Carlos Camacho


Carlos Humberto Camacho, su verdadero nombre, nació el 9 de junio de 1971, en Colombia, se le conoce por haber trabajado en proyectos como: ‘Guajira’ (1996), ‘Destino de mujer’ (1997), ‘Prisioneros del amor’ (1997), ‘Alicia en el país de las mercancías’ (2000), ‘Angélica pecado’ (2000) y sus dos últimos personajes en ‘La Viuda de Blanco’ (2006/07) y ‘Pecados Ajenos’ (2007/08).

Modesto y con una sensibilidad a flor de piel, este actor colombiano tiene muy poco que ver con el papel que interpreta en ‘Pecados Ajenos’. Y es que Carlos Camacho, aunque se declara un rendido admirador de la mujer, está muy lejos de mostrar la prepotencia y vanidad que le caracteriza en la pequeña pantalla. Además, él también canta al mismo tiempo que hace sus papeles actorales.

Carlos Camacho dio vida a Saúl Farrera en la telenovela ‘Pecados Ajenos’, que era un hombre atractivo, con aires de conquistador, simpático y en apariencia poco complicado, aunque en el fondo era un tanto inseguro emocionalmente, y tiene pavor al matrimonio. Él era el mejor amigo de Adrián (Mauricio Islas), y trabajaba en la misma empresa. Un hombre confiable y seguro de sí mismo. Admiraba a Adrián, al que veía como a un hermano, por lo que trataba de ayudarlo a salir adelante en sus conflictos matrimoniales. Soltero empedernido, el corazón de Saúl, a pesar de sacarle bastantes años en adelante, fue conquistado por Mónica (Alicia Plaza), de quien se enamoró, pero después le roba el corazón Rosie (la hija de Mónica).

-Recientemente te vimos en ‘La Viuda de Blanco’, interpretando al Doctor Dimas, ¿qué representó esa telenovela en tu carrera?
En primer lugar me ha dado la posibilidad de ser conocido en otros países y, además, ha sido un auténtico honor para mí poder participar en una historia escrita por Julio Jiménez, al que admiro mucho.

-¿Cuánto tiempo llevas dedicándote a la interpretación?
Desde niño. Con ocho años empecé a hacer teatro y con 13 hice mi primer papel en televisión. Desde entonces no he dejado de trabajar.

-¿Has encontrado algún punto en común entre Dimas o Saúl y tú?
Lo único que comparto con él es su energía y su buen humor. A ambos nos gusta hacer que la gente que está a nuestro lado lo pase bien.

-¿Y en cuestión de mujeres?
Ahí sí que no nos parecemos en nada. En primer lugar, para que una mujer le guste a Dimas o a Saúl debe cumplir ciertos requisitos, mientras que para mí todas son bonitas. Tampoco me identifico en la prepotencia que muestran a la hora de conquistar a las mujeres, ni en lo pedantes que son.

-¿A qué armas de seducción recurre Carlos Camacho?
Bueno, yo llevo tres años felizmente casado y hace tiempo que no me dedico a ello, pero creo que a una mujer hay que sorprenderla para que se fije en ti. Y eso es algo realmente difícil, porque son muy perspicaces y siempre van por delante.

-¿Y qué debe tener una mujer para que te fijes tú en ella?
Lo primero que busco es que me dé paz y lo segundo, que sea alegre. Por supuesto, también es muy importante sentirme apoyado y saber que, si un día me resbalo, ella estará ahí para empujarme hacia delante.

-¿Qué te hace perder el interés en una mujer?
Que huela mal y luego, aunque es secundario, si la falta de sentido del humor.

-Tú ya has salido con varias actrices, como Sonya Smith y Silvia de Dios, ¿tu esposa también lo es?
No, ella es publicista.

-¿Cómo os conocisteis?
Asistió a un concierto que di en Nebraska y nos presentaron.

-Así que también cantas...
Sí, prácticamente empecé a cantar al mismo tiempo que a estudiar teatro. Con 15 años ya actuaba en bares con un grupo de músicos.

-¿Qué tipo de música interpretas?
Soy un bolerista apasionado.

-¿Has grabado algún disco?
Sí, tengo dos. El último fue la banda sonora de una telenovela que protagonicé en el año 1998, ‘El Amor es Más Fuerte’. Desde entonces me he dedicado más a la actuación, pero ahora he vuelto a interesarme por la música y he empezado a trabajar con Julio Reyes, un compositor colombiano que vive en Miami.

-¿Cuál es tu mejor virtud y tu peor defecto?
Mi mejor virtud es la constancia. Y mi mayor defecto es que soy demasiado perfeccionista.

-El actor suele ser nómada, ¿tú has vivido en muchos países?
La mayor parte de mi vida la he pasado en Colombia, pero también he vivido en Venezuela e Italia y, desde hace cuatro años, en Estados Unidos.

-¿Qué sueles hacer cuando tienes tiempo libre?
Cada vez me gusta más la literatura. Últimamente he leído varios libros del autor colombiano Santiago Gamboa, pero también siento predilección por otro compatriota, Gabriel García Márquez.

-¿Ya has probado suerte en el cine?
Sí. Precisamente, hace unos meses se estrenó en Estados Unidos una película en la que he trabajado con América Ferrara (‘Ugly Betty’), que se titula ‘Hacia la oscuridad’ .

-En este momento, ¿cuál es tu mayor sueño a nivel profesional?
Me encantaría hacer teatro en Nueva York y cine en España.