado; Florencio (“El Quitadolores”) va a acostarse con prostitutas al burdel del pueblo, pero Bárbara va a retenerle y le lleva de nuevo a su casa, para seguir con su farsa. Por otra parte; Chepo, uno de los hombres que abusó sexualmente de Barbarita, se encarga ahora de hacer creer a los ciudadanos del pueblo que él es un profeta enviado de Dios, que es capaz de hacer milagros; pero la policía le descubre y le arrestan. Más tarde, en un concierto de Florencio; Doña Bárbara anuncia al pueblo su boda con Florencio Reyes, aprovechando que Santos la está viendo y escuchando.

El Comandante Pernalete le da una paliza a Antonio
Doña Bárbara consigue que Santos se ponga celoso al enterarse de que ella se quiere casar con Florencio Reyes (“El Quitadolores”), además, ella le hace creer a Santos que ella ya no le necesita porque es feliz junto a Florencio. Y por esto, Marisela se pone furiosa con Santos y decide irse en la camioneta de Santos, a pesar de haber conducido jamás, y Marisela llega a la hacienda Altamira, a pesar de estar a punto de estar a punto de atropellar a varias personas y animales y también estuvo a punto de tener varios accidentes. Mientras que, Florencio Reyes (“El Quitadolores”) le deja muy claro a Bárbara que él no se va a casar con ella, pero Melquíades (mandado por La Doña) le convence a Florencio, diciéndole que él podría morir si no acepta la propuesta de Bárbara. Después de que Mujiquita estuviese a punto de decirle a Antonio que él estaba borracho y dormido cuando Josefa y Federica le estaban metiendo en la cama; el Comandante Pernalete se lleva a Antonio arrestado hasta la alcaldía, donde manda que le den una gran paliza hasta que acepte que es el padre del hijo que espera Federica y, al enterarse de la paliza que le dieron a su amigo; Santos decide irse a San Fernando a denunciar al Comandante Pernalete por haber abusado de su poder para dar una paliza a Antonio. Y como estaba muy preocupada por él; Cecilia se besa con Antonio cuando le ve herido, mientras que el Doctor Baltasar Arias les observa con celos. Cuando Florencio (“El Quitadolores”) decide quedarse en “El Miedo” para casarse con Bárbara a cambio de mucho dinero; Balbino Paiba se alía con Florencio para averiguar donde guarda su tesoro La Doña y poder robárselo. Cuando Bárbara se iba a ir a San Fernando para comprarse el vestido de novia; ella descubre un cartel, en el que aparece Chepo, uno de sus violadores, que ahora se dedica a hacerles creer a las personas que es un curandero al que ha enviado Dios. Y Bárbara comienza a recordar nuevamente cuando abusaron de ella y, en ese momento, ella comienza a llorar desesperadamente y se consuela en los brazos de Santos, que se encuentra en el puerto dispuesto a ir también a San Fernando para denunciar a Pernalete.

Santos vuelve a buscar a Doña Bárbara
Aunque Cecilia se había puesto muy cariñosa con Antonio; ella se vuelve a enfadar cuando aparece Federica, que sigue diciendo que él la sedujo e hicieron el amor, además, Federica se queda cuidando a Antonio toda la noche. Y al día siguiente, Marisela le echa por encima a Federica el chocolate por estar insinuando que Doña Cecilia ya está menopáusica. Después de que Federica le jurase a su papá que se acostó con Antonio; Pernalete sigue dudando de su hija. Finalmente, Bárbara y Santos llegan juntos a San Fernando, pero cada uno se hospeda en un cuarto distinto del mismo hotel. Y allí, Bárbara le pide al Gobernador de San Fernando que apoye a Pernalete en su alcaldía, dándole mucho dinero a cambio y, más tarde, Santos intenta denunciar al Comandante Pernalete, pero no le hacen caso. Como por la noche Bárbara y Santos no pueden evitar pensar el uno en el otro; Santos se atreve a dar el primer paso y va hasta el cuarto de Bárbara y comienzan a besarse apasionadamente y acaban haciendo el amor. Y aunque pasan una velada romántica; todo se estropea cuando Santos descubre el vestido de novia de Bárbara con el que se quiere casar con “El Quitadolores”, pero ella le promete que dejará plantado a su novio. Mientras que, en “El Miedo”; Florencio “Quitadolores” y Balbino comienzan a buscar el tesoro de Bárbara por la habitación de La Doña, pero Eustaquia y los demás trabajadores les descubren. Y Balbino les hace creer que él también descubrió a Florencio “Quitadolores” con la intención de robar a La Doña y, por eso, Florencio y Balbino comienzan a pelearse a las afueras de la hacienda de “El Miedo”. Por otra parte, Mujiquita se entristece al encontrar acostados juntos a su esposa Josefa con Pernalete, ya que ella le sedujo cuando le preguntó sobre la noche que su hija Federica pasó con Antonio. Al ver desnuda bañándose a Federica; Casilda (la empleada de “Altamira”) descubre que Federica no está embarazada, ya que Casilda conoce muy bien cuando una mujer está embarazada.

Doña Bárbara se disculpa con su hija Marisela
Santos se enfada mucho más con Bárbara al descubrir por un telegrama que ella ayudó a Pernalete para que él (Santos) no pudiese hacer nada en su contra, pero ella se ve obligada a ayudar al Comandante Pernalete porque teme que él la delate y confiese todo lo malo que ha hecho. Al enterarse por Casilda de que Federica no está embarazada; Marisela se pone furiosa y echa de “Altamira” a Federica; y Casilda y Cecilia comparan ese comportamiento de Marisela al comportamiento de La Doña y, poco después, Casilda le cuenta a Cecilia que descubrió que Federica no está embarazada porque a las mujeres embarazadas se las ponen los pechos hinchados y los pezones se las ponen oscuritos, pero Cecilia presiente que Federica está esperando un hijo de Antonio. Aunque, Cecilia se reconcilia con su amado Antonio porque acaba creyendo que él jamás se acostó con Federica. Al poco tiempo, Federica no pierde el tiempo y vuelve a hacer el amor con Pajarote en la camioneta de éste. En San Fernando; Bárbara le explica a Santos que no podrá perdonar a los hombres que la violaron una y otra vez y que acabará con todos ellos. Cuando Bárbara regresa a su hacienda; Balbino la hace creer a La Doña que Florencio “Quitadolores” intentó robarla su dinero, entrando a su cuarto. Y más tarde, Florencio “El Quitadolores” le confiesa a Doña Bárbara que Balbino la dijo que ella tenía mucho dinero y que por eso se ilusionó en quitárselo y convertirse en millonario y, cuando él la confiesa que entró por casualidad en su cuarto donde hace brujería; él la dice que conoce a Chepo, uno de sus violadores, y ella quiere usarle para llegar hasta donde se encuentra Chepo y así acabar con él. Por su parte, Marisela se pone nostálgica cuando Santos la dice que ella logra llenar de luz su vida, mientras ella recuerda que su madre la abandonó. Por su parte, las nietas de Melesio van a la fosa de los suspiros donde se baña La Doña porque quieren verse igual de bonita que ella; y Carmelito, Pajarote y María Nieves las espían con ojos deseosos. Dolido con su amigo Pernalete al descubrir que él se acuesta con su esposa Josefa; Mujiquita les cuenta a Santos y al Doctor Arias que en las elecciones anteriores no pudieron recontar los votos de los ciudadanos porque él mandó que quemaran las papeletas. Como Bárbara quiere demostrar a Santos que ella ha cambiado; Bárbara se encuentra con su hija Marisela, a la que pide disculpas con lagrimas en los ojos y la dice que ella jamás la odió y que no pudo quererla porque ella estaba llena de odio en contra de los hombres que la violaron y, poco después, ambas se funden en un cariñoso abrazo.

Marisela cree en el perdón de su madre
Cuando Bárbara y Marisela se ponen nostálgicas y se dan un abrazo como reconciliación; ellas comienzan a charlar para conocerse mejor. Y Doña Bárbara regresa llorando desesperadamente a su hacienda, aunque rápidamente cambia de actitud y le dice a Eustaquia que su hija Marisela es una estúpida porque la creyó sus disculpas, pero Eustaquia no la sigue permitiendo a La Doña que siga burlándose de Marisela, diciéndola que la única estúpida es ella (Bárbara), además, Eustaquia se enfrenta a ella y tiene una recaída, al decirla que Marisela es una mujer valiente porque, a pesar de no haber tenido a una madre, ella es una jovencita dulce, que la perdonó sin ningún tipo de rencor. Y a pesar de que Marisela está muy contenta porque cree que su mamá la quiere; Lorenzo la dice a su hija que no la crea porque Bárbara le quiere engañar, aunque Cecilia apoya a Marisela. Además, Santos la dice a Marisela que Bárbara podría haberse acercado a ella, sólo para hacerle daño a él. Por otra parte, Mujiquita quiere ayudar a Santos Luzardo y al periodista que él trajo para desenmascarar al Comandante Pernalete, al que odia desde que descubrió que él se estaba acostando con su esposa, Josefa. Mientras tanto, a Bárbara y al cantante Florencio les entrevista un periodista para publicar un reportaje sobre la próxima boda. Desobedeciendo las órdenes de su padre; Marisela se va a cenar con su madre, y Bárbara la ofrece alcohol a su hija y acaba emborrachándose.

Antonio es arrestado, acusado de haber violado a una mujer
Al ir a buscar a Marisela; Santos se pone furioso al ver que Bárbara dejó e incitó a Marisela para que se emborrachara, pero ella no quiere irse y ella se queda a dormir en la hacienda de su madre. Pero, Eustaquia le advierte a Santos que no deje mucho tiempo a Marisela en la hacienda de Bárbara. Y aunque Bárbara no quiere reconocerlo; Bárbara comienza a sentir amor por su hija Marisela, además, Bárbara cree que Santos tiene razón cuando la dice que ella es un “monstruo”, ya que recuerda todo lo malo que le hizo a su hija, de lo que está arrepentida. Por otra parte, la policía arresta a Antonio, ya que una mujer le acusa de haberla violado y haberla dejado embarazada, aunque Antonio ni siquiera conoce a esa mujer, ya que todo fue una trampa del Comandante Pernalete para poder encerrar en el calabozo a Antonio. Y al enterarse de esto; Cecilia confía en Antonio, y cree que todo esto debe de ser una trampa. Cuando Florencio “Quitadolores” intenta escaparse de la hacienda “El Miedo”; Melquíades, Balbino y los demás trabajadores de La Doña detienen a Florencio, y éste regresa a dormir a su cuarto, ya que le advierten que podría morir si no hace lo que Bárbara quiere. Al día siguiente, Gervasia le aconseja a Marisela que no se quede a vivir con Bárbara porque allí nadie quiere a nadie, y esto lo escucha Bárbara y, por eso, ella abofetea a Gervasia. Aunque pretenden ayudar a su amigo Antonio; Carmelito, Pajarote y María Nieves no quieren decir que ellos se acostaron con Federica, por si Pernalete les obliga a casarse con ella. Por otra parte, Florencio “Quitadolores” comienza a coquetear con Marisela, pero ella le rechaza, recordándole que él es novio de su mamá. Mientras que, Bárbara se lamenta porque ve reflejada a Marisela en ella cuando ella aún era joven, viéndola tan pura, inocente, buena y tierna, a pesar de no haberla tenido a ella como madre y de haberla echo tanto daño. Aunque después la dice a Eustaquia que odia a su hija Marisela porque no la puede amar, y esto lo escucha Marisela...

Marisela descubre que su madre la engañó
Cuando Marisela la escucha a su madre como la dice a Eustaquia que odia a su hija porque no la puede amar y que le llevó a su casa sólo para retener a su lado a Santos; Marisela se entristece y se va con corriendo a lomos de su caballo. Y en ese momento, Marisela se da cuenta de que Bárbara es muy mala y que podría hacer mucho daño a Santos. Y una culebra se interpone en el camino de Marisela y ésta se cae del caballo y, aunque logra deshacerse de la culebra, su caballo huyó despavorido y ella se torció el pie. Mientras tanto; Lorenzo, Santos, Cecilia y sus trabajadores buscan a Marisela desesperadamente por el llano, además, comienza una gran tormenta, pero ella logra llegar hasta La Virgen de La Corteza, donde la pide a La Virgen que proteja a su papá y a Santos.

Santos descubre que Marisela le ama
Después de todo un día de búsqueda; Santos encuentra a Marisela entre la lluvia y, en ese reencuentro, ellos estuvieron a punto de besarse en los labios; mientras Bárbara les observa celosamente y, poco después, Marisela se desmaya en los brazos de Santos, al estar durante tanto tiempo bajo la lluvia y, más tarde, el Doctor Arias les informa a la familia de Marisela de que la joven se enfermó y que tiene neumonía, pero el Doctor les da unos medicamentos para que poco a poco se cure. Aunque Josefa intenta convencer a Antonio para que se case con Federica y así que Pernalete le saque de la cárcel; Antonio la deja muy claro que jamás se casará con Federica. Cuando estaba cuidando de Marisela; Santos escucha como ella le dice que la ama y, poco después, así se los confirma Cecilia, que le pide que tome decisiones para no hacerla más daño a Marisela. Al descubrir que León maltrata a Gervasia; Eustaquia se lleva a Gervasia a su cuarto, para que ella duerma allí, y éste no vuelva a hacerle daño. Aunque el cura no quiere casar a Doña Bárbara porque sabe que ella hace brujerías; ella le amenaza con matarle y, por eso, él acepta casarlos el próximo domingo. Cuando Cecilia va a la cárcel a visitar a su amado Antonio; Federica la dice que ya es demasiado vieja para estar enredada con un muchacho que podría ser su hijo, por eso, Cecilia le da una bofetada a Federica.

Bárbara no consigue darle celos a Santos
Federica se pone furiosa cuando Cecilia la abofetea y cuando ésta y Antonio la dicen que no la creen que esté embarazada, además, éstos se besan delante de Federica. Por otra parte, Marisela le confiesa a su madre (Doña Bárbara) que ella la escuchaba como la decía a Eustaquia que ella la hizo creer que la quería para retener a su lado a Santos. Además, Doña Bárbara la dice a su hija Marisela que ella es su gran fracaso como mujer y, aunque quiso haberla querido, jamás pudo amarla, ya que cinco desgraciados la violaron y la mataron la ternura. Pero Marisela se enfrenta a Bárbara, diciéndola que ella es una cobarde porque se excusa en la violación que sufrió para hacer todas sus maldades. Y aunque Bárbara la dice a su hija que Santos es suyo; Marisela la deja muy claro a Bárbara que ella ama a Santos y que va a luchar por su amor, por lo que ella se pone furiosa e intenta abofetear a su hija, pero Marisela la detiene y no la deje que la golpee. Y después, Doña Bárbara reúne a todos los que viven en “Altamira” para invitarlos a su boda, y Santos le echa de su casa, diciéndola que les deje en paz. Mientras que, Marisela sigue recuperándose de la neumonía en su cuarto. Cuando Florencio “Quitadolores” intenta acostarse con una de las prostitutas del burdel del pueblo; él se da cuenta de que no puede porque siente miedo de que La Doña le descubra. Desde que descubrió que su hija Marisela quiere conquistar a Santos; Doña Bárbara está dispuesta de matar a su hija si se interpone entre ella y Santos. Por otra parte, Mijiquita descubre quien es el esposo de Matilde Cabezas y el padre del hijo de ésta, quien inculpó a Antonio de haberla violado, confesándole a Santos todo esto y diciendo que Pernalete la prometió que sacaría a su esposo de la cárcel, si denunciaba a Antonio de haberla violado. Por la noche, Bárbara sigue dándole celos a Santos, cuando ella se va al bar del pueblo con su supuesto novio (Florencio “Quitadolores”) y comienza a besarlo apasionadamente, pero Santos lo que hace es brindar por el nuevo matrimonio de la pareja, por lo que Bárbara se entristece y cree que jamás podrá recuperar a Santos. Como está cansada de los maltratos de León; Gervasia le pide a Carmelito que la ayude a escapar de “El Miedo”. Mientras que, León y Balbino se juegan a las cartas a Gervasia, ya que Balbino quiere acostarse con la muchachita. Por su parte, Marisela le pide ayuda a Santos, para que él sea su abogado y les ayude a recuperar “La Barquereña”, la hacienda que Bárbara le quitó a su padre Lorenzo y a la que llamó “El Miedo”. Cuando Florencio “Quitadolores” le dice a La Doña que le da lástima porque está enamorada de un hombre que la desprecia; ella se pone furiosa y abofetea a Florencio y, después, ella comienza a besarle y a arrancarle la ropa...

Antonio salió de la cárcel
Finalmente, Doña Bárbara y Florencio, “El Quitadolores”, no hacen el amor, porque ella está pensando continuamente en Santos. Don Encarnación se pone furioso con Doña Bárbara por haberle vendido ganado enfermo, aunque tuviese que rechazar el negocio que ya había hecho con Santos. Por otra parte, León la informa a Gervasia de que se jugó a ella con las cartas y que perdió, por eso, Balbino se lleva a la fuerza a Gervasia, además, él la quiere obligar a abortar al hijo que espera de León. Como la mujer que tiene un hijo que alega que Antonio la violó; Santos y Antonio tienen un nuevo plan, ya que Antonio dice que se casa Matilde Cabezas, y Federica se desmaya porque pensaba que él se iba a casar con ella. Y Santos le promete a Matilde que la ayudará a sacar a su esposo de la cárcel, quien fue injustamente encarcelado por Pernalete y, por eso, ella confiesa que el Comandante Pernalete le chantajeó y que por eso mintió al decir que Antonio la violó y, por fin, Pernalete se ve obligado a sacar de la cárcel a Antonio. Mientras que, Bárbara prepara su gran fiesta para su boda con Florencio. Más tarde, Bárbara descubre que Chepo, uno de sus violadores, está en el pueblo y, además, él es amigo de su prometido, y ella pretende vengarse de él como ya lo hizo con los anteriores.

Doña Bárbara se venga de Chepo, otro de sus violadores
Marisela se enfrenta a Santos por seguir enamorado de Doña Bárbara, diciéndole que Bárbara está enamorada de su novio el cantante y, aunque sabe que todo es mentira, ella quiere conseguir que Santos odie a La Doña, además, Santos se pone furioso cuando Marisela le dice que a ella le da lástima esto y, por eso, Cecilia y Antonio no pueden decirle a Santos que ellos son novios, además, Cecilia y Antonio se enfadan porque él la ve abrazada a Lorenzo y piensa que ella sigue enamorada de él. Aunque ella intenta huir de él; Balbino encuentra a Gervasia, e intenta abusar sexualmente de ella, pero ésta se desmaya cuando él la da una bofetada por haberle mordido en el cuello, mientras él intentaba violarla. Y más tarde, Balbino lleva hasta a Gervasia hasta un burdel para que la conviertan en una prostituta, a cambio de mucho dinero. Pero Carmelito sabe que están tratando muy mal a Gervasia en “El Miedo” y, aunque intentó ayudarla a escapar, ella nunca apareció en el sitio donde se citaron para huir juntos hasta “Altamira”. Al enterarse de que uno de sus violadores está en el pueblo; Doña Bárbara le da dinero a Florencio para que se emborrachen, pidiéndole que le lleve al día siguiente a su hacienda. Como piensa que Santos quiere llevar a su casa a La Doña; Marisela quiere irse de allí, y su padre Lorenzo se va con su hija a la Chusmita, la casita donde ellos vivían. Y al día siguiente; Florencio lleva a su amigo El Chepo hasta la finca de su prometida. Y cuando Chepo, alias “El Iluminado”, ve a la novia de su amigo; él se da cuenta de que ella es Barbarita Guaimarán, a quien violó. Después de darle una gran paliza; Doña Bárbara les manda a sus secuaces que caben una tumba y, después de decirle como mató a sus amigos, Doña Bárbara entierra vivo a Chepo, pero le deja su rostro al aire lleno de miel para que se le coman los buitres y los insectos. Aprovechando que Melquíades está desprevenido; Florencio va a ayudar a su amigo Chepo, pero a él le da miedo que ella le haga algo malo y se va sin ayudar a su amigo.

Florencio consigue salvar a su amigo Chepo
Cuando Florencio intenta escaparse; él se encuentra con Melquíades, quien le amenaza con matarle, si él no cumple las normas de Doña Bárbara. Mientras, Bárbara se burla de Chepo y le deja enterrado de cuerpo entero, y tan solo se le ve su cara al aire libre, al que promete que regresará después de su boda para presenciar su muerte. Cuando Santos les promete a Marisela y a Lorenzo que él jamás llevará a vivir a su hacienda a Doña Bárbara; Marisela y Lorenzo recapacitan y regresan de nuevo a la finca de Santos. Por otra parte; Carmelito, Pajarote y María Nieves le dan una gran paliza a Balbino cuando descubren que vendió a Gervasia como a una prostituta y, cuando estaban a punto de abusar sexualmente de Gervasia; Carmelito, Pajarote y María Nieves logran llevarse a Gervasia de ese burdel. Y poco después, Gervasia regresa a vivir a la casa con sus primas y su abuelo Melesio, que la reciben con los brazos abiertos. Aprovechando que Melquíades está desprevenido; Florencio avisa a los amigos de Chepo de que Bárbara enterró a Chepo en el bosque y, después éstos llegan para salvarle.

El Chepo quiere vengarse de Doña Bárbara
Después de salvarle; El Chepo quiere vengarse de Doña Bárbara por lo que le hizo. Cuando se estaba preparando para su boda; Doña Bárbara se pone nostálgica cuando Eustaquia la dice que la hubiese visto casada con el hombre al que verdaderamente ama y no para darle celos a Santos. Por su parte, Mr. Danger encuentra amarrado a un árbol a Balbino; ya que Carmelito, Pajarote y María Nieves allí le dejaron, y éste desata a Balbino. Antes de la ceremonia; Doña Bárbara manda a León a que mate a El Chepo, además, ella comienza a hacer un embrujo para que Santos vaya a hasta la iglesia para interrumpir su matrimonio con el cantante. Y cuando están en la iglesia esperando a la novia; Florencio se da cuenta de que Melquíades está enamorado de su patrona. Como Federica está fingiendo que está de 3 meses y medio de embarazo; Pernalete comienza a sospechar que su hija mintió para retener a su lado a Antonio, ya que a ella aún no se la nota que esté embarazada. Y como La Doña quería; Santos va a impedir la boda y éste se pelea con Florencio y, por eso, Pernalete encarcela a Santos y también a Antonio, por estar defendiendo a su amigo. Al enterarse de que Pernalete encerró en la cárcel a Santos; Bárbara le exige a Pernalete que saque del calabozo inmediatamente a Santos. Cuando León avisa a Doña Bárbara de que El Chepo se escapó; ella deja su boda y va en su búsqueda. Y por el bosque, los secuaces de El Chepo agarran y amordazan a Bárbara, y éstos y El Chepo quieren abusar sexualmente de ésta...

Santos encuentra malherida a Bárbara
A pesar de que Doña Bárbara intenta huir de El Chepo y de sus secuaces, ellos vuelven a detenerla para pegarla y abusar sexualmente de ella, además, estos miserables amenazan con matarla después de violarla y, después de que dos de ellos abusaran de ella; Bárbara se desmaya, y El Chepo corta las venas de la muñeca para que se desangre poco a poco y que muera, pero favorablemente Santos encuentra a Bárbara a tiempo, que rápidamente la da los primeros auxilios y llama al Doctor Arias para que la salve. Y aunque Melquíades mata con su revolver a los dos secuaces de El Chepo; el propio Chepo logra huir y salvarse de éstos. Más tarde, Florencio le confiesa a Santos que Bárbara siempre estuvo enamorada de él (Santos) y que todo fue una parodia que ella montó para retenerlo a su lado, pidiéndole a Santos su ayuda para salir de “El Miedo” y, aunque los peones de Bárbara no querían, Florencio Reyes consigue salir de allí. Después, el Doctor Arias le confirma a Santos que Bárbara fue violada y ella está gravemente herida y, al perder mucha sangre, la vida de ésta corre peligro. Y como Marisela estaba muy enfadada con su madre; al enterarse de que La Doña está muy grave, Marisela se siente aliviada por lo que le pasó a su madre, ya que ella la hizo mucho daño y no siente odio por ella. Y el Doctor Arias necesita que alguien done sangre para Doña Bárbara, ya que ella tiene una sangre muy especial y casi nadie es compatible con su tipo de sangre.

Marisela le deja muy claro a Bárbara que luchará por Santos
Cuando Pernalete comienza la búsqueda del hombre que violó a Doña Bárbara; Melquíades le pide que le lleve a Chepo, si le encuentra, ya que él sabrá cómo vengarse de él. A pesar de que no encuentran a nadie que pueda donar sangre a Bárbara; Marisela tiene la misma sangre de su madre, y ésta acepta a donarla sangre para salvarla la vida. Mientras que, Balbino y los demás trabajadores comienzan a pensar que ellos podrían apoderarse de la fortuna de La Doña si ésta llegase a morir, por eso, Melquíades le amenaza con matarle, si él hiciese algo malo a su Doña, ya que Melquíades siempre la ha amado. Por su propia cuenta y riesgo; Lorenzo va hasta la cantina de Josefa, donde exige que le den una botella de ron, pero Josefa se opone porque Santos se lo prohibió. Aunque Santos quiere averiguar por qué la hicieron daño a Bárbara; Melquíades no se atreve a decirle la verdad. Y durante tres días que Bárbara está enferma; Santos pasa todo el tiempo a su lado, cuidándola y, a pesar de que a Marisela no la da lástima, ella se queda al lado de su querido Santos y, pasados estos días, Bárbara se despierta llorando tras un sueño en el que recordó que Chepo la volvió a violar, y Bárbara dice que se siente sucia, por eso, ella le pide a Santos que la mate. Y Bárbara teme que los hombres ya no vuelvan a respetarla porque un hombre la violó, pero Santos la dice a Bárbara que la ama y que él jamás permitirá que la hagan daño nuevamente. Y cuando Santos le confiesa a Bárbara que Marisela donó su sangre para salvarla la vida; Bárbara habla con su hija Marisela y, al pedirla una explicación por haber querido salvarla la vida, Marisela le dice a su madre que ella no quiso que ella muriese porque pretende quitarla el amor de Santos y no quería ser la sombra de ella, si hubiese muerto. Mientras tanto, Lorenzo le dice a Santos que él está casi seguro de que El Chepo y Doña Bárbara tuvieron una relación anterior.

Santos y Bárbara quieren comenzar una vida juntos
El Chepo se encuentra con otros de los violadores de La Doña (Nicolás Meléndez), que aún sigue vivo y, ahora él es un importante oficial de la policía, pero éste sigue siendo un miserable, y El Chepo le confiesa a Meléndez que mató a Bárbara. Y más tarde, Mujiquita le informa a Santos que Pernalete descubrió que el violador de Bárbara fue El Chepo, un hombre que se hacía pasar por “un enviado de Dios”. Y acto seguido, Bárbara le confiesa a Santos que El Chepo es uno de los hombres que la violó la primera vez, contándole en ese momento toda su historia. Mientras que, Mujiquita se enfrenta a su esposa Josefa por serle infiel, y amenaza con delatarla delante de todo el pueblo. Por otro lado, Cecilia se enfrenta a Federica cuando la engreída va hasta su escuela para dar clases de catecismo, por eso, Cecilia y Pernalete llevan a Federica hasta la clínica del Doctor Arias para hacerla otra prueba de embarazo y averiguar si ella está realmente embarazada, como ella asegura, y sorprendentemente la prueba de embarazo da positivo. Entre tanto, Bárbara le pide a Melquíades que busque a El Chepo y que se le traiga vivo, ya que ella quiere vengarse de él. Para seducir a Santos; Marisela se viste con los vestidos de Luisana, aunque él la ve ridícula. Y Santos les pide a Marisela y a Lorenzo que respeten a Bárbara, ya que él no se va decantar por elegirles a ellos o a Bárbara, confesándoles que Bárbara será su mujer, aunque a éstos no les guste la idea. Mientras que, Bárbara les deja muy claro a sus peones que Santos será el nuevo dueño de “El Miedo”, por lo que tendrán que respetarle y obedecerle y, por esto, Balbino se pone muy celoso y furioso.

Santos tiene que dejar a su familia por Bárbara
Como Marisela y Lorenzo creen que Santos llevará a Doña Bárbara a vivir a “Altamira”; ellos comienzan a hacer sus maletas para irse nuevamente a vivir a su chabola. Cuando Cecilia descubre que Federica está realmente embarazada; Cecilia le da una bofetada a Antonio por haberla engañado y, aunque él la dice que jamás se acostó con Federica; ella no le cree. Además, Cecilia quiere irse con Marisela y Lorenzo, ya que no soporta que su sobrino Santos esté junto a La Doña, por eso, Santos toma la decisión de ser él quien se vaya a vivir a “El Miedo”, junto a su amada. Y aunque están muy enfadados con Santos; Lorenzo, Marisela y Cecilia deciden quedarse en “Altamira”, ya que Lorenzo sufre otra recaída y ellos se dan cuenta de que allí Lorenzo tendría buenos cuidados. Cuando se da cuenta de que está embarazada; Federica no sabe quién podría ser el padre de su hijo: si Pajarote, Carmelito o María Nieves. Más tarde, Santos le promete a Eustaquia que va a hacer lo posible para que, con su amor, Bárbara pueda olvidar todo lo malo que la hicieron. Y cuando Bárbara se entera de que Santos quiere irse a vivir con ella a “El Miedo”; ella se siente muy feliz y abraza a su amado. Y Bárbara le confiesa a Eustaquia que quiere convertirse en una buena mujer, para Santos, además, ella le confiesa que el amor de Santos la transforma y que olvida todo lo malo que la hicieron cuando está a su lado. Por otra parte, Carmelito le confiesa a Genoveva que él no está enamorado de ella, por lo que la jovencita se siente muy mal, ya que ella ama a Carmelito. Cuando Santos va a hospedarse a la casa de su amada; Bárbara le entrega toda su fortuna, diciéndole que todo lo suyo ahora es de él también, pero él la explica que lo único que él quiere es amarla, y no su dinero y, como una muestra del amor que ella dice sentir por él; Santos la pide a Bárbara que les devuelva a Lorenzo y a Marisela “La Barquereña” (la hacienda que ahora se llama “El Miedo”)...