Arturo Peniche


Arturo Peniche nació el 17 de mayo de 1962, en Iztapalapa (México), una delegación humilde de la capital mexicana en la que comienzan en algunos hogares a gestarse profesionales que trabajan buscando un mejor lugar. Tiene dos hermanas y un hermano, tres integrantes de la familia son actores, Alejandra, Flavio y Arturo.

El actor mexicano hizo su debut al lado de Juliancito Bravo, a la edad de seis años. Su sencillez y amabilidad no han cambiado. Está casado con Gaby desde hace 20 años, con la cual lleva una feliz relación y tienen dos hijos. Es un hombre alegre y con la picardía propia del mexicano, Arturo Peniche rompió con el mito de que un actor es frívolo o vacío.

Ha sacado un disco de baladas llamado ‘Mi amor anda libre’, ha hecho cine y teatro, donde hizo desnudos en dos obras teatrales a la edad de 21 años; pero él se ha hecho un actor reconocido en telenovelas como en ‘La Indomable’ (1987), ‘Valeria y Maximiliano’ (1991), ‘María Mercedes’ (1992), ‘La Usurpadora’ (1998) ‘La Intrusa’ (2001), ‘Corazones al límite’ (2004), ‘Contra viento y marea’ (2005), ‘Alborada’ (2005/06), ‘Zorro: La Espada y La Rosa’ (2007) y su más reciente éxito en ‘Victoria’ (2007/08).

En la telenovela ‘Victoria’, Arturo Peniche da vida a Enrique Mendoza, un abogado exitoso quien ha sido parte de procesos legales de suma importancia en los últimos años. Es de estatus socio-económico alto e, igual que Victoria (Victoria Rufo), educado dentro de cánones tradicionales, en los que el marido es quien provee para la familia y la esposa es quien se ocupa de la casa. Con sus hijos tiene una relación distante, aunque con Paula (Geraldine Bazán), la mayor quien también estudia Derecho, es más cálido ya que admira su inteligencia y se siente orgulloso de ella. Sin embargo, no ve a Paula como una mujer, sino como el hijo varón que siempre hubiera querido tener. Al comenzar la historia lleva una relación adúltera por más de un año con Tatiana (Andrea López), una mujer casi treinta años más joven que él, abogada también, en quien encontró aparte de juventud, una mujer con quien realmente siente que puede hablar al mismo nivel intelectual, a diferencia de su esposa.


-Ahora podemos ver su trabajo en la telenovela ‘Victoria’, donde interpreta a Enrique Mendoza, un hombre que se siente atraído por dos mujeres, ¿alguna vez le pasó algo así en la vida real?
Con la mano al pecho te digo que no. La verdad, no niego que alguna vez he mirado a otra mujer, como hombre valoro la belleza femenina, pero tener relaciones con otra dentro del matrimonio no veo la necesidad. Por suerte, con mi esposa, con la que llevo muchos años de feliz compañía, hemos encontrado el equilibrio para llevar una buena relación. Ella no se mete en mis cosas y viceversa, así somos felices.

-¿Cómo hace para que su matrimonio se mantenga sin problemas con el agitado trabajo que realiza?
Para que no ocurra la infidelidad en una relación de pareja tiene que haber mucho diálogo, eso es básico. He trabajado en todas partes del mundo y siempre con mi familia hemos planeado dónde vernos. Si no hay voluntad entre las partes, hace mucho tiempo me hubiera separado.

-¿Se considera un galán maduro?
Eso no me corresponde decirlo, se lo dejo a la gente. Lo de “maduro” por suerte rindo muy bien con mi pareja en la cama, no necesito viagra, de repente mi personaje sí (risas). Al margen de las bromas lo que me fascina es que el público apoye tu carrera y valore tu trabajo, que como muchas otras profesiones no es fácil.

-¿Cómo te sentiste al trabajar en Colombia?
Me sentí muy a gusto, como en mi casa. Es un país hermoso y la productora, la mejor. Cuando me llamaron para participar en ‘El Zorro’ yo acababa de terminar de grabar ‘Alborada’ y estaba descansando en la finca que tengo en México. Me mostraron el material, negociamos, cogí mis cosas y me vine para acá.

-Al estar en otro país, ¿Gabriela, tu mujer, y Khiabet y Brandon, tus hijos, estuvieron en Colombia a tu lado?
No, y es la primera vez que estuve solo. Mis hijos tenían que estudiar y mi mujer se quedó con ellos, pero solían venir a verme.

-¿Qué planes tienes tras haber acabado las grabaciones de la telenovela ‘Victoria’?
Deseo tomar unas vacaciones al lado de mi familia y debo decir que me encuentro sumamente satisfecho con el reconocimiento a mi trabajo, porque aunque no soy un actor sudamericano, se me tiene en un buen concepto en esta parte del mundo. También estoy escribiendo una obra de teatro que quiero mostrar y buscaré los mecanismos para hacerla. Nunca estoy del todo tranquilo.