Camila no soporta cumplir años


Esta escena nos presenta a Victoria y sus amigas en una de sus frecuentes reuniones, donde se pueden dar cuenta viendo las dos fotos a Victoria Rufo con dos camisas diferentes, ya que la escena se grabó en dos días hasta que lograron su propósito. En la escena, Victoria y Helena comentan sobre el cumpleaños número 47 de Camila, pero es algo que no deben decir en su presencia.

Después, Camila aparece y se sienta cómoda en la mesa, luce muy bien y no acepta el número de años que lleva en la tierra. Prefiere comentarles a sus amigas sobre sus escapadas con un masajista, por supuesto mucho más joven que ella. Además, Camila rechaza el vino que le ofrecen sus amigas, el no beber es parte del secreto de mantenerse joven.

Las tres amigas y confidentes se disponen a comer y, en este momento, hace su entrada el ex marido de Camila con su nueva familia. Camila no puede evitar el desagrado y resignación que le produce ver a su ex marido con los hijos que no le pudo dar y una mujer más joven que ella. Para completar el ex se acerca a la mesa y le recuerda el cumpleaños con la edad prohibida: ¡47 años!