Parte VI

Natalia y Adrián,
dos almas gemelas

Natalia visita a Inés a la cárcel
Aunque se llevan muy mal; Mónica y la madre del ex marido de Rosie van a visitar al hijo de Rosie, aunque ésta las echa de su casa cuando ellas empiezan a insultar a Saúl. Mientras que, Natalia convence a su hija Gloria a que se vaya a vivir de nuevo con ellos a su casa. Por otro lado, Elena se encuentra con su madre Raquel en el supermercado y, aunque intenta retenerla, Elena se vuelve a escapar porque ella no quiere estar interna en otro psiquiátrico. En la cárcel; Inés conquista a Tina (la celadora) y se acaba convirtiendo en su consentida y la deja sola en una celda, como ella quiere, ya que a Inés la da igual estarse acostando con mujeres, con tal de conseguir sus propósitos. Más tarde, Natalia visita a Inés, que la vuelve a decir que Alfredo tiene el video del asesinato de Manuel.

Elena secuestra a su hija Denisse
Elena le inyecta un tranquilizante a su hija Dense y la secuestra, con el propósito de retener a su lado a Adrián y matar a Natalia. Y Elena llama por teléfono a Adrián y a Natalia para exigirlos que se separen, si quieren volver a ver a Denisse. En la cárcel, Tina sigue su romance junto a Inés, y Tina amenaza a Dora con meterla en una celda de aislamiento, si se mete de nuevo con Inés. Mientras que, Karen comienza una relación sentimental junto a Javier (el padre de Elsa y abogado de Natalia), aunque a Elsa no le guste que su padre esté con ella. Por otro lado, Ágata, que planea fugarse y vengarse de Luis después de salir del hospital, recibe una llamada telefónica de Inés, que la amenaza con mandarla a ella también a la cárcel por inculparla de un crimen que no cometió. Al día siguiente, la policía descubre donde se encuentra escondida Elena con Dense y la sorprenden allí mismo.

Luis es secuestrado y entregado a la policía
Cuando la policía encuentra a Elena y a Denisse; ellos logran llevarse a Denisse sin ningún problema, aunque la tienen que internar en el hospital porque está débil desde que su madre la inyectó varios tranquilizantes, pero favorablemente logra salir de allí en seguida. Mientras que, Elena intenta dispararse, pero la pistola no estaba cargada, y la policía lleva nuevamente a Elena a la clínica psiquiátrica y, allí, ella se da cuenta de que se dejo influenciar por el demonio al hacer esas maldades. Por otro lado, el hombre que encontró Ágata encuentra a Luis en Las Bahamas, le secuestran y le acaban llevando hasta West Palm Beach hasta la comisaría y, como es el sospechoso de un asesinato, él es encarcelado. Mientras que, Natalia y Adrián viajan a Las Bahamas para averiguar donde se encuentra Luis.

Natalia se enfrenta a Ágata en el hospital
Cuando Raquel visita en el manicomio a su hija Elena, que está atada a una cama; ella se da cuenta de que su hija está totalmente loca y parece estar poseída por el demonio, además, Elena la dice a su madre que la odia y que no quiere saber nada de ella. Poco después, Denisse visita a su madre, que la pide a su hija que la ayude a morir. Como Dora intenta agredir nuevamente a Inés; Tina encierra a Dora en una celda de aislamiento. Poco después, Inés la confiesa a Tina que tiene guardado bastante dinero en Suiza y que sólo tiene acceso ella a esa cuenta, insinuándola que la saque de allí para compartir su dinero con ella. Cuando Natalia se entera que secuestraron a su hijo para llevarle a la cárcel; Natalia, Adrián y Héctor regresan de inmediato para visitar a la cárcel a Luis y, aunque intentan delatar a Ágata, ella dice no saber nada sobre ese asesinato. Más tarde, Luis le pide a Héctor que contrate a alguien para que mate a su abuela Ágata. En el hospital; Ágata recibe la visita de su hijo Rogelio, que la dice que no seguirá pagándola el cuarto, por lo que tendrán que trasladarla a otro cuarto con varios pacientes. Más tarde, Natalia visita a Ágata, que la agarra por el cuello, exigiéndola que no se vuelva a meter con sus hijos, aunque no puede hacer nada en su contra porque, en ese momento, entra una enfermera.

Rogelio amenaza a su madre con delatarla a la policía
Rogelio aprovecha el dinero que se apropió de su madre y, aunque le da alojamiento a su padre Marcelo en su casa, él se burla de su padre, poniéndolo a trabajar como jardinero. Sorprendentemente, Rogelio quiere ayudar a su hijo Luis a salir de la cárcel, acusando a su madre Ágata de todos los crímenes que ha cometido, y le exige a su madre que haga que saquen de la cárcel a Luis o, de lo contrario, entregaría el video del asesinato de Manuel. Además, Ágata está desesperada porque la trasladaron a la habitación al lado de una vieja que se hace de vientre encima. Antes de salir del manicomio; Denisse se siente muy mal cuando su madre la dice que es una mala hija porque fue concebida por venganza. Por otra parte, Javier(ayudando a Natalia) va a hablar con Ricky a la cárcel para pedirle que ayude a Luis para que no le hagan daño allí cuando le trasladen.

Ágata está acorralada
Finalmente, Alfredo le confiesa a su padre (Adrián) que él tiene el video en el que se demuestra que Ágata asesinó a Manuel, e inmediatamente, Adrián y Natalia entregan el video a la inspectora Godoy. Mientras que, Luis es trasladado a la cárcel con los demás reclusos y, allí, e encuentra con Ricky y otro hombre que le ayudarán para que nadie se meta con él. Por otro lado, la madre de Héctor le confiesa a su hijo que ella tiene un cáncer, pero están intentando curarla. En la cárcel de mujeres; Inés sigue insistiéndole a Tina para que la ayude a escapar de la cárcel.

Luis es puesto en libertad
En cuanto entregan el video del asesinato de Manuel; Ágata es detenida y, como tiene que estar en el hospital porque sigue recuperándose del disparo que recibió de Elena, la internan en una habitación, donde es vigilada por la policía hasta que se recupere y la lleven a la cárcel. Más tarde, Luis es puesto en libertad, después de que detuviesen al hombre que le secuestró, mandado por Ágata, y que confesó que él le hizo las fotos trucadas para que pareciesen que mataba a ese hombre. En la clínica mental; Elena le pide a su madre Raquel que la ayude a morir. Por otra parte, Mónica se enfada con Karen cuando se entera que Karen comenzó una relación sentimental con Javier, el abogado de Natalia. Por otra parte, el hombre que secuestró a Luis es arrestado y confiesa que él fue pagado por Ágata para hacer eso. Mientras que Rogelio visita a su madre al hospital, al que no quiere ni ver por haberla delatado (aunque él no fue); Marcelo le vende los muebles de mansión Mercenario a unos hombres y, poco después, Marcelo se escapa al aeropuerto, sin despedirse de su hijo Rogelio. Poco después, Ágata le pide a su abogado Solovich que la ayude a creer a todos que ella murió para poder escapar, injiriendo una brebaje que la haría parecer como muerta.

Rogelio no quiere perder a su madre
Después de emborracharse; Rogelio llega a su casa y, cuando ve que su casa está sin muebles, él está seguro de que su padre Marcelo vendió todos los muebles y, acto seguido, Rogelio denuncia a su padre. Cuando Inés descubre que Ágata irá a la cárcel; Inés se confabula con Tina para darla un recibimiento como el suyo a Doña Ágata. Por otro lado, Alfredo visita a su madre a la clínica de reposo y ella le echa y le rechaza, por estar con Natalia, además, ella cree que su hijo se acuesta con Natalia y Gloria al mismo tiempo. Cuando Luis sale de la cárcel; él se reconcilia con su hermana Gloria porque se dio cuanto de que ella cambió. Más tarde, Rogelio no quiere perder a su madre, que siempre lo ha tenido consentido y, por eso, visita a Natalia y la pide ayuda para que no permita que Ágata sea encarcelada, pero Natalia no le hace caso, además, le dice que hará lo posible para que sentencien a muerte a Doña Ágata.

Ágata es encarcelada
Entre tantas tristezas; Natalia se da cuenta de que está embarazada después de sufrir un desmayo; y Adrián, que está feliz, lleva a su amada Natalia al velero, donde viven un momento apasionado. Rogelio está desesperado porque no está a su lado su madre y nadie puede ayudarle, por eso, él se refugio como siempre en el alcohol. Mientras que, Mónica sigue intentando comenzar una relación sentimental con el abogado de Natalia (Javier), aunque él está interesado en Karen (la hermana de Inés, y madre de Charlie). Cuando Rogelio visita a su madre en el hospital; Ágata le propone a su hijo que mate a Natalia, Gloria y Luis; pero él se opone a convertirse en un asesino. Sin saber que Luis está grabando la conversación; Luis consigue que Ágata diga que ella fue quien mató a Manuel. A los pocos días, Ágata, que ya está recuperada del balazo que recibió de Elena, es internada en la cárcel y Tina (la celadora) está preparada para hacerla la vida imposible, ya que así se lo pidió Inés.

Natalia y Adrián se casan
Natalia y Adrián se casan en un jardín, rodeados de sus seres queridos, que les desean toda la felicidad del mundo y, poco después, Adrián y Natalia se van de luna de miel a Nueva York. En la clínica de reposo; Raquel se da cuenta de que su hija Elena está cada día más loca, ya que comenzó a olvidar algunas cosas, aunque sigue guardando mucho odio hacia Natalia, además de seguir obsesionada por Adrián, pero parece hacerse la loca porque Elena está guardando todas las pastillas que la dan. Mientras, en la cárcel, Ágata comienza a recibir maltratos de la reclusas, como cuando ella se enfrenta a Dora, y ésta la da un puñetazo a Doña Ágata por desafiarla, además, ella la deja durmiendo a Ágata en el suelo de la celda. Y cuando Ágata e Inés se encuentran en la cárcel; Inés la dice que la va a hacer la vida imposible en la cárcel hasta que llegue el día de su ejecución. Además, Inés la recibe a Doña Ágata con un baño de agua fría.

Ágata es humillada por las reclusas
Rosie le confiesa a Saúl que está esperando un hijo suyo, aunque Mónica no soporta que su hija le vaya a dar un hijo a Saúl. En la cárcel, Ricky recibió la visita de su esposa Elsa, que precisamente se casaron para estar a solas y hacer el amor. Mientras tanto, Mónica (convencida por Gloria) se disculpa con Javier y Karen por haber celado a Javier. Por otro lado, Rogelio visita a su madre a la cárcel y, allí, él se da cuenta de que Inés y las demás reclusas están maltratando a su madre, además, ella se pone furiosa cuando su hijo la dice que tiene que vender la mansión. Mientras que, Inés llama desde la cárcel a Alfredo y le pide que la visite porque ella le ama, pero él no quiere nada de ella. Más tarde, Ágata la amenaza a Inés con matarla en la cárcel por todo lo que la está haciendo allí. Tras visitar a la madre de Héctor, que ya está recuperada después de operarse para extraerla el cáncer; Luis se encuentra en el club de polo a su padre Rogelio, que le dice que se alegra de su que su abuela Ágata esté sufriendo en la cárcel, ya que es lo único que se merece. Más tarde, Ágata es arrastrada por lo pelos, por Tina (la celadora), cuando Ágata se opone a limpiar, y la lleva a una celda de aislamiento, sin darla nada de comer. En la clínica de reposo; Elena arremete a una enfermera y logra escaparse de allí, vistiéndose con el traje de enfermera...

Elena se escapa de la clínica psiquiátrica
Elena consigue escaparse de la clínica psiquiátrica, golpeando a una enfermera y vistiéndose con su ropa y, después, le quita el coche a una mujer que pasaba por la calle. Y Elena va a la mansión Mercenario, donde se encuentra a Rogelio, que vuelve a estar borracho, al que le pide dinero y ropa. Más tarde, Elena consigue colarse en el coche de su hijo Alfredo y, mientras Alfredo y Gloria hacen el amor en su cuarto, Elena logra entrar a su antigua casa por el garaje y entra en la habitación de Natalia. Por otro lado, Jenny no acepta que Héctor sea gay y que la haya traicionado, ya que ahora él volvió con Luis, y le dice que se olvide del hijo que ella está esperando. Y cuando Natalia y Adrián regresan de su luna de miel; Natalia entra en su cuarto y, sin saberlo, Elena la espera con un cuchillo escondida debajo de la cama...

Ágata apuñala a Inés
Como Dora (una reclusa) detesta a Inés por haberla arrebatado el puesto que ocupa con Tina; Dora le entrega un objeto punzante a Ágata para que mate a Inés y, así, lo hace, aunque Inés logra sobrevivir de esa puñalada que la dio en el estómago. Y, aunque Inés y Tina sospechan que Dora fue quien la dio el picahielos a Ágata; ellas niegan eso.

Elena muere, después de secuestrar a Natalia
Elena hace que Natalia y Adrián se tomen agua con una droga para que se duerman, sin que ellos se enteren, y Elena amordaza a Natalia y se la lleva en el coche de su hijo Alfredo, al que consigue quitarle las llaves, mientras ella duerme. Y Elena huye con Natalia en el coche, mientras la policía persigue a la esquizofrénica de Elena. Y cuando se da cuenta de que no tiene escapatoria; Elena se arroja con el coche al mar, con Natalia Y, aunque favorablemente Adrián logra salvar a Natalia; Elena muere del impacto, por lo que su madre Raquel y sus hijos están muy apenados por la terrible muerte de ésta.

Rogelio muere encima del caballo de su hijo
Todos acuden al entierro de Elena, incluso Adrián y Natalia, que van a acompañar a Alfredo y Denisse. Cuando el abogado Solovich visita a Ágata para decirla que no va a seguirla representando porque no le está pagando; Ágata le obliga a defenderla en el juicio, ya que le amenaza con atestiguar en contra de él por todas las fechorías que ha cometido junto a ella. Después de emborracharse; Rogelio se monta en el caballo de su hijo Luis y, después de imaginarse que está jugando a polo, él muere de cirrosis por no cuidarse debidamente y tomar tanto alcohol. Y, poco después, Luis encuentra muerte a su padre, encima de su caballo. Mientras que, Natalia y Adrián visitan su futura gran casa, que compraron recientemente. Más tarde, Doña Ágata llama por teléfono a Natalia para burlarse de ella y amenazarla, pero Natalia no la hace caso y la responde que hará todo lo posible para que la encierren por todos sus crímenes. Acto seguido, Solovich le comunica a Ágata que encontraron muerto en el club de polo a su hijo Rogelio.

Ágata e Inés son sentenciadas
Ágata llora desconsolada en su celda, después de enterarse de la muerte de su hijo Rogelio, a la única persona que quería. Aunque Natalia le guarda resentimiento a Rogelio por haberla maltratado durante sus años de casada con él; Natalia le paga el entierro de Rogelio, a pesar de que sólo acude Gloria y Luis a la despedida de su padre. Sin ninguna piedad por la muerte de Rogelio, Inés se mete en la celda de Ágata, con la ayuda de Tina, y manda a una reclusa a que le dé una gran paliza a Ágata. Al día siguiente, como venganza; Ágata se declara culpable de la muerte de Manuel, aunque ella dice que Inés la ayudó a matarle, para después inculpar a Natalia del crimen. Pasadas unas semanas; empiezan los juicios en contra de Ágata e Inés, y ambas son sentenciadas a cadena perpetua, aunque Natalia apela la sentencia de Ágata y es condenada a pena de muerte. Después de varios meses, tras mudarse a su nueva casa; Natalia rompe aguas y tiene un hermoso niño.

Natalia se despierta de un mal sueño
Todos celebran en el hospital el nacimiento del hijo de Natalia y Adrián y, allí, también anuncian que Karen está esperando un hijo de Javier. Y la alocada de Mónica consiguió un novio más joven que ella, que verdaderamente la quiera. Y Amanda (la madre de Alejandro, el primer marido de Rosie) se quitó todos los dientes, poniéndose otros totalmente bien puestos para que Mónica no la siga llamando “La Tiburonaza”. Mientras que, Ricky ya consiguió salir de la cárcel, y Elsa está embarazada de varios meses. Por la noche, Luis y Héctor, que vuelven a vivir juntos en su apartamento, reciben la visita de los padres de Héctor, que finalmente aceptaron su relación. Dos semanas después, llega el día de la ejecución de Doña Ágata, y Natalia va a ver su ejecución y, poco después; Ágata, que se arregla para el evento y se sigue burlando de Natalia, muere en la silla eléctrica, aunque antes le deseó la muerte a Natalia y a todos sus seres queridos. Entre tanto, Inés convence a Tina (la celadora) para que se escapen lejos y, después de disfrazar a Inés de hombre, Tina puede escaparse con ella de la cárcel, pero después Inés la dice que no la gustan las mujeres y, por eso, Inés apuñala a Tina. Más tarde, Inés va hasta la nueva casa de Natalia y la dispara. Pero todo resulta ser un mal sueño. Y Natalia se despierta en el hospital de un coma profundo en el que estuvo dos años, recordando que cuando se quería separar de Rogelio; Ágata golpeó su caballo para que se cayera y, aunque Natalia se da cuenta de que sigue viviendo una realidad aterrante: casada con un hombre maltratador y alcohólico y que sigue teniendo a su suegra que la tratará de volver a matar, pero ella quiere enseñar a su hija Gloria a quererla y a olvidarse de la mala influencia de Ágata y quiere enseñar a Luis a que pueda vivir con libertad. Además, Natalia se dio cuenta de que su doctor es su amado Adrián, que la confiesa que ella ha sido su confidente durante los dos años que ha estado en el hospital, y él ayuda a Natalia a recuperarse del todo. Mientras que, Inés sigue fingiendo ser amiga de Natalia, aunque se acueste con Rogelio y le pide que deben de deshacerse de Natalia. Y, en esa realidad, también existe la alocada de Elena, que sigue siendo informada por Nidia (la secretaria del Doctor Adrián), y Elena sigue obsesionada con Adrián. Al final, Natalia y Adrián comienzan una nueva relación y ahora, ella se ha convertido en una mujer fuerte, invencible, que no dejará que Ágata, Inés o Elena la hagan nuevamente daño, que está segura que no volverá a pagar por pecados ajenos y vivirá felizmente al lado de su amado Adrián y de sus seres queridos y esta historia finaliza con un beso apasionado de Adrián y Natalia, dos almas gemelas que han sido unidas por el destino. FIN.