Parte III

Enrique y Tatiana se casan

La primera vez de Jerónimo y Victoria
Aunque Estrella se enfada con Santiago porque él estuvo de mal humor en el ensayo de la banda; él la pide disculpas por tratarla groseramente. Por su parte, Enrique quiere acercarse a sus hijos, por eso, él invita a su hija Mariana a un concierto, y ella acepta para no seguir escuchando a su abuela y a las amigas de ésta rezando el rosario. Por otro lado; Camila lleva a Victoria a un spa y, allí, sin que ella lo sepa, la espera Jerónimo, que después de prepararla una cena romántica acaban haciendo el amor.
Enrique, entre Victoria o Tatiana
Después de pasar una noche apasionada, Victoria y Jerónimo recuerdan cómo se enamoraron. Aunque a Sebastián no le gusta que Victoria le haya comprado comida a Paula; ésta le explica a Sebastián que Victoria lo hizo por su bien y que la dio unos caprichos que no pueden tener. En el concierto donde Mariana va con su padre; ella le dice a su padre que se quiso ir a su casa y que su madre no se lo permitió. Como Gerardo se oponía a ir a la fiesta de cumpleaños de Victoria porque la organizaba Jerónimo, Helena (su esposa) le obliga a ir, o de lo contrario deberá estar haciendo por un mes “votos de castidad”. Por otra parte, Santiago le pide a Estrella que deje a un lado todos sus perjuicios y, acto seguido, él la besa. Al día siguiente, Memé se pone furiosa cuando descubre que Jerónimo le realizará una fiesta sorpresa a Victoria el día de su cumpleaños. Mientras, Enrique planea regalarla un collar a Victoria y pedirla disculpas y regresar con ella a la casa. Aunque, poco después, Enrique la dice a Tatiana lo mucho que la ama.

Enrique se enfrenta a Jerónimo
Cuando Victoria regresa a su casa, encuentra su casa decorada como en los años 70, con sus amigos y sus hijos. Por otro lado, Tatiana le pide un tiempo a Enrique para pensar sobre su relación por si quieren volver juntos, pero ella se pone furiosa cuando descubre que Enrique compró un regalo para Victoria para el día de su cumpleaños. En el festejo de los 50 años de Victoria con una celebración a los años 70, cuando todo parece estar muy divertido, la gran confrontación entre Enrique y Jerónimo llega a las manos, arruinándolo todo, ya que Enrique comienza a darle puñetazos a Jerónimo, y él no puede hacer nada porque está enfermo porque sufre en ese momento con una de sus alergias. Y, más tarde, Victoria echa de su casa a Enrique, diciéndole que Jerónimo le ha dado mucho más en unas semanas que él en 25 años de matrimonio, además, Victoria no le recibe el regalo al insoportable de Enrique porque sabe que él se lo encargó a su secretaria y está cansada de los mismos regalos que siempre le ha hecho.

Estrella y Santiago se besan apasionadamente
Martín se quiere mudar con su papá, y Jerónimo acepta, pero le pone una condición: debe de respetar a Victoria. Por su parte, Mariana consigue regresar a su casa, ya que está cansada de aguantar a su abuela (Memé), además, Mariana la hace creer a su madre que ella ha cambiado y que no volverá hacerla de sufrir. Como ve que perdió definitivamente a Victoria; Enrique quiere regresar con Tatiana, aunque a lo mejor es demasiado tarde para darse una nueva oportunidad con Tatiana. Mientras que, Fernanda está nostálgica, desde que se enteró que Robert avisó a su mamá (Memé) que regresará a buscarla y rápidamente Fernanda se consuela en los brazos de su hermana Victoria. Por otro lado, Victoria les confiesa a Camila y a Fernanda que se sintió amada de pies a cabeza por Jerónimo, cuando hizo el amor por primera vez con su amado. Después de un ensayo de la banda; Santiago le confiesa a Estrella que la ama y, aunque ella no quiere nada con él porque Santiago es rico y ella proviene de una familia pobre, Estrella acaba besándose apasionadamente con Santiago.

Enrique cree que Jerónimo es un embaucador
Enrique va a ver a Tatiana para pedirla una segunda oportunidad a Tatiana, pero ella no quiere regresar con él, aunque le siga amando, además, ella le dice que irá del bufete de abogados para no seguir viéndose en el trabajo. Después de besarse apasionadamente, Santiago le comenta a Estrella que compuso la última canción, pensando en ella. Mientras tanto, Mariana se reencuentra con Arturo y ambos no dejan de besarse. Por su parte, la relación entre Paula y Sebastián se hace insostenible, ya que ella está muy suspicaz y no soporta a los compañeros del apartamento. Más tarde, Enrique le pide a su abogado que deben de luchar para que Victoria sólo se queda con la casa, ya que piensa que Jerónimo se aprovecharía del dinero que él le da a Victoria y, por eso, él quiere ocultar parte de sus bienes, por esto, le pide a su amigo Gerardo que oculte sus bienes para que, de este modo, no le entregue todo a Victoria, pero Gerardo no quiere traicionar a Victoria porque ella también es su amiga. Pero, Enrique le cuenta a Gerardo que no le quiere dar su dinero a Victoria porque cree que Jerónimo es un embaucador porque comienza a investigarle y se da cuenta de que Jerónimo no tiene casi dinero y que debe de dinero a varias personas, además de que él no puede mantener a su hijo económicamente, por eso, la ex mujer de éste debe de ocuparse de todos los gastos del niño, aunque Gerardo aún no está de acuerdo en ayudarle. Entre tanto, Valeria le dice a Jerónimo que Enrique debe de tener celos de él porque Enrique quiere volver con Victoria.

Jerónimo se va con Valeria a un evento por su trabajo
Jerónimo tiene que rechazar cenar con Victoria en la casa de ésta porque Valeria le propone una oferta de trabajo (donde van a un evento social, presentando un bingo) que no puede rechazar, ya que los pagarán bastante dinero. Por otra parte, Enrique acaba convenciendo a Gerardo para que ponga sus bienes a su nombre y, así, no le daría lo que le pertenece a Victoria. Mientras que, Paula va a ver su mamá para abrazarla y pedirla su consuelo porque son demasiadas disputas con Sebastián. Cuando va a recoger sus cosas a la oficina, Tatiana se despide definitivamente de Enrique y le pide que no la vuelva a buscar. Por otra parte, Victoria, Paula y Carlota se dan cuenta de que Santiago y Estrella son novios y, aunque Carlota y Paula no la aceptan porque son de mundos diferentes, Victoria acepta la relación. En el evento, Jerónimo se encuentra con Memé y Fernanda, y Memé cree que Valeria es la novia de Jerónimo.

Enrique, borracho, intenta golpear a Jerónimo
En el evento donde Valeria y Jerónimo presentan un bingo; Memé gana el bingo, aunque ella se ridiculiza y ella no quiere saber nada de Jerónimo. Mientras tanto, Enrique se emborracha porque perdió a dos mujeres: a Tatiana y a Victoria. Por su parte, Helena y Gerardo van a cenar con Victoria y, después de la comida, Gerardo se tiene que ir, al recibir una llamada de un camarero, avisándole que Enrique está borracho. Después de que Valeria convenciese a Jerónimo de ir a un bar; Jerónimo se encuentra allí con Enrique Mendoza. Por otro lado, Estrella lleva a Santiago a su humilde casa para que él conozca a su padre, y éste es muy estricto y le exige a Santiago que no se burle de ella. Y, cuando Enrique lo ve, éste se pone furioso e intenta pegar de nuevo a Jerónimo, aunque logran separarlos y Gerardo se le lleva a su apartamento. Y, cuando Valeria le cuenta a su amiga Tatiana lo sucedido, Tatiana cree que Enrique se refugió en el alcohol porque la necesita.

Jerónimo está cansado de cómo trata Silvia a su hijo
Victoria comienza a tener celos de Valeria, ya que piensa que ella quiere enredarse con su amado, pero Victoria está dispuesta a luchar por Jerónimo. Además, Victoria se entera que Enrique, borracho, intentó de nuevo pelearse con Jerónimo, además, sus amigas (Camila y Helena) la dicen a Victoria que creen que Enrique quiere regresar con ella. Cansado de que Silvia le envíe a su hijo Martín cada vez que ella quiere; Jerónimo le pide a Silvia que podrían tener cada cierto tiempo a Martín o que le podría vivir con él su hijo, pero Silvia no está dispuesta a ceder y le dice que las cosas seguirán igual que estaban. Por otro lado, Enrique se entristece cuando visita a su hija Paula y se da cuenta de que vive en un apartamento muy pequeño, con otros dos inquilinos más, además de Sebastián.

Enrique se compromete en matrimonio con Tatiana
Después de pasar una noche apasionada con Jerónimo, al día siguiente; el abogado de Enrique visita a Victoria para entregarla unos documentos con la separación de bienes, donde ella sólo se quedaría con su casa. Mientras que, Enrique va a buscar a Tatiana para pedirla matrimonio, entregándola un anillo de compromiso, y ella acaba aceptando, además, Tatiana vuelve definitivamente al bufete. Más tarde, Victoria le pide una explicación a Enrique, y él la dice que no la dará su dinero porque Jerónimo es un vividor que quiere quitarla su dinero, aunque él esté totalmente equivocado.

Enrique no le quiere dar nada de dinero a Victoria
Victoria se va llorando de la oficina de Enrique, cuando él la dice que no la va a dar nada de dinero porque piensa que Jerónimo es un vividor que la quitará su dinero, además, ella se encuentra con Tatiana y se da cuenta que ella tiene puesto un anillo de compromiso. Y Victoria se consuela con sus amigas. Aprovechando que Helena no está en su casa, Arturo invita a Mariana a su casa y, en la habitación de éste, ellos vuelven a hacer el amor, y Helena estuvo a punto de descubrirlos, aunque ellos lograron salir del paso. Por la noche, Victoria reúne a sus hijos para decirlos que su padre sólo la va a dejar su casa después de divorciarse, además, les dice que su padre sólo se hará cargo de los estudios de ellos. Y Mariana cree que, por acostarse con un jovencito como Jerónimo, pondrá sus vidas en juego, cuando se entera que su padre no la dará nada de dinero en cuanto cumpla la mayoría de edad. Por otro lado, Valeria está dispuesta a separar a Victoria de Jerónimo, por eso, ella reserva en un restaurante importante una cena para Victoria y Jerónimo, diciéndole al camarero que ella es la madre de Jerónimo y que está vieja y tiene que levantar el tono de voz porque Victoria está sorda. Mientras que, Helena le pide a su marido Gerardo que ayude a Victoria por pelear por sus derechos, pero Gerardo no quiere ayudarla porque Enrique es su amigo, además, la oculta a Helena que él está guardando el dinero de Enrique para que no tenga que dárselo a Victoria.

Los hijos de Enrique no aceptan la decisión de su padre
Paula la aconseja a su madre que debería de terminar con Jerónimo, alegando que es una relación que no tiene futuro por la diferencia de edad, para que así Enrique le dé el dinero que a ella la corresponde, pero Victoria no está dispuesta a rechazar al amor que la enseñó a amar. Al día siguiente, Enrique reúne a sus hijos para decirles que no asumirá los gastos que tenga Victoria y que no la dará el dinero que la corresponde tras el divorcio porque está seguro de que Jerónimo es un vividor y le quitará el dinero a Victoria, pero Santiago no está de acuerdo con su padre y sabe que lo que realmente le molesta a éste es que no creía que su mujer cincuentona iba a rehacer su vida, después de que la dejara y; por otro lado, Paula y Mariana piensan que la culpa de esa decisión de su padre es de Tatiana, y Paula no está dispuesta a que su padre siga controlándolos como él quiera. Mientras que, Camila le cuenta a Jerónimo lo que está haciendo Enrique en contra de Victoria, por la relación que ellos mantienen, pero Jerónimo no está dispuesto a abandonar a Victoria y quiere seguir luchando por su amor.

Victoria se está quedando en la ruina
Cuando Jerónimo se entera de que Victoria está decaída desde que Enrique la dejó en la ruina; Jerónimo va a buscar a su amada para levantarla el ánimo y la lleva a cenar a un prestigioso restaurante, pero allí el mesero trata a Victoria como si fuese la madre de Jerónimo, ya que Valeria así lo planeó y le hizo creer a éste que Jerónimo iría con su madre. Pero, Jerónimo le pide a Victoria que no debe de permitir que los demás influyan negativamente en su relación. Mientras que, Helena le pide a su marido Gerardo que no ayude a Enrique, en el caso de que él le pidiese ayuda para no darle el dinero que le pertenece a Victoria, sin saber que Gerardo ya ayudó a Enrique, escondiendo su dinero para no tener que dárselo a Victoria. Por su parte, Enrique y Tatiana hacen el amor apasionadamente, cuando ella regresa al apartamento. Cuando Memé se da cuenta de que Enrique la quitó su apoyo económico que ahora depende de Victoria; Memé se enfrenta a Victoria por seguir con Jerónimo, sin importarla el bienestar económico de su familia, ya que Victoria se acabará quedando sin el poco dinero que tiene, según vaya pagando los gastos de ella, de sus hijos y de su madre.

Victoria se plantea dejar a Jerónimo
Cansado de que Enrique no deje vivir en paz a Victoria; Jerónimo va al bufete de Enrique para reclamarle que siga metiéndose en la vida de Victoria, a pesar de su separación, y le explica a Enrique que él está con Victoria porque la ama y no por su dinero. Por otro lado, Memé presiona a su hija Fernanda para regrese con su esposo Robert, aunque la siga maltratando, para que ellas puedan tener las comodidades económicas que tenían anteriormente. Mientras tanto, Victoria se da cuenta de que no tiene suficiente dinero para pagar la compra. Además, Santiago le informa a su banda de música que no podrán seguir enseñando en el local que tocan sus canciones, ya que él no puede seguir aportando dinero. Como no sabe como mantener a su familia y cree que no podrá valerse por sí misma, Victoria comienza a plantearse en dejar a Jerónimo.

Enrique separó a Victoria de Jerónimo
Jerónimo está muy decaído desde que Victoria le pidió tiempo para decidir que deben de hacer con su relación. Y Valeria está encantada con la noticia porque quiere aprovechar el momento para convertirse en el paño de lágrimas de Jerónimo y, así, conquistarle. Mientras que, Camila decide ayudar económicamente a su amiga Victoria, comprándola comida para que pueda sobrevivir por el momento. Por otro lado, Fernanda está desesperada desde que cree haber visto a su marido, seguirlo por todos sitios y le pide ayuda económica a Enrique, contándole su situación con Robert, pero él no quiere darle nada de dinero hasta que Victoria abandone a Jerónimo y, aunque no recibe su ayuda, Fernanda no quiere volver con su marido, a pesar de que necesite dinero.

Enrique no puede corresponder sexualmente a Tatiana
Enrique está muy deprimido desde que no puede corresponderle sexualmente a Tatiana. Mientras que, Jerónimo también se siente muy mal desde que Victoria le abandonó por un tiempo, incluso, le pide consejo a Carlota (la empleada de Victoria) desde su programa de radio, y ella le aconseja que debería de esperar una señal para volver con Victoria. Por otra parte, Victoria sigue pensando en que hacer para sacar adelante a su familia. Y Helena le confiesa a Victoria que cree que Mariana tiene un novio, aunque ninguna de las dos sabe que ese chico es Arturo (el hijo de Elena). Mientras tanto, Fernanda se reencuentra con su marido, que llegó a la casa de su madre.

Fernanda es maltratada por su esposo
Robert llega muy violento y comienza a golpear a su esposa Fernanda porque piensa que ella le fue infiel con Enrique, al verla junto a él en la calle, cuando ella le pidió dinero para que puedan sobrevivir, además, él la obliga a irse con él, pero Victoria la pide a su hermana Fernanda que debe de denunciarle y, como ella no quiere, Victoria se lleva a su hermana a su casa para que él no vuelva a golpearle. Por otro lado, Enrique telefonea a su hija Paula para pedirla que vaya a su matrimonio con Tatiana, aunque ella no sabe que hacer. Aunque Santiago y Mariana no quieren ir a la boda entre su papá y Tatiana. Más tarde, el doctor le informa a Enrique que padece de la andropausia (la menopausia masculina), por lo que él no podrá mantener relaciones sexuales en algunos momentos, por eso, le pide al médico que le recete la viagra para poder ejercer de un buen esposo con Tatiana. Mientras que, Jerónimo le confiesa a Camila que no puede vivir lejos de Victoria, y ella le aconseja que debe de esperar a que ella tome una decisión, además, ella bromea cuando le dice que la única manera de ser felices es matando a Enrique. Y Camila le confiesa a Jerónimo que está ilusionada con Francisco, (un arquitecto, de 30 años e inteligente). Aunque Jerónimo la pide a Victoria que quiere luchar con ella para ayudarla a que saque adelante a su familia; Victoria le dice que por ahora no puede y quiere estar sola. Finalmente, Robert intenta llevarse a su esposa Fernanda a la fuerza; pero Victoria, Camila, Santiago y Paula no se lo permiten, aunque él promete que regresará a por Fernanda.

Victoria tiene que acatar las órdenes de Enrique
después de hablar con su consejera y vecina, Doña Dorotea; Jerónimo la descubre muerta en la casa de ésta, y él está muy entristecido porque ella era como una madre y una amiga para él. Y Jerónimo, acompañado de su amigo informático (Henry), son los únicos en acudir al velatorio de Doña Tea. Después de que Santiago consigue un poco de dinero para dárselo a su mamá; Santiago le aconseja a su madre que no debería de haber roto su relación con Jerónimo. Al día siguiente, Victoria se reúne con Enrique en una cafetería y le pide que la dé el dinero que la corresponde, porque ella ya dejo a Jerónimo, aunque ella le siga amando. Además, Victoria le dice a Enrique que, aunque no pueda ver más a Jerónimo, ella siempre le recordará porque es lo mejor que le ha pasado en la vida, después de sus hijos. Además, Enrique comienza a darla órdenes para sus hijos y ella, como anteriormente, tiene que aceptar todo lo que él la dice, aunque ella no soporta tener que hacerle caso al insoportable de su ex marido.

Fernanda denuncia a su marido Robert
Victoria le da todo su apoyo a su hijo Santiago con su relación con Estrella y, por eso, ellos planean una cena para que el padre de la joven conozca a su familia. Después de que Carlota la dijese que escuchó muy triste en la radio porque se murió Doña Dorotea; Victoria decide ir a brindarle su apoyo a Jerónimo al entierro y, aunque le deja muy claro que no puede haber nada entre ellos, Jerónimo la dice a Victoria que la va a esperar toda su vida. Cuando Robert vuelve a llamar a la casa de Victoria y amenaza a Fernanda con tomar represalias en contra de ella; Fernanda le dice al violento de su esposo que le denunciará a la policía. Finalmente, Fernanda, acompañada de Victoria, Camila y Helena, van a denunciar a Robert por haberla pegado.

Enrique y Tatiana se casan
Robert convence a su suegra Memé para que le ayude a regresar con Fernanda, asegurándola que él ama a Fernanda, pero la pegó porque ella la abandonó, y ésta quiere ayudarle a reconciliarse con Fernanda. Aunque Gerardo y Paula no querían acudir a la boda entre Enrique y Tatiana; finalmente ellos van a acompañar a Enrique. Al igual que Valeria, que acude para firmar como testigo. Porque así se lo pide Tatiana. Y finalmente Enrique y Tatiana se casan por el juzgado y, poco después, ellos se van de viaje a Hawai de luna de miel. Mientras tanto; Victoria, Camila, Helena y Fernanda van juntas a una sauna y después al club para que Fernanda se anime, aunque ella ahora no sabe como explicarles a sus hijos que se separó de Robert porque él la golpeó, además, cree que su hijo se pondría del lado de su esposo porque es muy parecido a él, aunque está casi segura de que su hija la apoyaría en todo. Más tarde, Victoria prepara todo para la cena donde conocerá a la familia de Estrella, la novia de su hijo, mientras que Santiago está muy nervioso por lo que puede suceder y, en ese momento, aparece la insoportable Memé, que se escandaliza de que su nieto esté enredado con una muchacha pobre. Abatido por la tristeza, Jerónimo llama por teléfono a Valeria para que le haga compañía. Por la noche, Camila va a cenar con Francisco a un restaurante, con el que tiene esperanzas de tener un romance, pero (para sorpresa de ésta) él la presenta a su novia Lina, además, Francisco le presenta a su padre, y ella está sorprendida porque es un hombre mayor y a ella la gusta los jóvenes.

Memé destruye la cena de Santiago y Estrella
Camila se lleva la más profunda decepción en su cita con Francisco, cuando éste le presenta a su novia y a su padre, con el que quiere que surja una relación, pero al final ella le deja muy claro que ella no sale con ancianos y se va muy defraudada del restaurante, por lo que Camila se siente muy vieja porque ellos la dicen entre otras cosas, que se ve como de 50 años. Mientras tanto, Jerónimo se va al apartamento de Valeria para consolarse y ella, aconsejada por Tatiana, le hace creer que es una mujer débil, que necesita a un hombre a su lado, aunque él todavía no puede dejar de pensar en Victoria. Por otro lado, la cena que Santiago realiza en su casa, para que el padre de Estrella les conozca, es un desastre, ya que Mariana y Memé se encargaron de fastidiarles la cena, y Memé se encarga de distinguir que entre ellos hay una gran diferencia de clase porque la familia de Estrella es pobre y, después, Don Pedro (el padre de Estrella) le aconseja a su hija que debería dejar a Santiago porque su familia es insoportable y siempre la harán sentir mal por provenir de una familia pobre, pero Estrella y Santiago siguen su relación, aunque Santiago la dice a su abuela Memé que no la soporta por encargarse de destruirle la cita. Pasada una semana, Enrique y Tatiana regresan de su luna de miel, muy felices y con muchas ganas de comenzar su nueva vida de casados. Y, aunque hayan pasado unos días, Victoria sigue recordando a Jerónimo. Mientras que, Valeria se está encargando de que Jerónimo se olvide poco a poco de Victoria.

Enrique ridiculiza a Estrella
Victoria le confiesa a su amiga Camila que, aunque no ha vuelto a verse con Jerónimo, que le extraña y piensa en él cada día, mientras que Camila se deshaga con Victoria porque está deprimida desde que la dijeron que parecía que tenía 50 años. Mientras tanto, Henry (el amigo de Jerónimo) le confiesa a Jerónimo que se quiere ir a vivir a su lado, porque va a alquilar el apartamento de Doña Tea. Cansada de aguantar a los compañeros del apartamento y del desorden que éstos crean; Paula le dice a Sebastián que ella sería capaz de volver a vivir a la casa de su mamá. Por otro lado, Enrique le deja muy claro a Memé que él se casó con Tatiana, aunque ella no acepte ese matrimonio. Cuando él encuentra a Estrella en la casa de Victoria; Enrique ridiculiza a Estrella, tratándola como una criada, por ser la sobrina de Carlota (la empleada de confianza de Victoria).

Victoria no está dispuesta a hacer caso a Enrique
Enrique le regala a su hija Mariana una licencia sin restricciones para conducir en nuevo coche que la regaló por su 18 cumpleaños. Además, él le regala a su hija Paula y a Sebastián un apartamento para que ellos vivan allí, sin nadie que los moleste, pero Sebastián quiere salir adelante solo, sin la ayuda de nadie, por eso, no acepta el regalo de su suegro. Más tarde, Enrique le deja muy claro a Victoria que esa es su casa y que seguirán haciendo lo que él quiera, por eso, la exige que detenga la relación que tiene Santiago con la sobrina de Carlota, además, la prohíbe que siga dejando ensayar a la banda de Santiago en su estudio. En una de sus sesiones psicológicas, Helena se entristece al escuchar a un paciente, que está deprimido desde que su hijo murió en un accidente, y Helena se siente identificada con él porque ella perdió a un niño y aún no ha podido superarlo. Cansada de las exigencias de Enrique; Victoria está dispuesta a ser feliz junto a Jerónimo. Mientras tanto, Jerónimo se divierte con Valeria, lavando el coche de éste.

Victoria y Jerónimo se reconcilian
Gerardo le aconseja a su esposa Helena que no debería de dejar que sus pacientes la alterasen y que la hagan recordar su pasado, ya que ella no ha podido olvidar al hijo que se la murió cuando era pequeño; mientras que Arturo (el hijo de éstos) los escucha y se refugia en el alcohol para olvidarse de su hermano al que aún tampoco ha podido olvidar. Aunque ella no quería al principio, Mariana accede a cenar en el apartamento de su papá y Tatiana. Y, cuando va al bar a celebrar su cumpleaños, Mariana se defrauda al descubrir a Arturo besándose con su mejor amiga (Elisa), por eso, Mariana le da celos con Poncho (el mejor amigo de éste). A pesar de que encuentra a Valeria en casa de Jerónimo y piensa que ella es su novia; Jerónimo le explica a Victoria que Valeria sólo es una gran amiga y, poco después, Victoria y Jerónimo se reconcilian y hacen el amor, y él la propone que se vayan a vivir juntos, pero ella aún no quiere. Por otro lado, Estrella rompe con Santiago porque ella cree que su noviazgo no durará porque la familia de éste se opone a su relación.

Tatiana quiere tener un hijo
Helena desconfía de que Arturo esté estudiando porque los libros los tienes nuevos, además, ella duda que su hijo no tenga ni novias ni amigos. Por otro lado, Tatiana le propone a Enrique que tengan un hijo, pero él no quiere tener otro hijo. Mientras tanto, Elisa le pide disculpas a Mariana por si la hizo algo que a ella la disgustó porque Elisa ni siquiera recuerda que se besó con Arturo y, más tarde, Mariana la pide a Elisa que no la vuelva a buscar porque no volverán a ser amigas, aunque Mariana está dispuesta a perdonar a Arturo.

Victoria se enfrenta a Enrique
Victoria, con ayuda de Jerónimo, Santiago y Fernanda planean tener menos gastos para poder sobrevivir sin el sueldo de Enrique, además, quieren que Victoria abra un negocio. Y, aunque Mariana no acepta la decisión de su madre, Victoria tiene el apoyo de sus otros hijos (Santiago y Paula). Finalmente, Victoria visita a su oficina a Enrique para plantarle cara y decirle que no se va a dejar manipular por él y que seguirá con Jerónimo, aunque él se oponga.

Victoria quiere montar un negocio con sus postres
Camila prepara una fiesta en su casa para conocer a Valeria, la jefa de Jerónimo, ya que ella, Victoria y Helena sospechan que ella podría estar interesada en Jerónimo. Como Camila está empeñada en operarse varias partes de su cuerpo para parecer más joven, cuando ella se hizo los análisis, la encontraron una dolencia en el seno, por eso, Victoria y Helena se preocupan por su amiga. Mientras que, Fernanda va a hablar con su mamá para decirla que se deberá mudar a la casa de Victoria para reducir gastos. Por otro lado, Pancho (el amigo de Arturo) le entrega a Mariana unas drogas que ella le pidió, aunque ella no recuerda nada porque estaba drogada por éste, además, ella le entregó el colgante que su madre le regaló (que era una herencia familiar), como pago de estas drogas. Por su parte, Gerardo le confiesa a su amigo Enrique que está casi seguro que Jerónimo ama realmente a Victoria, porque está junto a ella, a pesar de que él la deje sin dinero. Aunque Jerónimo se tiene que quedar en su oficina con Valeria para preparar el programa que alargarán una hora más; él telefonea a Victoria para pedirla que esté toda la noche haciendo postres, ya que él cree que montando un negocio de postres, podría ganar su amada bastante dinero para sostener a su familia. A pesar de que no quiere despedir a Carlota; Victoria tiene que avisarla de que vaya buscando un nuevo trabajo porque no podrá seguir pagándola.

Santiago se reconcilia con Estrella
Santiago le va a cantar una serenata a Estrella para decirla que la ama y, poco después, ambos se van juntos y tienen que hacer el amor en el coche de él porque no tienen dinero para pagar el hotel. Por su parte, Victoria se queda casi toda la noche preparando postres para que Jerónimo se los lleve a la emisora de radio y se los vende a sus compañeros de trabajo y resulta ser un éxito. Después de salir a bailar, Enrique y Tatiana pasan una noche fugaz, aunque él se tiene que tomar viagra para poder funcionar en la cama, mientras que Tatiana quiere quedarse embarazada. Al día siguiente, Enrique le pide a su hija Paula que le ayude a entender que Victoria está cometiendo un error al estar con Jerónimo, pero ella no le apoya porque cree que Jerónimo está realmente enamorado de su madre. Además, Paula no recibe el apartamento de su padre porque Sebastián no quiere recibir regalos de nadie y quiere salir adelante solo.

Carlota se asocia con Victoria
Cuando Camila va a ver al doctor de Victoria porque tiene un problema en el seno; Camila se da cuenta que el Doctor Bernardo Solís es el padre de Francisco, al que ella rechazó en una cena. Y, como el Doctor Solís no sabe si ella puede tener algo grave en el seno, él la manda que se haga una mamografía, por lo que ella se enfada porque quiere operarse rápidamente los senos. Como Carlota no se quiere separar de Victoria; ella le propone que sean socias en el nuevo negocio de repostería que quiere abrir, arriesgándose a que todo las salga bien para tener ganancias. Por otro lado, Memé se siente muy deprimida porque tendrá que vender su casa y muchas de sus cosas e irse a vivir con Victoria. Mientras tanto, Helena le dice a Victoria que cree que sus hijos (Arturo y Mariana) se han estado frecuentando a escondidas y que sospecha que su hijo la está ocultando cosas.

El negocio de Victoria es un éxito
Henry (el amigo informático de Jerónimo) se muda a la casa de Doña Tea, ya que él la alquiló para estar más cerca de su amigo. Entre sueños, Mariana se siente muy mal cuando comienza a recordar que ella se acostó con Pancho (el amigo de Arturo). Por otro lado, el negocio de los postres de Victoria están dando muy buen resultado y Jerónimo vende cada día más en la emisora de radio a sus compañeros de trabajo. Mientras, Enrique quiere aparentar ser más joven y, por eso, él quiere comprarse un coche deportivo.

Valeria quiere separar a Jerónimo de Victoria
Jerónimo le confiesa a Valeria que está pensando en pedirle matrimonio a Victoria y, por esto, a Valeria se le escapa más de una lágrima porque se dio cuenta de que perdió al hombre de su vida, pero Valeria no está dispuesta a renunciar a Jerónimo y quiere mantenerle alejado de Victoria, por eso, ella quiere irse de viaje con él, con la excusa de que son asuntos de trabajo y, para eso, ella la pide ayuda a su amiga Tatiana. Por su parte, Victoria está muy preocupada porque ve a su hija Mariana muy triste, por eso, le pide a Paula que intente hablar con ella para animarla. Cuando Camila va a entregarle al Doctor Bernardo Solís las mamografías; él la pide que se haga una biopsia (una extracción de una muestra del seno para examinarla) porque él sospecha que esa bolita que ella tiene en el seno podría ser peligrosa. Por otra parte, Santiago cada vez se siente más atraído por Estrella y, aunque intentan hacer el amor, ellos no pueden porque no tienen donde encontrarse a solas. Más tarde, Victoria, con la ayuda de Camila, Helena y Fernanda, realizan una fiesta con sus amigas en la casa de Helena para darlas a probar los postres, ya que algunas de ellas podrían ayudar a Victoria porque sus maridos están relacionados con la repostería.