Natalia Streignard, defensora de animales


Después de ‘La Tormenta’, Natalia Streignard regresó en ‘El Juramento’ y, una vez más, en esta telenovela demostró sus dotes de jinete, aunque confiesa que le da cierto "pavor".

"Soy una defensora de los animales, ni siquiera me los como. Lo hago, por vocación al trabajo", estableció quien en ocasiones, ha trabajado muchas horas con animales, sobre todo en la novela ‘La Tormenta’, con motivo de las demandantes jornadas de grabación.

La actriz venezolana confiesa que siempre estuvo esperando su regreso a México. “Me fui la primera vez de una forma muy dramática. Mis padres sufrieron de cáncer al mismo tiempo y no tenía un recuerdo muy bonito”, alegó la actriz.

Además, después de acabar las grabaciones de ‘El Juramento’; Natalia Streignard confesó que quiere ser madre. “A veces, cuando me despierto, me digo que ya es tiempo de tener un hijo. Si fuera por mi ya estaría embarazada y quiero que nazca en Miami”, dijo la actriz venezolana.

Mantiene una relación con un joven empresario venezolano llamado Donato Calandriello. Y Natalia considera que Donato es el hombre de su vida y nos contó esto al respecto: “ya quiero estar con él para siempre y estoy muy contenta. Lo he dicho tantas veces y no me canso de repetirlo: estoy viviendo uno de los momentos más tranquilos de mi vida”.

También reveló que está en un tiempo de transición, pues está en la búsqueda de otros proyectos. "Estoy pensando en hacer algo como el programa de Catherine Fulop, (de ejercicios) en donde invita a personalidades", aseguró la venezolana, que no estuvo muy de acuerdo con su color de cabello (castaño) en la telenovela.

Por otra parte, la actriz dejó claro que a pesar de que ama con toda su alma a su patria, Venezuela, no regresaría a grabar telenovelas, pues en estos momentos, Miami le ofrece grandes oportunidades, además recalcó que en su tierra no hay seguridad.