La falsa caída de Ágata del caballo


La secuencia de la caída que Ágata fingió para escapar del polígrafo, requirió de un montaje digno de las grandes producciones de cine.

A Lupita Ferrer le encantan los caballos y estaba muy emocionada por esta escena. Se utilizó un doble profesional especialista en caballos, el cuál ha participado en muchas películas de Hollywood. El caballo que se utilizó está entrenado para trabajar en televisión y cine. Con tan sólo una señal de su entrenador, el equino se alzaba en dos patas.

Para proteger la seguridad de la villana, se utilizó un doble de Lupita en la toma en que se cae del caballo. Un dato curioso del double stunt es que era un hombre disfrazado de Ágata. Mientras que, la actriz estaba ensayando el momento de la caída.

Los planos de Lupita sobre el caballo se hicieron con la actriz montada en una rampa y con una cámara en contrapicado. Y Lupita simuló los movimientos del caballo y pareció perfectamente que estaba sobre el animal. Quedó muy real. En el set se tomaron medidas estrictas de seguridad, ya que los caballos pueden asustarse ante sonidos, luces y cualquier movimiento extraño para ellos. Pero, al final, la escena quedó de maravilla y con todos los requerimientos del guión, con la malvada Ágata saliéndose con la suya.