Christian Meier


Después de su sobresaliente actuación en el papel de Diego de la Vega en la co-produccion de Telemundo-Sony, ‘Zorro: La Espada y La Rosa’, Christian Meier regresó a la producción más esperada de todas, ‘Doña Bárbara’, representando a Santos Luzardo. El apuesto actor y cantante peruano desempeñó el papel de un joven abogado que regresa a la finca de su familia donde conoce a la “devoradora de hombres” y es embrujado por su belleza y pasión.

Christian inició su carrera artística en la escena musical a sus 17 años, cuando formó parte del grupo ‘Arena Hash’, una de las bandas de rock más populares de su tierra natal. Después de seis años de éxitos, decidió dejar la banda e iniciar una carrera como solista. Su primer álbum, ‘No Me Acuerdo Quien Fui’, escrito, compuesto y producido por él mismo, llegó a ser doble-platino.

En 1994, Meier ingresó al mundo de la actuación con su primera telenovela, ‘Gorrión’, receptora de una gran aceptación y críticas favorables, que lo llevaron a formar parte de producciones como ‘Malicia’, ‘Obsesión’, ‘La Noche’, ‘Escándalo’, ‘Luz María’ e ‘Isabella’, así como ‘Amores, Querer con Alevosía’, una producción de TV Azteca de México.

En Colombia, Christian ha protagonizado novelas como ‘Luna la heredera’ (de Caracol TV) junto a la bellísima actriz venezolana Gaby Espino y ‘La Tormenta’ al lado de Natalia Streignard, novela de Telemundo que logró posicionarse entre las favoritas de público en más de 60 países a nivel internacional.

Este conocido artista también ha trabajado en largometrajes, en proyectos tales como ‘No se lo Digas a Nadie’ y ‘La Mujer de mi Hermano’, ambos basados en libros escritos por el periodista y escritor Jaime Bayly. También ha trabajado en ‘Ciudad de M’ y ‘Un Marciano Llamado Deseo’. Christian, quien siempre ha alternado su carrera musical y actoral, ha logrado la aceptación del público en las dos facetas.

Meier, quien con este suma tres proyectos con la cadena Telemundo en Colombia, afirmó que se encuentra en su "mejor momento personal y profesional".

-¿Quién es Santos Luzardo, tu personaje en ‘Doña Bárbara’?
Fue un personaje maravilloso. Lleno de matices. Es un hombre muy culto, muy educado y además muy justo, pero una vez que regresa a su tierra y enfrenta a Doña Bárbara y a ese ambiente hostil descubre que él mismo tiene un lado salvaje; es decir, se da cuenta que él forma parte del paisaje.

-¿Cómo te sentiste interpretando a Santos?
Muy bien, muy contento. Es una gran historia y además el reparto es excepcional. A Santos había que darle personalidad, carácter, porque es la única persona que se enfrenta a Doña Bárbara, que es un personaje muy fuerte; se necesitaba que la contraparte fuera un hombre bien plantado, que no le tuviera miedo y estuviera muy firme frente a ella.

-¿Qué diferencia tiene este Santos al Santos que encarnaste en ‘La Tormenta’?
Este es un hombre instruido, educado, estudiado y un profesional. Un hombre mucho más maduro y con un carácter más fuerte. Es el único hombre que le hace los pares a Doña Bárbara. Luzardo debe ser más cerebral que visceral. Es un hombre que mide cada consecuencia de sus actos.

-¿En qué se parecen Christian Meier y Santos Luzardo?
En el amor que ambos sentimos por la tierra que nos vio nacer. Santos es un hombre que se descubre a sí mismo en el llano. A mí me pasa lo mismo cuando estoy en Perú. Mi país es mi hogar, mis raíces, mi todo.

-¿Cómo te sentiste la primera vez que viste los llanos?
Maravillado. Es como ver el mar, pero en verde. Es una geografía totalmente distinta a lo que uno se imagina. Sobre la producción, me gusta que Telemundo nunca ponga límites a las necesidades de sus historias. Con ‘Doña Bárbara’, uno se transporta al llano, y si son necesarias dos mil cabezas de ganado, dicen: “Bueno, las traemos”. Es lo que me gusta, que se le mide al monstruo que le pongan.

-¿Cómo te sentiste al trabajar al lado de Edith González?
Me encanta, porque Edith es un icono de la televisión latinoamericana, todo mundo sabe quién es donde pasan las telenovelas latinas. Que a uno lo escojan para hacerle contrafigura, ya es un honor.

-¿Y qué nos puedes contar de Génesis Rodríguez?
Mientras Edith tiene una solidez en las tablas gracias a la cantidad de años que ha trabajado en televisión; Génesis es una joven muy talentosa, natural, actúa por instinto, pero nunca se equivoca. Estoy asombrado con su talento.

-¿Trabajar en una telenovela llena de exteriores es diferente a hacerlo en las que se hacen básicamente en estudios?
Totalmente. A mí me encanta trabajar en este tipo de producciones. Quizás por la sensación de libertad que tienes, además este tipo de producciones implica mucho viaje y creo que no hay mejor manera de crecer que conociendo pueblos y culturas diferentes porque eso se te pega en la piel.

-¿Dónde te sientes más cómodo: en el cine, la televisión o el teatro?
Lo que más he hecho es cine y televisión. La verdad la diferencia entre ambos medios es que en el cine tienes más tiempo para preparar el personaje, pero mientras en la televisión no te apuren me siento feliz.

-¿Hay algún personaje que te gustaría interpretar?
Indiana Jones.

-¿Te interesaría dar el salto al mercado anglosajón?
Cada cosa a su tiempo. Las cosas vienen solas y ahora estoy feliz haciendo lo que hago.

-¿Cómo te sientes de regreso a la soltería?
Nunca había estado tan feliz en toda mi vida. Estoy muy bien. Hace poco hablaba con alguien y le decía que nunca había estado tan feliz en mi vida. Tengo un trabajo maravilloso, una hermosa familia, no puedo pedir más. Mis tres hijos: Stefano, Taira y Gia siempre tienen la última palabra y yo creo que soy bastante bueno como papá.

-Has vuelto nuevamente por tercera vez a grabar una telenovela en Colombia, ¿extrañas a Perú?
Llevo a mi país en el corazón por donde voy. Todos los días leo sus noticias por Internet y trato de ir a comer peruano cada vez que puedo. Traigo conmigo algunas fotografías tomadas desde mi ventana donde se ve el mar maravilloso que hay allá. Las miro todo el tiempo imaginando que estoy en mi balcón. Casi sin darme cuenta, he pasado en Colombia los últimos cuatro años y soy muy feliz. Siempre digo que me tratan exageradamente bien y mejor de lo que un tipo como yo se merece. Lo que más disfruto de Colombia es lo mejor que tiene esta tierra: su gente.

-Edith González ha llegado a compararte con James Bond, en el sentido que no te despeinas, no sudas y siempre estás exacto...
Es verdad (risas). En ese lugar grabé ‘La tormenta’ y ‘El Zorro’. El clima ya no me inquieta, los mosquitos ya no se me acercan, soy inmune a ellos. Ahora me divierto viendo cómo los demás se desesperan y la pasan muy mal

-Ya está confirmado que tienes un romance con Génesis Rodríguez, ¿por qué al inicio optaste por no hablar de tu relación con ella?
Siempre he guardado distancia porque es un tema personal, que no debería importarle a nadie y porque yo estaba dentro de un proceso de separación que merecía todo el respeto posible. Hay momentos para que uno siga con su vida. Creo que eso fue lo que yo quise. Puse un tiempo hasta que pudiera tener una vida normal.

-Hasta que salió tu divorcio oficial de Marisol Aguirre...
Que finalmente es un papel. Mientras eso de alguna manera no esté cerrado, no puedes desviar la atención con otra serie de acciones.

-¿Te afectó que se especulara sobre los supuestos motivos de tu separación de Marisol?
Las cosas no son como se pintan, pero mientras mis hijos y el círculo más allegado a mis seres queridos sepan la verdad, el resto no me importa.

-¿Cómo has tomado el comunicado de prensa que envió José Luis Rodríguez, ‘El Puma’, en el que él apoyaba tu relación con su hija Génesis?
Fue algo muy bonito de su parte. Él y yo somos muy amigos desde que nos conocimos. Todo el día estamos hablando.

-¿El comunicado tiene relación con la primera visita de Génesis contigo a Lima (Perú)?
Cuando finalmente decidimos venir al Perú, Gen y yo, a él (El Puma) le pareció mal que inventaran que no apoyaba una relación tan bonita. Además, no es una relación solamente mía y de Génesis, sino de su familia y de la mía.

-¿Qué piensas de las parejas con marcada diferencia de edad?
No veo que sea un impedimento ni nada. El hecho es que dos personas están juntas y no importan las diferencias étnicas, de edades, ni nada. Lo que importa es que dos personas sean felices y eso es lo que está sucediendo. Y punto final.

-¿Y tus vacaciones?
Regresaré en mayo y espero tomarme ese mes para viajar con Gen por el Perú y el extranjero.

-¿Qué le ha parecido Perú a Génesis?
Le encantó la comida. Le ha gustado muchísimo.

-Después de haber acabado con las grabaciones de ‘Doña Bárbara’, ¿qué planes futuros tienes?
Le he dedicado mucho tiempo a las telenovelas. Ya me divertí, ya aprendí, ahora tengo ganas de tener más tiempo para mí. Así como con ‘Arena Hash’ decidimos ver qué pasa y nunca más nos volvimos a juntar, puede que suceda lo mismo con las telenovelas. Quiero seguir con la actuación, pero en proyectos más cortos.